"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

16 jun. 2014

Las estacas por Jorge Zabalza

 
Jorge Zabalza 

- “El otro aspecto a estudiar es la desideologización de la sociedad. Nuestra idea es que el pueblo se apropie de determinados  instrumentos para profundizar la democracia y eso no se da. ¿Qué pasa si mañana las elecciones no son obligatorias?”. (Daniel Marsiglia –PCU-, entrevistado por Víctor Abelando en “Brecha”, 

06/06).

El gobierno es el promotor  político del agronegocio, el modelo productivo que obedece a intereses corporativos trasnacionales, cuyas consecuencias son tanto la expansión del uso de agrotóxicos y transgénicos como la concentración y extranjerización de la propiedad de nuestras tierras. Es responsable de regalar cada año 1.800 millones de dólares en exoneraciones fiscales a las grandes empresas y de los privilegios otorgados a esos enclaves extranjeros llamados “zonas francas”. Responsable de un modelo que para reproducirse debe mantener una profunda brecha social (el 1° que se apropia de ingresos mayores que los del 50 %) y a ochocientos mil trabajadores ganando menos de la cuarta parte de la canasta familiar. Todo induce a creer que se integraron a las filas del capitalismo y adoptaron sus ideas, la ideología de la clase dominante, encubriéndola con  la simbología del movimiento revolucionario de los ´60. Para ganar las elecciones en el 2004 renunciaron a todo y, una vez instalados en el gobierno, cada mañana sorprenden con una nueva renuncia….  ¿cuáles son entonces esos instrumentos de los que debe apropiarse el pueblo?

Si para estrechar vínculos con el aparato policíaco militar, el gobierno desempeña el rol de operador político del pacto de silencio que protege a los criminales de lesa humanidad y silencia también las torturas a adolescentes en los hogares del INAU y la violencia policial en los barrios. Si la fuerza política de gobierno consiente peligrosas relaciones político-militares con los EEUU (que pronto se harán más íntimas) y las fantochadas de Mujica con la embajadora yanqui en el quincho de Varela. Si aprueba el envío de tropas uruguayas a ocupar el territorio de los pueblos haitiano y congoleño, convirtiendo a a las fuerzas armadas en mercenarios de las corporaciones y del Pentágono. Si el gobierno permite el ingreso de tropas SEALs para instruir a las nuestras en tácticas terroristas y adjudica el 10% del presupuesto a  armar, fortalecer y desarrollar el aparato que amenaza a la sociedad desde los cuarteles y las comisarías. Si el aparato represivo municipal se ensaña con los clasificadores de residuos urbanos, los vendedores ambulantes, los limpiavidrios de los semáforos, los que venden tortas fritas y panchos, los que duermen en la calle y los que venden en los ómnibus… ¿cómo impedir que la gente sea proclive a incorporar los sentimientos y las ideas más reaccionarias?, ¿cuál es el mensaje ideológico que está recibiendo el pueblo trabajador?

Como los cuatro candidatos a presidente postulan el mismo modelo de producción y las mismas políticas macroeconómicas, es muy difícil distinguir la “derecha neta” de la derecha frenteamplista. Por supuesto, para diferenciarlas queda el recurso de recordar el 2002, pero el ejercicio de memoria no puede ir mucho más allá, hacia los tiempos fundacionales del Frente Amplio, porque quedarían en evidencia las incoherencias e incongruencias del presente con el pasado. Compadezco a quienes intentan sostener en el marxismo su apoyo a Tabaré Vázquez, pues resulta muy difícil convencer de que desarrollando el capitalismo se puede avanzar hacia el socialismo, los malabarismos dialécticos sólo aumentan la decepción y el escepticismo. Es una trampa atroz.

En la medida que se evita criticar pública y abiertamente al capitalismo, las fuerzas de la alienación carecen de contendores que las rebatan y, en consecuencia, la oscuridad gana cada día terreno en el campo de la consciencia popular. El desideologizado es el Frente Amplio que, en primera instancia, enajena militantes en el electoralismo y, paso seguido, se intenta estupidizar a la gente diciéndoles por ejemplo que están arribando al nivel de desarrollo del primer mundo. La abstención y el voto en blanco, el fenómeno principal de las primarias, son el producto de más de una década de versos engañosos. Una forma de resistir el engaño, de decir “déjense de joder con esos versos”.  Compañeros, estáis recogiendo las tempestades que provocaron los vientos que vosotros sembrasteis. ¿De qué os quejáis entonces?

Mirado en perspectiva, la desideologización del Frente y el desengaño de la gente, representa un tremendo retroceso del movimiento popular que pretendía transitar hacia el socialismo. Probablemente se ahonde aún más la desmovilización de las grandes mayorías. Hay que recordar las expectativas y el fervor de 1990, cuando se ganó al gobierno municipal en ancas del proyecto que trasladaba poder hacia los vecinos montevideanos (Documento 6 del Frente Amplio). Hoy parecen tan distantes esa primera frustración y ese primer engaño… pero luego de un proceso de 25 años puede inferirse que Tabaré Vázquez conduce al Frente Amplio hacia el mismo destino que tuvo la socialdemocracia española con Felipe González y Rodríguez Zapatero. 

Algún día tendrá que asumir su responsabilidad en la domesticación de la izquierda y del movimiento popular. La responsabilidad de abrir espacios al fascismo, ¡nada más ni nada menos!
No todo está perdido, sin embargo. El 9 de mayo la Asamblea Nacional Permanente puso un pueblo en la calle y el 20 de mayo, como todos los años, hizo lo mismo Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos. Sus movilizaciones rechazan de plano el modelo y sus consecuencias sociales. Son estacas de pura ideología anti-sistema clavadas en la punta izquierda de los movimientos sociales. Sus miembros votan a diferentes listas y candidatos, pero su acción apunta a una sociedad sin oprimidos y sin explotados. Son dignos herederos de las luchas sociales de los ´60 y los ´70, una forma de acumulación en ideas y sentimientos anticapitalistas, en consciencia de la realidad y prácticas de participación política…es un rumbo totalmente opuesto al emprendido por el frenteamplismo, el del movimiento social altamente ideologizado, capaz de confrontar con gobiernos y Estado. Una esperanza para quienes llevamos medio siglo sin perderla.
--> Leer más...

15 jun. 2014

Rodolfo Walsh: El periodismo de la dignidad

Natalia Vinelli
 
Revista Sudestada de colección nº. 10, Buenos Aires, 2014.
 
Cuando comencé la investigación sobre la Agencia de Noticias Clandestina ANCLA la figura de Rodolfo Walsh todavía resultaba incómoda para el progresismo. Un intelectual de esa estatura, militante de la organización Montoneros, que había resistido armado su secuestro y que había llegado muerto a la ESMA no encajaba en la construcción “políticamente correcta” del periodista comprometido, valiente héroe individual, acaso un poco ingenuo y demócrata por sobre todas las cosas.

Tampoco se ajustaba al molde una agencia de noticias que, además de denunciar las violaciones a los derechos humanos en plena dictadura y el vaciamiento económico del país, funcionaba como herramienta de contrainteligencia. Porque la función central de ANCLA, según numerosos testimonios de quienes participaron en su factura, apuntaba a generar discordia entre las fuerzas armadas, los grupos económicos y los sectores de la Iglesia que hacían la vista gorda al genocidio y bendecían a los represores. (Ver recuadro.)

Pero Walsh era montonero. Y no sólo eso. Era oficial segundo en el área de informaciones e inteligencia de esa organización, a la que se había sumado a los 46 años. Por lo tanto cada una de las tareas que impulsaba eran orgánicas, debatidas “hacia arriba” y “hacia abajo” en la medida de las posibilidades del contexto, y eran conocidas por los distintos niveles de la organización en la que militó hasta su desaparición. Y esta pertenencia quemaba(seguía quemando, tantos años después).

