"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

2 may. 2013

Lo que el agua nos mostró por HIJOS La Plata


En una sociedad donde se nos acostumbró a armarnos de nuestro memorial colectivo a través de los distintos crímenes que (siempre por acción y a veces por omisión) se descargan sobre nuestro pueblo, la desidia que el Estado de clases practica en ese remate de calamidades tiene varios signos distintos. Pero desde las "24 horas por Malvinas" y el "Programa Alimentario Nacional" podemos decir que perdimos la inocencia.

Parte de esa amplia indiferencia la encontramos en el proceso de reapertura de las causas a los genocidas (360 represores condenados en 10 años), pero particularmente en la política oficial de restitución de identidad de hijos de desaparecidos: sólo la quinta parte de los casos denunciados resueltos, condena de algunos apropiadores en ausencia de paradero de varios de los jóvenes apropiados y utilización política del Banco Nacional de Datos Genéticos.

Mientras aún con el agua al cuello y avalado por el ministro Casal, el criminal subsecretario Albarracín leía la lista de personas fallecidas en este crimen social que significaron las inundaciones en La Plata , se mencionó a Lucila Ahumada (se dijo “Lucía”), una de las Abuelas de Plaza de Mayo de nuestra ciudad. La conmoción en medio de la bronca se disparó al cielo. Su nieto Ramón fue parte de HIJOS cuando combatíamos la impunidad del Menemato. Su hijo Daniel Inama, y su nuera, Noemí Macedo (embarazada de 6 meses), eran militantes revolucionarios y fueron secuestrados en noviembre del ‘77 y llevados al CCD “Club Atlético”. La pareja y su bebé están desaparecidos. Ese fue el origen de la búsqueda de Lucila, que concluyó encerrada por la desidia oficial: sin su nieto apropiado y sin escapatoria bajo 1,70 m de Proyecto Nacional.


Pero la desidia oficial golpeó también en uno de los archivos que mayor aporte a la memoria popular y colectiva hizo en nuestra ciudad, el de Chicha Mariani. Allí vimos al declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO convertido en una masa hedionda de legajos de represores, expedientes, biblioratos, material sobre la nieta Clara Anahí, fotografías de Diana y Daniel, grabaciones de los juicios, recortes periodísticos, diarios, revistas y libros.

Ni siquiera los 89 años de edad de Chicha y sus 37 años de una lucha por encontrar a su nieta pudieron doblegarla. Hubo que convencerla para que salga a la terraza porque no quería dejar sus cosas bajo el agua. También llovieron voluntarios del barrio y de las organizaciones de DDH a emprender una tarea titánica. Atrás vinieron los “especialistas” de Archivos y Comisiones de la Memoria , a confirmar una evaluación abierta de lo que se perdió o se salvó, no sólo para Chicha sino para la lucha contra la impunidad en nuestra ciudad. Otra vez la desidia: sin su nieta apropiada y con el trabajo de una vida arruinado.


La práctica de la solidaridad individual con los inundados, combinada con el más rancio punterismo barrial bruerista-camporista y la presencia de Gendarmería y Ejército que nos propone el Estado, desnuda su propia improvisación en el tema. Y si alguno se subió a la lancha del oportunismo para salvar su pequeña conciencia, o seleccionó y embaló las culpas oficiales para blanquearlas en la fosa común de la caridad, deberá entender que jamás se podrá indultar nuestro olvido de este crimen social.

HIJOS LA PLATA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (61) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (35) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (63) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (95) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (16) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.