"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

20 jul. 2013

Miami quiere encarcelar a personas sin techo por comer y dormir en la calle


  
 RT


El abismo entre ricos y pobres salta a la vista en Miami, en cuyas calles duermen centenares de personas sin techo. Debido a los precios desorbitados de las viviendas, muchas familias humildes no pueden permitirse ni el hogar más sencillo. Por si esto fuera poco, la ciudad se está planteando encarcelar a estas personas por realizar ciertas actividades en público.

Sarnoff y sus aliados de la comisión han contratado a un bufete de abogados para tratar de modificar el acuerdo de 1998, cuando los agentes del orden recibieron instrucciones de no detener a las personas sin hogar que dormían en los bancos de los parques o que comían en las aceras. Ahora lo que propone el presidente de la Comisión de la Ciudad de Miami es revocar este acuerdo y arrestar a cualquier persona que bloquee una acera, prepare comida en un espacio público usando fuego, eche basura a la calle, orine o defeque en público.

Sarnoff sostiene que las personas sin hogar en el centro de este distrito de negocios son “un problema crónico” y que la policía poco puede hacer para castigar a las personas ‘sin techo’ que orinan en la calle o cocina en parques públicos.

“El problema radica en que este remedio es más costoso que los remedios correctos, que las soluciones justas, porque arrestar a un ciudadano en el condado de Miami-Dade le cuesta al contribuyente 3.800 dólares por arresto”, afirma Eladio José Armesto, vicedecano del colegio de periodistas cubano-americanos. Según él, ese dinero podría emplearse mejor en ayudar a estas personas a encontrar empleo.

En el estado de Florida existen fuertes restricciones, al igual que en la localidad de Fort Lauderdale, al norte de Miami, donde está prohibido no solo dar dinero a la gente que lo pide, sino también darles comida.
El presidente de la Comisión de la Ciudad de Miami, Marc Sarnoff, propone encarcelar a las personas sin hogar para que no violen el orden público satisfaciendo sus necesidades básicas en el centro de la urbe.