Durante los años de la transición democrática, cuando su obra fue reeditada, Walsh solía representarse como escritor y periodista comprometido con las causas populares, etiqueta que evitaba incursionar en los terrenos más disruptivos de su acción política. Sin embargo basta leer sus papeles personales para advertir la enorme lucha consigo mismo para llegar a ser un militante revolucionario, y los efectos inmediatos que esta opción tuvo sobre su producción literaria, cuando el periodismo comenzó a aparecer como “el arma más adecuada” para la etapa.

“Es posible que, al fin, me convierta en un revolucionario. Pero eso tiene un comienzo muy poco noble, casi grosero. Es fácil trazar el proyecto de un arte agitativo, virulento, sin concesiones. Pero es duro llevarlo a cabo.Exige una capacidad de trabajo que todavía no poseo”, reflexiona a fines de los años 60, cuando su participación en la CGT de los Argentinos comenzaba a marcar una bisagra en las formas de su militancia política.

Más tarde la operación fue hacer de los documentos de debate con la conducción de Montoneros una ruptura política e ideológica, en una lectura sesgada que dejaba de lado los planteos del propio Walsh acerca de sus críticas, realizadas desde adentro: “Situarlas por escrito –apunta- no debe entenderse como una forma de cuestionamiento, sino de diálogo interno”. Pese a esto se le “arreglaba” la historia, se le corregía la biografía y se la hacía menos molesta: “Periodista -como él mismo había escrito para Jorge Ricardo Masetti-, sabía cómo se construyen renombres y se tejen olvidos. Guerrillero,pudo presumir que si era derrotado el enemigo sería el dueño momentáneo de su historia”.

Lo que se dejaba de lado era el progreso del propio Walsh, en el tránsito de un ejercicio de los derechos ciudadanos, reclamando justicia desde una moral individual contra el “poder arbitrario” (que se resume muy bien en el cuento elegido por Walsh para la antología publicada por Pirí Lugones en 1967,“La cólera de un particular”), hacia un Walsh revolucionario que sacudía sus“ataduras mentales” en la lucha misma. Esta elección ponía en aprietos (y sigue haciéndolo) una lectura de los 70 que separa a las personas de los proyectos, y las victimiza doblemente: como víctimas del terrorismo de Estado y como víctimas de una conducción enceguecida, perdida en el callejón sin salida del vanguardismo y la soberbia.

Sin embargo Rodolfo Walsh estaba orgulloso de haber llegado a ser un combatiente, fundiéndose y aportando a un proyecto colectivo. Esto no implicaba convertirse en un obsecuente, en un autómata reproductor de la línea gruesa de la organización ni abandonar su capacidad literaria; por el contrario, ponía sus esfuerzos críticos y autocríticos en la construcción de la organización que integraba y en su preocupación permanente por el lugar que el intelectual debía tener en un proceso revolucionario, como dejan ver sus anotaciones personales, que lo muestran en una dimensión más compleja y humana.

La recuperación de Walsh como militante revolucionario e integrante de una organización armada como Montoneros fue asomando de a poco sobre el final de los 90 (diría que todavía hoy es molesta, aunque cantidades de películas, series y libros trabajan la temática, muchas veces de manera edulcorada). Es más, desde nuestra perspectiva el Walsh guerrillero aparece desde abajo y desde la militancia, antes que desde la academia y menos desde las voces “autorizadas” de los opinólogos de la historia reciente.

Hablamos de una reivindicación desde una dimensión colectiva y totalizadora, cuyo reconocimiento paulatino estuvo encuadrado en la resistencia al menemismo, como necesidad e insumo para las nuevas generaciones. Para esto gravitaron fuerte algunos sucesos que marcaron el principio del fin del espejismo neoliberal; por ejemplo -y de manera notable, porque está directamente ligada a la voluntad de quienes se decidieron a brindar testimonio sobre ANCLA para la investigación que estaba realizando-, la masiva marcha porlos 20 años del golpe de Estado de 1976, cuando decenas de miles de personas ganaron la Plaza de Mayo contra las leyes de la impunidad.

Podemos sostener que el para entonces reciente surgimiento de la agrupación HIJOS y la metodología del escrache a las guaridas de los represores, sumada a la acción incesante del resto de los organismos de derechos humanos, empezaba a sacudir el escenario. Y en los medios esto tuvo efectos concretos: comenzó a nombrarse a los genocidas como genocidas y a la dictadura como dictadura, dejando de lado los suavizantes “presidente de facto”y “gobierno militar”. Una camada de trabajos, memorias e investigaciones comenzaron a circular, facilitando la difusión de lecturas menos maniqueas que,aunque sin superarlo del todo, apuntaban y desarmaban la paralizante y derechista Teoría de los Dos Demonios.

Para esa época comenzaba a surgir también el “cine piquetero”, un cine que nacía de las luchas de los amplios sectores desplazados por las privatizaciones, el saqueo y la extranjerización de la economía. Impactaba la crudeza de Diablo, familia y propiedad, del Grupo de CineInsurgente, una de las películas que mejor representan la resistencia al neoliberalismo. Estableciendo una relación de continuidad entre la dictadura militar, las complicidades civiles y el proyecto menemista, el largometraje narra los crímenes en el Ingenio Ledesma, en Jujuy, una de las provincias más castigadas por la crisis y territorio de las primeras puebladas.

En una entrevista a su director, Fernando Krichmar, me decía que ya estaban “podridos de los filmes de explotación del tema de los derechos humanos que terminan en una cosa llorosa, bajoneante, y que contrabandean o laTeoría de los Dos Demonios o el derrotismo. Queríamos hacer una película que terminara para arriba, no generando falsas ilusiones pero dejando en claro que la única forma de cambiar esto es con la lucha”.

La investigación sobre la agencia clandestina ANCLA está en sintonía con este planteo. Siento que ese encuentro, que suponía perspectivas similares de reivindicación de los proyectos revolucionarios de los 70 como proyección hacia las construcciones militantes actuales, nos acompañó y colaboró con cantidad de intentos político culturales posteriores. Desde la participación en las jornadas del 19 y 20 de diciembre hasta la formación deArgentina Arde; desde los cortes de ruta con los movimientos piqueteros en elGran Buenos Aires de los 90 hasta las asociaciones de documentalistas que van de ADOC a la actual DOCA, y la fundación de Barricada TV, el canal 5 de Almagro que levantamos en una fábrica recuperada, la metalúrgica IMPA, en el centro porteño.

En esa misma línea podemos decir que ANCLA y Walsh mantienen en la actualidad un lugar importante para quienes pensamos el problema del poder popular, y dentro de esto el papel que cumple la comunicación en el proceso de transformación social. Porque Walsh y su obra siguen siendo objeto de tironeos:la recuperación kirchnerista suaviza sus aportes, domestica el ejercicio de la crítica, lo hace menos disruptivo. Así el “periodismo militante” se vuelve una mueca de lo que fue.

Los materiales de Walsh (todos: las investigaciones periodísticas,sus cuentos, los artículos en diarios y revistas, su trabajo en Prensa Latina,el Semanario CGT-A, Noticias, ANCLA, CadenaInformativa; sus notas personales, las entrevistas) muestran una atención clara sobre el tema de la verdad. Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que no le interesaba una práctica periodística para editorializar, o solamente de propaganda, y mucho menos obsecuente. En cambio, se observa en su trayectoria una preocupación constante por chequear la información, por diversificar las fuentes, por hurgar en el detalle construyendo un discurso periodístico de contrainformación capaz de ser apropiado por las clases y grupos populares, y serles útiles en el camino de la emancipación.

En este sentido se vuelve urgente otra recuperación de la figura de Walsh, que escape a la facilidad de la canonización y a la superficialidad simplista para devolverle todo lo que tiene de incomodidad, haciendo eje en las contradicciones. No debemos pasar por alto que todo el proceso que vivió –desde la decisión de escuchar al “fusilado que vive” en un bar de La Plata en lugar de seguir con su partida de ajedrez, hasta la opción por impulsar herramientas de comunicación dentro de la inteligencia montonera que aportaran a horadar la unicidad de las fuerzas represivas durante la última dictadura militar-,implicó un fuerte debate con las formas culturales de la burguesía, y con su propio habitus de clase.

