"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

31 mar. 2014

Vuelo #MH370 Malasyan Airlines. La mayor conspiración negra de las últimas décadas


Gordon Duff, veterano de la marina norteamericana en Vietnam, ha manejado en su sitio, Veterans Today, una interesante hipótesis sobre el destino final del vuelo MH370 de Malasyan Airlines, en la que compromete directamente a la CIA y al gobierno norteamericano -tanto con la desaparición como la destrucción posterior del aparato en una remota e inalcanzable zona, aún no determinada con exactitud-, validando la creencia de que las 239 víctimas poco importaron a la autoridades estadounidenses.
La primera cuestión esencial es que la desaparición de avión ha sido objeto de un manto de silencio, propiciado por varios servicios de inteligencia, interesados en no dar luz pública a tan escabroso asunto. Fue, sin lugar a dudas, una operación negra de la CIA, bien pensada desde antes y que involucró a todo el mundo de inteligencia actual. Algunos servicios estaban interesados en parte de la carga y algunos pasajeros del vuelo, otros se apresuraron a colaborar con la CIA para evitar que estos objetivos cayeran en manos de otras agencias. Fue una batalla de acechanzas y ocultamientos, en la que los hilos del espionaje se movieron con rapidez y precisión.
La aparición de indicios que ubican los restos en zonas remotas e inexpugnables levantan las dudas sobre el paradero de las cajas negras del Boeing 777-200 y si se podrá acceder alguna vez a las mismas. ¿Valdrá la pena obtenerlas alguna vez? Estoy seguro que ya fueron previamente manipuladas y no arrojarán verdad alguna sobre la verdad,
Luego de que se avisara a los familiares de las víctimas sobre la posible caída del avión en una zona remota, se trató de bajar posicionamiento a la manipulación mediática sobre el tema. ¿Buscar resignación en ellos? Tal vez. Esta noticia se apuntaló con las dudas de que los restos fueran encontrados alguna vez y con un rejuego de especulaciones sobre el sitio donde se produjo "el accidente".
Otro hecho que quiso esconderse es que EE UU, quien cuenta con la tecnología capaz de hallar una aguja en un pajar, hecho del que han alardeado desde su declaración de guerra contra terroristas en cualquier lugar de la tierra, más que cooperar con la investigación la han obstaculizado. Ellos cuentan con los medios capaces de manipular un avión desde tierra para redirigir los vuelos, luego del secuestro de los aviones domésticos que condujeron al ataque del 11 de septiembre.  Es por ello que el Boeing  777/200 contaba con  un Fly by Wire, hecho para realizar estas operaciones en caso de emergencia y devolver el avión, incluso sin ayuda del piloto, hasta un lugar predeterminado en tierra.
No cabe dudas de que la prensa mucho ha servido para cubrir ese manto oscuro sobre el MH370 y han sido parte vital de la labor de encubrimiento de lo que realmente ocurrió, jugando maliciosamente con la opinión pública y con los sentimientos de los familiares. Especulación tras especulación, rumores y dudas, han servido con ese propósito.
Lo cierto es que el avión siempre estuvo vigilado y manipulado desde tierra. La vigilancia la realizaron los radares del Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD)  y los sistemas instalados en el propio avión. Por otro lado, como señaló  John Croft, en un artículo  en Flight Global, publicado en  año 2006, "Boeing  recibió una patente de EE.UU. para un sistema que, una vez activado, elimina todos los controles de los pilotos a regresar automáticamente un avión comercial en una ubicación de destino predeterminada."
También desde hace años la CIA encargó a la  Raytheon Corporation, junto a la   Administración Federal de Aviación, la creación del sistema ARES, que les permitía dar seguimiento al vuelo desde tierra y poder ubicarlo en cualquier momento de su ruta con absoluta precisión. No obstante, también el fabricante de los motores para estos aviones implantó en los mismos un dispositivo para emitir señales sobre la posición de las aeronaves. Esto confirma que la labor comunicacional sobre el caso fue falsa y manipulada, a pedido de la CIA y otros servicios de inteligencia comprometidos en el caso.
Las hipótesis manejadas sobre el piloto y su ayudante, especulando desde posible intenciones suicidas hasta una acción terrorista, reclamada por algunos anónimos grupos violentos, así como su posible ruta hacia Pakistán y Afganistán, fueron deliberadas falacias impostadas en la mente inquisidora de las gentes. ¿Para qué esperar tanto tiempo para cometer un acto de suicido? ¿Tiene los grupos terroristas la capacidad para esfumar un avión de tales dimensiones, sin ser localizada su posición con la tecnología actual? Claro que no.

Lo cierto es que el Boeing 777-200 se desvió de su ruta inesperadamente y tuvo la capacidad técnica y disponibilidad de combustible para alcanzar largas distancias. Esto no lo puso en duda nadie, de que el desvío deliberado hacia el Índico sur es un absoluto disparate. El vuelo MH370 fue dirigido hacia otro lugar y se hizo usando la más sofisticada tecnología, junto a la complicidad de varias naciones que se hicieron de la vista gorda, involucradas en una de las mayores historias de conspiraciones negras de la historia. Hasta la propia Rolls Royce, luego de armar aspavientos sobre señales provenientes de los motores, dejó de dar partes al respecto y el MI6 no procuró dar interés a estos avisos.
Las conspiraciones negras son así de tenebrosas. Los doctores Dr. James Fetzer y Dean Hartwell insistieron que el ataque al World Trade Center pasó inadvertido por cuanto existió un manejo deliberado de sus señales de vuelo que los ubicaban siguiendo otras rutas,  mientras los mismos ya habían chocado contra sus objetivos. ¿Pudo Al Qaeda realizar esta diversión de tal magnitud? Evidentemente no y esto confirma la implicación del propio gobierno de EE UU y la inteligencia israelí es este auto ataque.
La hipótesis más consistente evidencia dos momentos decisivos en la ruta del vuelo MH370. El primero fue su traslado enmascarado al atolón de Diego García, donde se cumplió el objetivo de la CIA. Un segundo objetivo fue el envío de avión, igualmente enmascarando su ruta, hacía una zona remota del Índico o hacia la Antártida. La intención era desaparecerlo y no dejar huella alguna, incluyendo la desaparición de algunos de los pasajeros, ya que cuatro de ellos permanecieron secuestrados indefinidamente. 
Otras dos hipótesis que no pueden descartarse son las que evidencian que Israel tuvo que ver de alguna forma en la conspiración, por un lado. De acuerdo con un video transmitido por Dynamic Duo Weekly News, en que intervienen Kevin Barrett y Jim Fetzer, se manejó el interés de Israel de repetir la historia del aciago 11 de septiembre, estrellando el Boeing 777-200 contra algún objetivo situado en Europa y culpar deliberadamente a Irán. 

Lo cierto es que, según Christopher Bollyn, Israel tenía escondido desde noviembre de 2013 un avión réplica del Boeing777-200 de Malasya Airlanes, identificado como  Boeing 777 2H6 (ER) - 28416/155, el cual presumiblemente usaría en un ataque fatal contra objetivos en Europa o en algún país del medio Oriente para culpar a Irán. La otra hipótesis es que el avión cargado de armas biológicas podría ser usado como falsa bandera para propiciar una ataque contra Ucrania, buscando culpar a Rusia. Este plan fue denunciado por Anonymus Ukraine y puso al descubierto el interés de EE UU y otros países de la OTAN para buscar un pretexto para atacar al gobierno de Putin.


Percy Francisco Alvarado Godoy
http://percy-francisco.blogspot.com