"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

21 abr. 2013

Las huellas de la CIA en las elecciones de Venezuela

Flora Tristán -(publicado en ISLAmia)
 
Nicolás Maduro, el presidente electo por el sufragio realizado el 14 de abril en Venezuela, ha anunciado que en su país “está en marcha un Golpe de Estado”. Por experiencia histórica, ya se sabe sin lugar a dudas, que detrás de cualquier Golpe en América Latina, está la Elite del Poder que dirige al Imperio norteamericano. 
 
La élite maneja como cerebro operador y ejecutor de sus Golpes encubiertos, a la CIA. Esta Agencia emplea todas las opciones paramilitares que le brinda su sección de Servicios Especiales. Veamos la descripción de estos servicios encubiertos que hace Richard Bissell [1] Director de la sección de los Servicios Clandestinos (Clandestine Services) de la CIA, entre 1958-1962: 

Las Operaciones Encubiertas de la CIA se pueden dividir en dos tipos,
1) La recolección de datos de inteligencia, principalmente el espionaje /…/ 
2) Las Acciones Encubiertas [Servicios Clandestinos] destinadas a influir en los asuntos internos de otras naciones -a veces llamadas ‘intervenciones’ por fines encubiertos /…/
En lo que respecta a esta segunda categoría, las acciones encubiertas pueden incluir: 
 
1) Consejos políticos y asesoramiento; 
2) Subsidios a un individuo;
3)’Asistencia técnica’ a los partidos políticos; 
4) Apoyo a organizaciones privadas, incluyendo sindicatos laborales, firmas de negocios, cooperativas etc.; 
5) Propaganda encubierta; 
6) Entrenamiento ’privado’ de individuos e intercambio de personas; 
7) Operaciones económicas;
8) Operaciones de acciones paramilitares y (o) políticas, destinadas a tirar abajo, o apoyar un régimen (como la Bahía de Cochinos y los Programas de Laos)/…./ [ii].

Para ayudar a identificar cómo está actuando la CIA en esta ocasión, en las elecciones de Venezuela y el período de “posterior desestabilización”, creo que es de gran utilidad volver a la memoria histórica y comparar algunas circunstancias del momento actual venezolano, con otras similares, ya bien conocidas. Me refiero a la intervención de la Agencia en las elecciones de João Goulart  y el golpe militar de la CIA en Brasil, en los 60; y las dos elecciones de Salvador Allende en Chile en los años 60 y 70; con el posterior golpe de la CIA en ese país en 1973.

A propósito de las elecciones en Venezuela el último 14 de abril, muchas personas se han preguntado cómo es posible, por ejemplo, que el candidato antichavista, H. C. Radonski, obtuviera casi un millón de votos a su favor en un lapso de tres días, cuando las encuestas indicaban una diferencia a favor de N. Maduro que oscilaba entre 10 y 22 puntos porcentuales. Braulio Martínez Zerpa se pregunta, por ejemplo, de “¿Dónde salieron, abruptamente 711.337 votos a favor de Henrique Capriles Radonski?”
 
/…/ Si tomamos en cuenta que el resultado de las encuestas puede variar entre un tres y un cinco por ciento de error, la cantidad de un 4%, que sería la media entre el 3% y el 5%, restados al total de votos que debió obtener Maduro, nos arroja la cifra de 9.589.065 como la cantidad real de votos para Maduro. Ahora bien, si restamos de esa cantidad los 7.575.506 que obtuvo Maduro, vemos que la cantidad de votos escamoteados a Maduro fue de 2.013.559 votos, algo realmente insólito, que debe ser investigado hasta sus últimas consecuencias, sobre todo si tomamos en cuenta que las encuestas constituyen métodos científicos de investigación/…/ [iii].

En otros medios se hizo el llamado de atención sobre una forma especial de llamar a los electores, empleada por Capriles  Radonski , que parece haber sido como “una segunda ola de votantes”. En las horas de la tarde, se presenta un grupo de supuestos seguidores de Capriles que acuden a votar justamente a partir de una hora determinada, en una “ola” que cambiaría la correlación  de votos a su favor. 

Andrea Coa anota la aparición de un  caudal muy particular de votos que se activa entre las 2 y 4 de la tarde del 14 de abril, y se pregunta con razón, ¿Cómo nos robaron tres millones de votos?