Carlos Aznárez, quien militó con él en ANCLA junto con un grupo de montoneros, ubica las enseñanzas de Walsh en los medios alternativos y populares actuales, en la contrainformación que él mismo ejerce desde el periódico que dirige, Resumen Latinoamericano. En una entrevista realizada por el poeta Vicente Zito Lema en la Universidad de los Trabajadores,en IMPA, como parte del programa Épocas realizado en co-producción entre Barricada TV y Canal 4 Darío y Maxi, Aznárez afirma que “todavía tenemos mucho que hacer en este campo (…). (Héctor) Magnetto, (Sergio) Spolsky tienen todos los recursos económicos, pero están atados ambos a un mismo discurso único. Frente a ciertos temas dicen prácticamente lo mismo”.

“Nosotros no tenemos recursos -continúa-, tenemos mucho entusiasmo, pasión para hacer lo que estamos haciendo. Y no nos encuadramos dentro de una sola lectura: somos autocríticos cuando hay que serlo, y también somos muy críticos con respecto al sistema permanentemente”. En este periodismo, que en la palabra de Zito Lema es el “periodismo de la dignidad, el periodismo que pone en acto la verdad sin miedos”, seguramente nos encontremos con un Rodolfo Walsh mucho más vivo y guerrillero que en un museo.

@NataliaVinelli
@BarricadaTV

La agencia ANCLA

La Agencia de Noticias Clandestina ANCLA, orientada por Rodolfo Walsh en el marco del Departamento de Informaciones e Inteligencia de laSecretaría Militar de Montoneros, fue concebida como una herramienta política ofensiva dentro de la resistencia a la dictadura militar. Para esto se propuso tres objetivos, que respondían a esa coyuntura altamente represiva: “informar a los que informan”, denunciar las violaciones a los derechos humanos y el vaciamiento económico del país y, finalmente pero central en la definición política de la agencia, funcionar como herramienta de acción psicológica contra el poder económico y militar.

Por eso ANCLAse vistió con una aparente autonomía respecto de Montoneros, construyendo una identidad difusa y encuadrándose en un criterio de autonomía táctica y subordinación estratégica que le brindó un importante campo de acción para actuar frente a la coyuntura, pero que a su vez expresaba una decisión orgánica de Montoneros sobre el rol que la misma debía cumplir: dificultar el despliegue inicial de la embestida militar, teniendo en cuenta el feroz bloqueo informativo que se iba a producir.

La agencia venía a representar la necesidad de un medio eficaz no sólo en cuanto a la circulación de información, sino sobre todo en tanto instrumento de contrainteligencia: ANCLA tenía que ser un espacio disimulado en términos de pertenencia política que, a la vez de informar, dirigiera buena parte de sus esfuerzos a actuar dentro del corazón mismo del poder. En este sentido respondía a una línea, pero no se presentaba como un órgano oficialmente partidario.

Para cumplir con esta función de “sembrar la discordia” entre las distintas fracciones de las clases dominantes y fuerzas represivas,ANCLA contaba con un importante bagaje informativo. Por un lado manejaba el archivo periodístico del diario Noticias,y recopilaba y analizaba los informes publicados por la prensa legal; por el otro, cada frente de Montoneros hacía llegar las novedades a través de los canales orgánicos. La información se completaba con los datos arrojados por las interceptaciones a la red de comunicaciones de las fuerzas represivas. Esta actividad se denominaba “escucha”, ya que implicaba escuchar cotidianamente las transmisiones de las redes de las fuerzas de seguridad y desentrañar sus códigos para adelantarse a operativos y secuestros.

A partir del mes de junio de 1976 empezaron a llegar por correo postal cables informativos a los periodistas de los principales diarios del país, a los corresponsales extranjeros, a los miembros de la Iglesia, de las Fuerzas Armadas y de los grupos del poder económico cómplices de la dictadura, llegando a enviarse regularmente cerca de 200 cables con el sello de ANCLA hasta junio de 1977.Para esa fecha culmina su etapa orgánica, tras las caídas (entre ellas la del propio Walsh) y las salidas al exterior, que dificultaron su continuidad. Poco después sus servicios fueron reanudados por un grupo de periodistas encabezados por Horacio Verbitsky, pero fuera de la estructura montonera y con objetivos más acotados. Así se mantuvo funcionando hasta fines de 1978.
--> Leer más...

10 jun. 2014

La otra verdad sobre las lamparas de "bajo consumo" electrico [video]

--> Leer más...

Los Niños de Plomo por Silvana Melo


Por Silvana Melo

Plomo, glifosato, endosulfán, 24-d, mercurio, cianuro. Los asesinos invisibles, arteros, silenciosos. Asintomáticos hasta la conquista total del territorio. No arrinconan a los niños contra las paredes. No les estallan la espalda a balazos. No les quitan de la mesa el alimento que crece hasta en las banquinas. Son como hormigas en las venas, como ríos diminutos en el cerebro, como termitas en los huesos.

El 40 % de las enfermedades de los niños es pariente directo de las alteraciones del medio ambiente. Que, a la vez, son hermanas de la concepción economicista de la naturaleza, puesta al servicio de una generación despiadada de riqueza que nunca –jamás- se distribuye entre aquellos a quienes se enfermó, se cesanteó, se expulsó, se condenó al agua tóxica, al aire envenenado, a la tierra corrompida. Fundamentalmente los niños. Que comen, aspiran y tocan más (en proporción al peso) que los adultos. Que respiran y el plomo compite con el hierro y el calcio y los expulsan; entonces la anemia y la malnutrición festejan la llegada de un invitado estrella a su paciente trabajo de devastación.

Asma, algunos trastornos neurológicos, retrasos madurativos, malformaciones, intoxicaciones y cáncer rondan a los niños que abren las puertas de sus casas al Riachuelo, cloaca de decenas de miles de industrias; que toman el agua por donde se cuelan los lixiviados de cianuro de las mineras áureas; que aspiran por boca, nariz y piel los herbicidas y los insecticidas que matan malezas, bichos y otras vidas para sostener en pie el formidable negocio de los tiempos. Los niños no sólo mueren en esta tierra por enfermedades parientes del hambre y sus hermanas. También mueren por lo que comen y por lo que respiran. Causas escondidas, con mala prensa, ladeadas en una marginalidad de “fundamentalismo ambiental”, calladas por las tortas publicitarias en los medios que suelen convertirse en prensa institucional y descartan el periodismo.



Un estudio que firma el ingeniero Facundo del Gaiso (Auditor General de la Ciudad de Buenos Aires), sobre la base de informes oficiales de hospitales públicos, equipos interdisciplinarios de salud, ACuMaR y la AGCBA entre 2008 y 2014, destaca la evolución en la supervivencia de los niños con cáncer pediátrico en los últimos 30 años. Pero “no se ha progresado en los aspectos preventivos. De hecho, hoy en día se estima que entre el 85% y el 95% de estos cánceres están relacionados con factores de riesgo medioambiental”. Las malformaciones que el médico Juan Carlos Dimaio estudia en Misiones –directamente relacionadas con los agroquímicos- y el cambio en las patologías que observó el doctor Darío Gianfelici -cuando, en 2002, la explosión de la soja solidaria desató en los pueblos rurales de Paraná glándulas mamarias en los niños y menstruación precoz en las niñas-, tampoco generaron políticas preventivas concienzudas: el país vive de la soja. Y su emporio subsidiario es intocable.

Alrededor del Riachuelo trabajan más de 15 mil industrias que durante décadas han arrojado sus residuos en un agua que ya no es agua, sino una pasta semisólida, sin oxígeno, fermentada de gases, metales pesados y desechos cloacales, en contacto directo con miles de familias que siguen sobreviviendo a sus orillas. A pesar de la orden de “sanear” por parte de la Corte Suprema en 2008. Ni se van las industrias ni se relocaliza a las familias. Y pasaron seis años. Los niños nacieron y crecieron respirando plomo y guardándolo en la sangre y en los huesos. Con efectos “potencialmente irreversibles”. Los bajos niveles de plomo “pueden causar daño cerebral silencioso” y “el envenenamiento ligero puede ser asintomático”, asegura el informe.

Hasta los cinco años la vulnerabilidad al plomo es extrema: afecta el desarrollo del cerebro y del sistema neurológico. Son los niños expuestos a la alteración ambiental por la ausencia de vivienda, por jugar en un patio que es relleno de basura, bañado por las lenguas del Riachuelo, vecina su casa de las cañerías que despiden los restos cloacales. “Se cree que los efectos neurológicos y conductuales asociados al plomo son irreversibles”, asegura el estudio de la Auditoría. Son los niños que aprenderán menos, que tendrán un coeficiente intelectual reducido, que comprenderán menos, que no podrán ser médicos ni ingenieros ni actores de teatro ni profesores de matemáticas. Cesanteados sociales de cualquier transformación. Exiliados de la esperanza.

Son los chicos de Lugano y Villa 20: los que tomaron con sus padres las tierras del ex cementerio de autos, ahora “Asentamiento Papa Francisco”. Los que viven con sus padres en casillas edificadas con madera, lona y, con suerte, algún bloque. Los que juegan, con sus padres, en tierras contaminadas por el óxido, el plomo, el manganeso y el asbesto de las pastillas de frenos. Los mismos niños que vivían en la Villa 20 sobre los mismos residuos y con el mismo aire tóxico lastimando los pulmones como una chapa oxidada en la piel. Hace casi diez años se ordenó la remediación de ese suelo. Nunca se hizo. La gente sin casa alza su caparazón de caracol en cualquier parte.

La totalidad de los chicos de Lugano y Villa 20 tienen plomo en sangre. Unos más, otros menos. La mayoría sufre desnutrición, anemias y parasitosis. Los datos aparecen en un estudio del CeSAC N° 18 (del Área Programática del Hospital General de Agudos P. Piñero) en colaboración con el Garraham.

Son los chicos de las villas 21, 24 y 26, que nacen, crecen y se enferman a la orilla del Riachuelo. Un 25% tiene plomo en sangre en una cantidad mucho más alta que el valor de referencia. Aunque nunca el plomo en sangre es inocuo, sino un envenenador silencioso. Que no presenta síntomas agudos, pero va horadando la casita donde se aloja el saber y el pensamiento.

Una exposición al plomo de escasa magnitud pero sostenida en el tiempo genera “alteraciones neuromotoras, pérdida irreversible de la inteligencia, problemas de conducta y bajo rendimiento escolar.” En niveles altos es cancerígeno. El tejido óseo suele darle albergue al 95% del plomo que entra en el cuerpo. La ausencia de nutrientes aumenta la absorción. El plomo es secuaz de la desnutrición y la anemia: sustituye al calcio y al hierro.

Construye jóvenes descalificados para el sistema. Excluidos de cualquier intento de comprender, de soñar sueños colectivos, de transformar y no repetir la historia.

Hijos desheredados de la naturaleza puesta al servicio de la generación de riqueza.

Que nunca –jamás- se distribuye entre aquellos a quienes se enfermó, se cesanteó, se expulsó, se condenó al agua tóxica, al aire envenenado, a la tierra corrompida.
--> Leer más...

9 jun. 2014

Marie Monique Robin: "comemos veneno. El cáncer, la infertilidad y la diabetes son por la comida"



http://www.elconfidencial.com/fotos/noticias_2011/2013061091marie-monique-robin-int.jpg
Marie Monique Robin también es autora de "Nuestro veneno cotidiano" y "El mundo según Monsanto",


“El aumento de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y el cáncer está directamente relacionado con los alimentos que comemos. Las hormonas sintéticas presentes en los fertilizantes y pesticidas que entran en contacto con la comida son muy peligrosas para la salud y no suelen detectarse en los análisis toxicológicos, por lo que se invalida el principio de que la ‘dosis hace el veneno’”. Con esta advertencia a modo de carta de presentación, la galardonada documentalista y periodista Marie-Monique Robin nos introduce en el mundo de la agroindustria, su campo de investigación desde hace más de una década, y sobre el que versa su último ensayo: Las cosechas del futuro. Cómo la agroecología puede alimentar al mundo (Península).

Una obra fruto del análisis comparativo de diversos sistemas de producción alimentaria que, en sintonía con otras anteriores como Nuestro veneno cotidiano y El mundo según Monsanto, cuestiona el mito de que la bajada del precio de los alimentos o de que el fin del hambre en el mundo solo son posibles mediante la producción industrial de alimentos. La principal novedad que aporta la autora gala con este último libro es que existe una alternativa demostrable, “más sobresaliente de lo que creía antes de iniciar la investigación”, y que se llama agroecología.

La transición de la agroindustria a la agroecología todavía es posible, explica Robin, pero aun existiendo la voluntad política necesaria para propiciar los cambios legislativos que la permitan, “llevará muchos años descontaminar las tierras y las aguas subterráneas hasta poder producir alimentos sanos”. Es por ello que urge, en primer lugar, limitar el uso de pesticidas y transgénicos. “España es el país más permisivo de la UE con el cultivo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) y la comercialización de otras sustancias tóxicas, como el bisfenol A que en otros lugares como Francia está prohibido”.

Una permisividad, alerta la autora gala, con unas consecuencias más que visibles: “Las parejas españolas son las que más problemas tienen de infertilidad en toda Europa, al afectar a una de cada cuatro”. Al mismo tiempo, los cánceres de cerebro y la leucemia están creciendo a un ritmo anual del uno al tres por ciento entre los niños, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ponen también de relieve el auge del origen fetal de las enfermedades en la edad adulta (presuntamente por el tipo de alimentación de la gestante). “La propia Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ya se está dando cuenta de estas consecuencias y reconociendo las deficiencias del principio toxicológico de que 'la dosis hace el veneno’ debido a las indetectables hormonas sintéticas, como demuestra la mayoría de literatura científica sobre esta cuestión”, apunta Robin.

El cenit del petróleo lo será también de la comida barata

Tradicionalmente se ha relacionado el bajo coste de los alimentos con los monocultivos, el uso de pesticidas y fertilizantes para reducir las plagas, así como otras técnicas modernas de producción a gran escala. Sin embargo, Robin afirma que “los precios de los alimentos que compramos en el supermercado son completamente falsos porque no incluyen los costes directos ni los indirectos”.

Los gastos derivados del tratamiento de las aguas contaminadas, del pago de las tasas por los gases de efecto invernadero, de las subvenciones (para el gasóleo, para exportar o directamente de la Política Agraria Común de la UE), así como de los sistemas públicos de salud, por el aumento de enfermos crónicos, son algunos de los costes asociados a la agroindustria que no se incluyen el precio de origen. “Si sumamos todos estos costes a los productos en origen, su precio subiría y serían más caros que los ecológicos”. Además, añade Robin, más de la mitad del precio está engordado por los intermediarios y finalistas.

Una realidad de la que no estamos muy lejos, según la autora gala, para quien antes o después tendrá que dispararse el precio de la comida, ya sea por el fin de las subvenciones (como se prevé con la PAC), por la creciente especulación bursátil con las materias primas en los mercados de futuro, o por el no menos inminente encarecimiento de los combustibles fósiles como el petróleo y el gas, debido a su cenit.

Los productos químicos utilizados en la agroindustria se elaboran a partir de petróleo y gas, por lo que un aumento en el precio de estos recursos, junto a la escasez de agua, pondría a la agroindustria en la encrucijada. “Esta es la gran debilidad de las industrias alimentarias. Se sustentan sobre un modelo que depende de los combustibles fósiles, y está claro que el precio de éstos será cada vez mayor, por lo que el de los alimentos será parejo. No tiene sentido que la alimentación en el mundo dependa de la producción de petróleo en una región tan convulsa como es Oriente Medio”, lamenta Robin.