A pesar de que las encuestas, que han demostrado ser científicamente exactas, daban ganador a Maduro con una razonable diferencia de votos, habíamos percibido que existía la posibilidad cierta de que el candidato burgués se alzara con el gobierno/…/Fue entre las dos y las cuatro de la tarde del día catorce cuando se cargó en el sistema electoral, o se activó, el elemento que hizo la diferencia, en función de producir un éxito fraudulento de la burguesía, dejando al pueblo/…/ con la boca abierta y el amargo sabor que ya conocemos/…/[iv].

Uno de los métodos empleados por la CIA para cambiar los resultados reales de  las elecciones de Chile y Brasil, fue el bombardear literalmente a los votantes y candidatos con enormes sumas de dinero. Todas estas acciones encubiertas, operadas por su sección de Operaciones Clandestinas, ya han sido desclasificadas y sobre ellas, existen documentos, se han escrito innumerables artículos, libros, etc. Por lo tanto, se pueden estudiar para sacar los datos necesarios que permitan analizar  e investigar de qué manera la Agencia Paramilitar imperial está interviniendo hoy, con métodos similares, en las elecciones de Venezuela. Quiero decir que podemos emplear los  simples métodos de deducción científica, sin necesidad de esperar años hasta que la Agencia desclasifique su ingerencia en los comicios venezolanos y la desestabilización del país.

 El análisis de las operaciones encubiertas de la CIA en Chile y Brasil, y la comparación con la “desestabilización” provocada por la CIA en Venezuela, muestra que la Agencia tiene un “modus operandi”, un modelo que no ha sido abandonado después de la “Guerra Fría”, como ingenuamente quiere hacer creer la propaganda mediática. Las acciones paramilitares de la CIA se repiten de forma casi idéntica, a través de la Historia, hasta el día de hoy. Con estos datos en su bagaje, la izquierda debe tomar consecuencias, para no perder nuevamente una victoria Popular, ganada con enormes sacrificios humanos.

Victor Marchetti, un alto oficial de la CIA que trabajó para ella de 1952 a 1969, describe con gran decepción, las acciones encubiertas de la Agencia, en su libro The Cia and the Cult of Intelligence (La Cia y el Culto de la Inteligencia, 1974). Una de estas operaciones paramilitares se refiere al Golpe de Estado de la CIA contra Salvador Allende en Chile, en 1973, así como sus fases preliminares para impedir su elección en 1964 y 1970.
Las elecciones en Chile estaban fijadas para el siguiente mes de setiembre [1970], y Allende, un declarado marxista, era uno de los principales candidatos/…/La mayoría de las compañías norteamericanas con grandes inversiones en Chile, temían una posible victoria de Allende, y al menos dos de esas compañías, la Corporación Internacional de Teléfonos y Telégrafos(ITT) y Anaconda Copper, estaban gastando enormes sumas de dinero para evitar su elección /…/[v].
Richard Helms, director de la CIA en 1970, recordaba las acciones de la Agencia en Chile, en 1964, cuando él mismo -entonces jefe de los Servicios Clandestinos-  dirigió  las operaciones que impidieron que Allende fuera electo presidente ese mismo año.
La posición de Helms en la reunión del Comité [vi] 40 estaba influida por sus recuerdos  de las elecciones presidenciales de 1964. En ese momento él era jefe de los Servicios Clandestinos y estaba activamente envuelto en la planificación de los esfuerzos secretos de la CIA para derrotar a Allende, que tenía a Eduardo Frei como candidato opositor. Frei ganó las elecciones [debido a la masiva intervención de la CIA]/…/[vii].
Las acciones clandestinas de la CIA en 1964 fueron arrolladoras, algo muy similar a lo que está aconteciendo en estos momentos en Venezuela:
Nueve años más tarde, Laurence Stern, del Washington Post, expuso finalmente el esfuerzo clandestino masivo de la CIA en las elecciones de Chile de 1964. Este citó las palabras de un alto oficial de la inteligencia norteamericana, ubicado en un puesto estratégico, que había dicho: ’La intervención del gobierno de los EE.UU en Chile fue flagrante y casi obscena’. Stern reveló que tanto el Departamento de Estado como la Agencia para el Desarrollo Internacional [USAID] cooperaron con la CIA bombeando más de 20 millones [de dólares] dentro del país, y que uno de los canales de pasaje de ese dinero fue una organización de ostensible carácter privado, llamada The International Development Foundation[Fundación para el Desarrollo Internacional, IDF] [viii]
Henry Kissinger era el hombre más poderoso dentro del “Comité 40”, responsable de las acciones paramilitares que la CIA  estaba desarrollando nuevamente  contra Chile y Allende, en 1970.  Richard Nixon, entonces presidente de EE.UU, y los más altos representantes de su gobierno, admitieron ante el Congreso, después del Golpe de Estado promovido por esta administración, que era la intención de las operaciones clandestinas de la CIA, que el gobierno de Allende colapsara, para así desacreditar al socialismo[ix]. Veamos ahora cómo se mueven los hilos de esta operación, al más alto nivel en EE.UU. 