Alimentos saludables en un mundo sostenible

Las perniciosas consecuencias para la salud y el medio ambiente de la agricultura industrial, así como la crónica de una muerte anunciada que Robin comenzó a describir antes incluso de que se produjesen las primeras crisis alimentarias en Latinoamérica (relacionadas con los biocarburantes) han llevado a la francesa a recorrerse el mundo en busca de alternativas ecológicas. Después de estudiar diferentes técnicas agroecológicas pudo comprobar que su rendimiento puede ser mayor que con técnicas propias de la agroindustria.La gran debilidad de la agroindustria es que se sustenta sobre un modelo dependiente de los combustibles fósiles

“Muchas veces, cuando hablamos de agroecología pensamos que se trata de volver a las técnicas empleadas por nuestros abuelos. No es así, se trata de prácticas mucho más complejas que dependerán de la zona geográfica donde se desarrollen, del tipo de cultivo o del tipo de tierra”, explica la autora. Sin embargo, Robin sí pudo comprobar que todos ellos coincidían en un principio básico: la complementariedad. “Se trata de un principio común mediante el que se busca complementar la biodiversidad del medio, mediante rotación de cultivos o interfiriendo en los ciclos biológicos de los insectos, para prevenir plagas y aumentar la producción”.

La demanda de productos ecológicos por parte de los consumidores ha aumentado proporcionalmente al deterioro de la cadena alimentaria, “pero la oferta todavía no llega para abastecerlos a todos”, apunta Robin. Para hacerla extensiva a todo el mundo no llega con la concienciación del consumidor, que al fin y al cabo es el que más poder detenta con sus decisiones de compra, sino que se necesitan medidas políticas concretas.

Entre las propuestas más urgentes para facilitar el cambio, la periodista cita “la prohibición de la especulación con alimentos, el fomento de la soberanía alimentaria mediante una férrea protección de los mercados y agricultores locales, y el acortamiento de las cadenas de distribución buscando conexiones directas entre consumidores y productores”. Solo mediante la eliminación de los intermediarios y finalistas, explica la francesa, el precio de los alimentos orgánicos se reduciría hasta en un 90%.

Las bases para posibilitar un cambio de modelo están puestas “desde hace muchos años”, pero de no iniciarse una pronta transición, advierte Robin, “no podremos anticiparnos a las crisis alimentarias que resurgirán en cualquier momento”.
--> Leer más...

Una Liliput en el mundo real: descubren una ciudad antigua de enanos en Irán

Un grupo de arqueólogos descubrieron en la provincia iraní de Jorasán del Sur, los restos de una antigua ciudad enana como la que se describe en la famosa novela 'Los viajes de Gulliver'.

La antigua ciudad, hallada en el actual pueblo de Majunik, habría sido hogar de enanos reales semejantes a los que habitaban en el país de Liliput, de la obra del escritor irlandés Jonathan Swift, informa Press TV.

Según los investigadores, Majunik formaba parte de la antigua civilización Aratta, en la que las personas eran de muy baja estatura y que se desarrolló en el año 6.000 antes de Cristo.

"Los restos de las pequeñas estructuras evidencian que este antiguo pueblo albergaba a personas enanas", señalaron los arqueólogos.

En 2005, en esa misma zona se encontró un pequeño y extraño cuerpo momificado de 25 centímetros, lo que corroboraría las hipótesis de la existencia en el pasado de un Liliput real.

Los estudios forenses no pudieron ayudar a determinar la edad exacta de la momia, pero se estima que en el momento de su muerte habría tenido entre 16 y 17 años.
--> Leer más...

3 jun. 2014

Científicos logran borrar y restaurar la memoria



Investigadores estadounidenses han logrado borrar y reactivar los recuerdos en ratas, alterando profundamente la reacción de los animales a los acontecimientos pasados.



El estudio elaborado por los científicos de la Escuela de Medicina San Diego de la Universidad de California, publicado en la edición en línea de la revista "Nature", es el primero en demostrar la capacidad de eliminar selectivamente una memoria y reactivarla mediante la estimulación de los nervios en el cerebro con una frecuencia capaz de debilitar y fortalecer las conexiones entre las células nerviosas, llamadas 'sinapsis'.

Los científicos estimularon ópticamente un grupo de nervios en el cerebro de una rata que había sido modificado genéticamente para que sean sensibles a la luz, y al mismo tiempo propinaron una descarga eléctrica a las patas del animal. Pronto las ratas aprendieron a asociar el estímulo del nervio óptico con el dolor y empezaron a mostrar conductas de miedo cuando fueron estimulados estos nervios.

Los análisis mostraron cambios químicos dentro de las sinapsis nerviosas estimuladas ópticamente, indicativos de fortalecimiento sináptico.

En la siguiente etapa del experimento, el equipo de investigación demostró la capacidad de debilitar esta circuitería mediante la estimulación de los mismos nervios con una descarga de baja frecuencia de impulsos ópticos, borrador de las memorias. Estas ratas posteriormente ya no respondieron a la estimulación del nervio original con el miedo, lo que sugiere que el recuerdo del dolor había sido borrado.

Los científicos también descubrieron que podían volver a activar la memoria perdida por la reestimulación de los mismos nervios.
--> Leer más...

1 jun. 2014

“LA ANONIMA”, SU PASADO OCULTO


“La Anónima” y su pasado oculto.

Obreros_Patagonia_Rebelde_Identificados
Durante el año 1921 en la Estancia “Anita” Santa Cruz, decenas de peones rurales fueron fusilados y enterrados en este campo propiedad de la familia Braun, accionista principal de los supermercados La Anónima.

Aún en la actualidad se trata de investigar esa historia negra ubicada cerca de 1920, cuando obreros y peones no buscaban más que poder agruparse para salir de la esclavitud, tales eran las condiciones de trabajo entonces.

25052014.2
Convenio para localizar tumbas masivas
El presidente del Archivo Nacional de la Memoria, Horacio Torres Molina, y la rectora de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Eugenia Márquez, firmaron en Río Gallegos un protocolo de investigación, con el fin de realizar estudios prospectivos que permitan localizar enterramientos individuales o colectivos de peones rurales fusilados durante las huelgas de 1921, en cercanías de  las localidades de Gobernador Gregores y Jaramillo en la provincia de Santa Cruz.

Este protocolo para localizar tumbas colectivas de Estancia ‘Anita’, donde los trabajos de investigación ya se iniciaron y continuarán con la incorporación de un radar geofísico, se inscribe en un ambicioso proyecto que apunta a corroborar los datos históricos de los fusilamientos perpetrados por el Ejército Argentino durante las huelgas de trabajadores rurales en Santa Cruz.

En función del documento suscripto el Archivo Nacional de la Memoria se compromete a gestionar el financiamiento de los proyectos de investigación ante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, mientras que la UNPA deberá conformar un equipo interdisciplinario, integrado por historiadores, arqueólogos, geólogos, geógrafos, arquitectos y especialistas en turismo.

Estos equipos interdisciplinarios realizarán el revelamiento geológico, geomorfológico y cartográfico, que permita la generación de cartografía digital y facilite la correlación espacial de las diversas capas temáticas, a fin de delimitar, como producto final, las unidades del paisaje.

Asimismo, está previsto que la UNPA realice un relevamiento arqueológico con el objeto de obtener información y la puesta en valor de los restos recuperados; proponga un circuito turístico basado en los paisajes culturales de la región y elabore un documental audiovisual de divulgación científica para la televisión abierta.

Cabe destacar que durante la firma del convenio el Archivo Nacional de la Memoria entregó a la universidad una copia digitalizada del Expediente 7644/1 del Juzgado Federal de Río Gallegos, que contiene todos los antecedentes  del movimiento obrero y de las huelgas para que sea difundido a través de distintos soportes en establecimientos educativos y en la comunidad en general para contribuir a la memoria histórica de la provincia.

Historia e identidad

Horacio Torres Molina, expresó por el Archivo Nacional de la Memoria, que las Huelgas del 21 constituyen “el emprendimiento más antiguo que ha encarado el Archivo Nacional de la Memoria”  y consideró que “reviste una gran importancia para el Estado Nacional, representado por el Archivo Nacional de la Memoria, contribuir con la UNPA a rescatar la historia de la provincia  de Santa Cruz”.

El Archivo de la Memoria funciona en la ex Escuela de Mecánica de la Armada y tiene por función recopilar antecedentes e investigar todo lo referido a la represión del Estado contra el pueblo argentino.

http://www.unpa.edu.ar/noticia/firman-convenio-para-localizar-tumbas-masivas-de-las-huelgas-del-21-en-jaramillo-y-gregores


“LA ANONIMA”, SU PASADO OCULTO
Por Elsa Pfleiderer

16E

Una frase solitaria en una inmensa pared. Una frase rebelde 
intentando atravesar una larga historia de desmemorias y olvido:

“ASESINOS DEL PASADO, EXPLOTADORES DE HOY”

¿Quiénes se atreven a ensuciar el edificio de “La Anónima” con tal irreverencia?

¿Por qué volver sobre el pasado, anteponerse al camino del progreso?

Son jóvenes en la edad del desprejuicio –los veinte años–; la edad del valor –si las hay– los que ponen en palabras la cuestión sospechada y elípticamente murmurada del dudoso origen de los capitales de esta antigua empresa originaria del sur argentino.

El sujeto de la frase que eligen, sintetiza a secas lo que ha podido conocerse como resultado de un intenso trabajo realizado por Osvaldo Bayer, publicado como “La Patagonia rebelde”. Un sur que muy lejos de ser frío, en los años 20-21, se conmovió intensamente por el movimiento reivindicativo iniciado por los peones rurales, y sobre todo, por la terrible represión militar que le dio fin.

Allí también tenían veinte años algunos jóvenes militares, que fueron obligados a matar a los huelguistas, aleccionados de que se trataba de subversivos y ladrones.

En realidad, obreros y peones no buscaban más que poder agruparse para defender cuestiones de vida y poder salir de la esclavitud, tales eran las condiciones de trabajo entonces.

Mauricio Braun
Un almacén de ramos generales perteneciente a una familia judía que se establece en Punta Arenas, da origen a lo que en 1920 llegan a ser 1.376.160 hectáreas propiedad de una sola familia, los Braun.
 
Esta extensión de tierras difícilmente haya sido superada en el mundo.

Otras de las familias todopoderosas eran la de José Menéndez, –acusado en el libro de Borrero ” La Patagonia Trágica”, de diezmar a los indígenas del sur.

 Como familias los Braun-Menéndez llegaron a ser dueños y señores en el sur.

Fueron dueños de las riquezas de la Patagonia argentina y chilena, ” y ante tanta riqueza… a quiénes iban a responder los pobres empleados nacionales enviados a esas tierras, o los comisarios, los jueces de paz, los gobernadores, etc.”…

Por ironía del destino, Yrigoyen se convierte en verdugo de los movimientos populares, a poco de ser abolida la pena de muerte por el Congreso, la Patagonia es escenario de la más cruel de las matanzas.

El marco histórico es el siguiente: en 1920 la Patagonia está en crisis. Desde el fin de la guerra mundial ha caído el precio de la lana. La monoproducción los hunde. Hambre, desocupación, miseria. El presidente parecía actuar en contra de los intereses de los “dueños de la tierra”. Había implantado aduanas, y había ordenado remensurar los campos, quitándoles tierras de las que se habían apropiado ilegalmente.

Todo el país tiembla ante la suba del dólar. Se culpa al gobierno popular. Los conflictos obreros van en aumento. El sur también se organiza.

Las primeras huelgas se hacen para abolir el castigo corporal al que se somete a los peoncitos por parte de los capataces.

José Menendez
A pesar de la falta de comunicaciones, los obreros argentinos y chilenos tenían una intensa relación de contacto y solidaridad. Ante cada manifestación, la policía reprimía y deportaba a los extranjeros, pero los trabajadores no cedían, y volvían a reorganizarse.

Vale a esta altura detallar algo acerca de la vida de los trabajadores rurales.

Los peones, especialmente en las estancias chicas, dormían en galpones, donde también se guardaban las máquinas. El menú, consistente solamente en carne de capón, es aún corriente en las estancias patagónicas. Era condición del peón ser soltero, lo que contribuyó entre otros factores a la despoblación patagónica.

Los contratos de trabajo –Bayer transcribe el del frigorífico Swift– son esclavizantes. Por eso puede decirse sin temor a equivocarse, que lo que más ha conspirado contra el progreso de la Patagonia, ha sido la falta de humanidad en el trato a los obreros.

El protagonista de la represión, ha sido el comandante Varela. Sin duda muchos otros nombres deberían acompañarlo, pero cuando se recuerda aquella matanza, su nombre es el único que se dice.

A pedido del gobierno nacional, Varela hace una primera expedición, donde resalta que no encuentra más que movilizaciones de reclamo de los trabajadores, que se organizan por sus derechos, y deshecha relatos de bandolerismo contra los patrones por considerarlos exageraciones.

Sin embargo, cuando los petitorios obreros quieren ser implantados a fuerza de huelgas y boicots a los almacenes y hoteles que no respetan los convenios, Mauricio Braun y Alejandro Menéndez Behety viajan a la capital y mueven los hilos para que el ejército ponga fin a estas revueltas que están frenando la esquila.

Varela vuelve con la orden de “cumplir su deber”, implícitamente tiene permiso para establecer un estado de sitio, aunque no conste en ningún papel.

La sangre corre por todas partes. Los obreros son apaleados, fusilados. Algunos que salvan no quieren hablar de lo que vieron. En los “combates”, el “enemigo” no tiene más que unos pocos revólveres y algunos cuchillos. Los partes de los enfrentamientos son equívocos. Pero la tierra queda sembrada de tumbas y fosas comunes.

Cuando se reprimió a los obreros, se dio carta blanca a los grandes hacendados que sí se llevaron las riquezas en bruto al exterior y no hicieron más que para ellos.

Dice Bayer: “Cuando el viento patagónico había borrado ya hasta la última tumba de los fusilados, en 1967, Mauricio Braun fue reverenciado en todas las ciudades del sur de Argentina y de Chile. Se hicieron homenajes a su memoria, a los que concurrieron los empleados con sus mejores trajes, gobernadores, ministros, jefes de policía, jefes de regimiento, subprefectos, obispos, párrocos, familias con sus vestidos de domingo: en todas las sucursales de la Sociedad Anónima se recordó el centenario del nacimiento de Mauricio Braun. Centenares de artículos periodísticos se escribieron en su recordación, y se oficiaron decenas de misas en todo el territorio patagónico en memoria del alma de Mauricio Braun”.

Antonio-Soto-Lois-Perez-Leira-gallego-rebelde-Patagonia_CLAIMA20110629_0144_19FACÓN GRANDE ( José Font )
Las huelgas Patagónicas.

En los años 1921 y 1922 se producen en la Patagonia dos huelgas rurales por reclamos de sociales por las duras condiciones de trabajo de los trabajadores rurales.

En la primera de ellas son violentamente reprimidos por la policía y por la “Liga patriótica”, civiles armados por los estancieros de la Sociedad Rural, y el gobierno envía al ejército, que cumpliendo una especie de “función mediadora”, logra un convenio entre las partes. Retirado el ejército la patronal no cumple en absoluto el convenio, lo que desencadena la segunda huelga al año siguiente.