Ese día [setiembre 14 de 1970], Kissinger almorzó con el Fiscal General, John Mitchell[x] que quería hablar sobre Chile. Como abogado, Mitchell tenía relación con muchos clientes que tenían intereses de negocios con ese país; como conservador, expresaba su horror ante la posibilidad de que Chile pudiera ser  la primera nación que eligiera volverse marxista de forma democrática/…/Kissinger volvió a retomar el tema de Chile en una sesión del Comité 40, el pequeño grupo de oficiales de alto rango que comandaba las acciones encubiertas. En la agenda figuraba cómo hacer para impedir de cualquier forma que Allende fuera investido presidente. Kissinger le había solicitado a la embajada de Santiago que le diera un ‘despiadado’ asesoramiento sobre las posibilidades de realizar un Golpe militar/…/En lugar de esto, el Comité 40 decidió aquella tarde, frente a la urgencia de Kissinger y Helms, el director de la CIA, que se iniciaría un plan que fue llamado el ‘Rube Goldberg gambit[ ‘La Estratagema de Rube Goldberg’][xi].

La “Estratagema de Rube Goldberg”, nombre codificado que la CIA inventó para su brutal ingerencia, tenía varios frentes: la compra de votos en el Congreso, el desabastecimiento de los productos básicos, la propaganda falsa en la prensa, el asesinato de inocentes, etc. En la biografía de Kissinger, uno de los actores más despiadados del plan, no se ahorran los datos sobre este plan:
El Congreso chileno iba a ratificar la elección del nuevo presidente el 24 de octubre; históricamente, siempre se había elegido al ganador de las elecciones, que en este caso era Allende. La idea era, sin embargo, convencer al Congreso para que eligiera al candidato opositor de Allende, bajo la condición de que luego renunciara y se abriera así el camino para nuevas elecciones/…/ El ‘Comité’ autorizó al embajador Korry a gastar 250.000 [dólares]en operaciones encubiertas para apoyar el plan - en otras palabras- comprar los votos en el Congreso/…/ El Comité 40’ decidió también ese día aumentar el esfuerzo de propaganda encubierta para convencer al  Congreso chileno que la economía del país quedaría arruinada si Allende fuera electo. Más de 20 periodistas provenientes de todo el mundo, y pagados por la CIA, fueron enviados a Chile para producir historias contra Allende/…/[xii].  
H.Kissinger es el centro de la trama de la injerencia que se está organizando al más alto nivel en EE.UU. En ella participan también altos miembros de las más grandes corporaciones multinacionales, la prensa  y los bancos. El 15 de setiembre, 
Augustin Edwards, editor del diario más respetado de Chile, visita Washington para sembrar la alarma sobre Allende. Este se queda en la casa de su amigo Donald Kendall, el presidente de Pepsi-Cola/…/Así es que ya se han establecido muchos viejos contactos privados, cuando el Fiscal General, John Mitchell, organiza para que Edwards y Kendall se encuentren para tomar el desayuno con Kissinger, esa mañana. La reunión dura más de una hora. Luego, Kissinger se encuentra de forma privada, con Mitchell y después con David Rockefeller, director del Chase Manhattan Bank, que tenía intereses en Chile que eran aún mucho más grandes que los de la Pepsi- Cola.
Lo  más interesante de estas confesiones de la Elite del Poder en EE.UU, es que se puede ver claramente que el Golpe de Estado de Chile y la desestabilización del país, es una orden de trabajo, ilegal y  sucio, impartida por las más importantes multinacionales del planeta: Pepsi-Cola, ITT, Chase Manhattan Bank , Anaconda Copper. Sus directivos, David Rockefeller, Kendall, etc., son los que imparten sus mandatos al gobierno de Norteamérica. Este las ejecuta a través de su presidente y todas las estructuras paramilitares de la CIA y su circuito. Los directivos de las multinacionales nunca muestran su cara ni se conocen, sí los ejecutores.
Kissinger fue convencido [por los ejecutivos de las corporaciones] de que Norteamérica debía hacer todavía más para impedir que Allende fuera elegido presidente. Llamó a Helms, el director de la CIA, y le pidió que se encontrara con Kendall y Edwards, en el Hilton de Washington, donde los dos habían alquilado un cuarto para realizar encuentros discretos. Helms recuerda que  ‘Querían asegurarse de encontrar una manera para que Alllende nunca subiera al poder’ [xiii].
Después del pedido de acción de los directores de las corporaciones, vendrán las decisiones ejecutivas del gobierno de EE.UU que trabajan bajo su mando. Esa misma tarde, tiene lugar  un encuentro que marcará para siempre el destino de Chile:
A las tres de la tarde, Nixon se encuentra con Kissinger, Helms y Mitchell en la Oficina Oval, para participar en uno de los encuentros más significativos sobre Chile. Este dura sólo trece minutos. Nixon dictaba las órdenes inclinado sobre su escritorio. Quería evitar de cualquier manera que Allende fuera electo. Helms tomó apenas una página de notas sobre lo que dijo Nixon,  que fue breve, pero vibrante: ’No tomar riesgos. No implicar a la embajada. 10.000.000 [diez millones de dólares] a disposición, y todavía más si es necesario. Trabajo a tiempo completo-los mejores hombres que estén disponibles…Hagan aullar la economía. Tienen 48 horas para hacer el plan de acción’/…/ Esto fue el comienzo de lo que se llamó ‘Track II’, un plan súper secreto de operaciones encubiertas de la CIA, que debería ser llevado adelante al mismo tiempo que el aprobado oficialmente con el nombre de ’ Track I [xiv]’.   
Aquí tenemos la lista casi completa del plan de desestabilización de la CIA que también se aplica a Venezuela en la actualidad. El “hagan aullar a la economía” de Nixon, resuena ahora en el sabotaje económico de Obama que se traduce en sabotaje eléctrico, dólar paralelo, acaparamiento de los productos de primera necesidad, violencia en las calles, muertes de inocentes, inclemente propaganda contra Chávez y Maduro, declaración del candidato opositor de fraude electoral, compra de votos de forma masiva, de manera que los resultados de las elecciones no coinciden con los resultados de todas las encuestas previas, etc, etc. 