El gobierno envía nuevamente al ejército, que fue recibido por los huelguistas como el “mediador” que “venía a hacer cumplir el convenio del año anterior”, pero esta vez no llegará como “mediador”, sino que desencadena una feroz represión, con el fusilamiento de dirigentes huelguistas y de miles de pobres paisanos, sin juicio ni motivo, inocentes o culpables. Al finalizare la revuelta, el teniente coronel Varela, jefe de la operación militar, fue homenajeado en la Sociedad Rural con una cena, al final de la cual escuchó cantar a los presentes: “he is a really good feller” y “Good save the queen” .

Un gaucho noble, llamado Facón Grande

Arg-histo-FaconGrande1


El noble “Facón Grande”.

En la zona de de Puerto Deseado, los huelguistas había elegido como dirigente a José Font, un gaucho entrerriano, domador, que por esa época se desempañaba en la Patagonia como “carrero”, transportando mercadería por cuenta propia en aquellas inmensas distancias.

Varela
Jose Font no era “un revoltoso”. De gran ascendiente entre la gente humilde por su condición natural “hombre de palabra”, lo llamaban “Facón Grande” por su costumbre de llevar un cuchillo cruzado en su faja.

Cuando Facón Grande reconoce que no tenía enfrente a la policía si no al ejercito, acepta el “arreglo” propuesto por un mediador, y se entrega con toda su gente, sus armas y sus caballadas.

Al entregarse Facón Grande ante el teniente coronel Varela, le extiende la mano presentándose, pero Varela desprecia el saludo y en cambio lo hace apartar y lo llevan a un galpón donde lo golpean y manean con alambre. No iba a permitirse Varlela trato con un “civilacho”.
Facón grande es luego cargado atado a la caja de un camión y llevado a poca distancia es fusilado son más trámite. Para mayor escarmiento y degradación, le quitan la faja para que, al ser fusilado, se le caigan las bombachas que inútilmente trataba de sostener con sus manos atadas, para tapar su vergüenza.
Así muere como tantos otros, uno de nuestros paisanos.
 
En el año 1987 es creado el Colegio Secundario Provincial N° 21 en la localidad de Gobernador Gregores en el centro geográfico de la provincia de Santa Cruz (nuestro querido colegio). Al poco tiempo surge la lógica necesidad de darnos un nombre. Así es como comienzan a darse posibles denominaciones. Como una manera de tener un nombre elegido democráticamente (y para que luego sea verdaderamente representativo) es que se decide votar entre los nombres que circulaban. Quedan como opciones razonables para denominar a un Colegio; los nombres de Laura Vicuña, Bernardo Houssay y José Font.

La votación no se hace esperar y el nombre de Font es elegido con amplitud y alegría por la mayoría de los jóvenes de Gobernador Gregores. De ahí en mas siguió el trámite formal del acuerdo de las autoridades educativas provinciales … y hasta ahora ha sido y serán un nombre y un colegio respetados.

dsc_00351Frecuentemente los hechos relacionados con las huelgas patagónicas son motivo de estudio entre los chicos y chicas que concurren al Colegio Secundario Provincial N° 21 “José Font”.


JOSÉ FONT, “FACÓN GRANDE”
Por Osvaldo Bayer, Página/12  9/10/93)

José Font era un hombre de buen pasar económico: era el dueño de una tropa de carros laneros que transportaban los fardos de lana de las estancias desde la precordillera a puerto Deseado y a San Julián. 

Sin embargo, su único lujo era un facón que llevaba cruzado en la espalda.

patag_cruzCuando algunos peones rurales se presentaron frente a Facón Grande para que los representara sindicalmente, el gaucho no dudó un minuto en hacerlo: en ese momento, Yrigoyen ya había mandado a l Teniente Coronel Varela a reprimir a los revolucionarios patagónicos, y Gran Bretaña también había amenazado con enviar buques desde las Islas Malvinas para defender las propiedades de los estancieros.

Varela había recibido la información de que la columna de Facón Grande acampaba en Tehuelches, y allí le ordena a sus soldados una descarga cerrada contra ellos, aunque el gaucho los enfrenta y hace que las tropas se retiren rápidamente hacia Jaramillo. En esa hecho mueren tres huelguistas y un soldado.

Varela, entonces, hace atraer a Facón grande hacia Jaramillo con la propuesta de negociar las condiciones de la huelga. Cuando se encuentra, el militar ordena su detención. Facón Grande siempre le reprochó a Varela su falta de hombría por la forma en que lo detuvieron.

patag_livertaTiempo después, en 1921, Facón Grande es llevado junto a un grupo de compañeros a un cañadón de la estancia y allí son fusilados. Ese lugar es recordado con el nombre “cañadón de la muerte.” Por su parte, Varela envía un comunicado diciendo que Facón Grande fue muerto en combate, y sus pertenencias fueron dadas en administración al Estado, aunque a algunos administradores, “se les pierden” algunas cosas.

Años después, dos chatas de Facón quedaron abandonadas en el camino y sirvieron para la orientación de viajeros. Junto a ellas, el herrero Kuney levantó una herrería, y ese lugar será el pueblo de “Cañadón León”, aunque oficialmente lleva el nombre de un militar de la Década Infame: Gobernador Gregores.

Buscando huellas en la ruta patagónica (Por Mariano Blejman)

Con 80 años recién cumplidos Osvaldo Bayer volvió a los sitios de los fusilamientos del ’21.

El escritor recorrió Comodoro Rivadavia, Jaramillo, Piedra Buena, Río Gallegos, Calafate y San Julián.

“A los caídos por la liverta”, decía la única cruz que quedaba en una fosa común patagónica donde se enterró a un centenar de obreros patagónicos fusilados en 1921, durante el gobierno de Hipólito Yrigoyen por el teniente coronel Varela, con la anuencia de los estancieros británicos. El escritor y periodista Osvaldo Bayer encontró esa cruz hace ya tres décadas, pero sigue recordando la frase cada vez que puede como esas marcas indelebles de la historia que, al fin y al cabo, terminaría convirtiéndose en su propia cruz (mal que le pese a este hombre agnóstico).

En noviembre de 2006, Bayer recorrió Comodoro Rivadavia, Jaramillo, Piedra Buena, Río Gallegos, Calafate y San Julián; y visitó –junto al doctor Suárez Samper, médico y estanciero, que ayudó a Bayer con su investigación– los archivos gráficos, sonoros y de imagen, tanto públicos como privados, relatando para la cámara su versión en los escenarios donde sucedieron los hechos.

Y entonces aprovecha la ocasión para entrevistar a Federico Braun, descendiente de la familia Braun Menéndez, actual dueño de La Anónima Exportadora e Importadora del Sur y de Estancia la Anita.

http://www.masternews.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=1496:la-estancia-del-dueno-de-la-anonima-sera-sitio-nacional-de-la-memoria-por-el-fusilamiento-de-1921-&catid=22:nacionales&Itemid=70

entrada-a-estancia-anitaLa estancia La Anita se encuentra en el kilómetro 28 de la ruta provincial 15, que conduce desde el pueblo de El Calafate hasta el glaciar Perito Moreno, en el departamento de Lago Argentino.

Es uno de los establecimientos rurales más grandes de la provincia de Santa Cruz, con más de 74.000 hectáreas, dedicado desde sus comienzos a la cría de ovejas y explotación lanera.

p24242387-3En 1921, en las estancias de Braun Menéndez Behetty, en Santa Cruz, en los frigoríficos ingleses y norteamericanos, y en los hoteles de Río Gallegos, un grupo de anarquistas de origen europeo encabezó una serie de reclamos -salario de cien pesos, botiquín con instrucciones en español, un paquete de velas mensual y otras pequeñeces- de acuerdo con un convenio firmado un año antes con el teniente coronel Héctor Benigno Varela.

patatragica_estancialaanitaEn diciembre de 1921, el mismo alto oficial vuelve encabezando el Regimiento 10° de Caballería, con la orden del presidente Hipólito Yrigoyen de terminar con el conflicto, y decide fusilar a la peonada por huelguista.
Yrigoyen



--> Leer más...

¿Cuando llegara el socialismo? por Mauricio Redoles (video)

--> Leer más...

Ex director de la CIA "Matamos a gente basándonos en metadatos"


Como muestra el siguiente vídeo, Hayden hizo estos comentarios durante una conferencia celebrada en la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.).

En el encuentro, David Cole, profesor de derecho en la Universidad de Georgetown, detalló qué tipo de información puede obtener el Gobierno de EE.UU. mediante la recopilación de metadatos y reveló que puede conocer a quién llama una persona, cuándo realiza esta sus llamadas o la duración de las mismas.

Aunque los defensores de las prácticas de la NSA a menudo aseguran que recoger metadatos es aceptable siempre y cuando no se recopile el contenido de la llamada, Cole sostuvo, tanto en el debate como en un artículo publicado sobre el mismo, que no debería de ser así. Es más, citó al exconsejero general de la NSA, Stewart Baker, que el año pasado declaró que los metadatos pueden revelar gran cantidad de detalles sobre la vida de un individuo, lo cual es, según el exdirector de la CIA, "absolutamente cierto".
--> Leer más...

Las invasiones bárbaras: el peronismo según Cortázar (I)

Martes, 20 Mayo 2014 06:00
Añadir leyenda
 
En el año del centenario del nacimiento del “Cronopio”, Marcha comienza un  repaso por su obra, su pensamiento político y sus historias de vida.  En esta entrega, Cortázar y el movimiento de masas. 
Cuando publicó su primer libro de cuentos, en 1951, el escritor Julio Cortázar tenía 37 años. “Bestiario es el libro de un hombre que no problematiza más allá de la literatura. Sus relatos son estructuras cerradas”, dirá años más tarde el autor de Rayuela

Si bien un tiempo antes, en 1938 -y bajo el pseudónimo de Julio Denis- ya había publicado un libro de poemas (Presencia) y habían salido a la luz, con su firma, algunos cuentos en revistas, Bestiario es el verdadero punto de partida del recorrido literario de Cortázar.

Salido a las calles en medio de una década teñida por un ambiente político (el del peronismo), que había llegado para cuestionar las jerarquías establecidas y desquiciar la realidad, Cortázar no será ajeno al sentimiento de desamparo que sienten gran parte de los escritores e intelectuales argentinos frente al avance de las masas plebeyas. “Turba ensombrecida”; “hordas analfabetas”; “furia indígena encolerizada”; “instintiva salvaje” fueron algunos de los calificativos con los que, en 1946, Enrique M. Mosca -candidato a vicepresidente por la Unión Democrática- se refirió a los “cabecitas negras” que apoyaron a Juan Domingo Perón en las elecciones presidenciales de ese año. Un poco más lúcido, aunque no menos antiperonista, Ezequiel Martínez Estrada plasmará en un legendario pasaje de ¿Qué es esto? una caracterización que da cuenta de esa distancia entre masas e intelectuales. Dirá Estrada que Perón no les había revelado el pueblo a los escritores sino a “una zona del pueblo” que, efectivamente, les resultaba “extraña y extranjera”. “El 17 de octubre volcó a las calles un sedimento social que nadie había reconocido. Parecía una invasión de gente de otro país hablando otro idioma, vistiendo trajes exóticos, y sin embargo, eran nuestros hermanos”, remata el autor de Radiografía de la pampa en el texto recientemente mencionado.

Las invasiones bárbaras de octubre del 45 marcaron la subjetividad de estos actores culturales, más allá -o más acá- de cuanto, ellos mismos, pudieran procesarlo.

Si bien Cortázar había participado de la lucha política contra el peronismo, durante los años 1944-1945, cuando Perón asumió la presidencia de la Nación, más que incorporarse a las filas de quienes enfrentaban el nuevo régimen, prefirió -como él mismo reconoció años más tarde- renunciar a sus cátedras, antes de verse obligado a “sacarse el saco”, como le había pasado a “tantos colegas que optaron por seguir en sus puestos”.

Tal vez por eso, entre 1946 y 1951, más allá de un breve paso por la Universidad Nacional de Cuyo, Cortázar trabajará en la Cámara del Libro y estudiará (y se recibirá) como Traductor Público Nacional. Trabajaba entonces 4 horas por día y le “sobraba el tiempo para escribir”. Si bien la Argentina peronista lo irritaba y se ligó entonces a escritores marcadamente antiperonistas (que tenían a Jorge Luis Borges como emblema), eligió más un camino de soledad individual que de oposición colectiva. Tal vez por eso en los años 70 dirá que entonces era un “burguesito ciego a todo lo que pasaba más allá de la esfera estética” y caracterizará su desempeño literario durante los ´50 de la siguiente manera: “cuando escribí mis primeros cuentos era un joven liberal antiperonista, bastante exquisito, totalmente alejado del destino de América Latina, incluso de mi propio pueblo”.

Son los años en los que colabora con la revista Sur (acérrima opositora al régimen) y la época en la que parece ser que los libros de literatura extranjera (sobre todo inglesa y francesa, y en menor medida alemana, italiana y norteamericana), la música y el cine colman toda su existencia. Según recordará Cortázar, esos fueron años -para los escritores de su generación- en los que soñaban con ir a Europa, y tal vez por eso ni siquiera se leían entre pares, sino que concentraban sus lecturas en autores de otros países -incluso en otros idiomas-. La sensación de que Buenos Aires era como una inmensa cárcel los llevó a “darle la espalda ala Argentina”.

“Cortázar es el primero en percibir y construir el peronismo como lo otro por antonomasia; su mirada no intenta inscribir el peronismo en discursos previos, sino construir un discurso a partir de la irrupción del peronismo como lo refractario a la comprensión del entendimiento y a la simbolización del lenguaje”, escribirá Carlos Gamerro en “Julio Cortázar, inventor del peronismo” (Descamisados, gorilas y contreras. El peronismo clásico: 1945-1955). De este modo, el peronismo se presenta como aquello que no puede decirse, a diferencia del antiperonismo más clásico, conservador, para quien el movimiento liderado por Perón es interpretado como un post-rosismo, o una variante local del fascismo.

Tanto “Casa tomada” y “Las puertas del cielo” -dos de los diez cuentos de Bestiario- como el posterior “La banda” -incluido en el libro de 1956, Final de juego- funcionan como un claro ejemplo de ese imaginario del que habla Gamerro.

Según pudo reconstruir uno de sus biógrafos (Mario Goloboff), Cortázar concibe “Casa tomada” mucho antes de que el peronismo emergiera como movimiento. En Julio Cortázar: la biografía, Goloboff sostiene que el autor de El libro de Manuel imagina ese cuento mientras se desempeñaba como profesor en Chivilcoy, es decir, aun antes de trasladarse a Mendoza para ejercer la docencia en la Universidad de Cuyo (donde sí demostró su aversión por el coronel Perón). De hecho, el mismo Cortázar se encargó de expresar, en 1970 (La Quinzaine Littéraire), que las primeras motivaciones del texto estaban más vinculadas a un “territorio onírico” (mundo pesadillesco, podríamos decir) que a uno histórico-social. Declaraciones que no invalidan estas otras, de 1978, cuando afirma: “Yo pertenezco a esa generación de Onetti, de Sábato, de Adolfo Bioy Casares y casi la de Borges; gente que efectivamente leía enormemente la narrativa angloamericana, que leía también enormemente la literatura francesa y que tenía su mente influida por la circunstancia social de su país”. Como sea, el hecho es que Cortázar publica Bestiario en 1951. El mismo año viaja nuevamente a Europa (ya había estado en el viejo continente en 1950), esta vez becado por el gobierno francés para que pasara una estadía en París. Esta experiencia le servirá de contraste con la realidad del país y, de algún modo, marcará el futuro próximo del escritor.
--> Leer más...

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (61) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (35) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (63) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (95) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (16) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.