Para entender aún más cómo funcionan los métodos paramilitares de la CIA y el Imperialismo, vayamos a las confesiones de otro agente de la Agencia que participó en estas acciones, como un importante agente de operaciones para América Latina, en la época de los Golpes de Estado en Brasil y Chile. Philip Agee documenta en su libro, Inside the Company, CIA Diary, cómo la Agencia logra desestabilizar y derrocar el gobierno de João Goulart en Brasil. En febrero de 1964, P. Agee recibe instrucciones para actuar, de Jim Noland, uno de sus superiores.
Pasé la noche en la casa de Jim Noland/…/ Noland fue asignado como jefe de la sección dedicada a Brasil, que forma parte de la División del Hemisferio Occidental- un trabajo clave, ya que Brasil continúa inclinándose a la izquierda con Goulart. Noland hizo varios viajes a Brasil el año pasado y dice que, en realidad Brasil es el problema más serio para nosotros en América Latina –aún más serio que Cuba, después de la crisis de los misiles [xv].
La CIA estuvo influyendo de manera impactante en las elecciones de 1962 en Brasil, para lograr que, como en el caso de Allende, J. Goulart no fuera electo. Para eso la Agencia canalizó de manera ilegal, más de doce millones de dólares, operación que fue descubierta por el Parlamento de Brasil. Esta acción clandestina de la CIA estaba teniendo efectos indeseados para la Agencia, en el momento en que P.Agee es instruido por Noland, en febrero de 1964.
Las operaciones en Brasil no estaban siendo exitosas, ya que se había iniciado una investigación parlamentaria sobre la operación masiva [de la CIA]en las elecciones de 1962, que empezó en mayo[de 1961]y que todavía continúa en la Corte. La investigación reveló que uno de los principales agentes de las acciones encubiertas, para las operaciones políticas, el Instituto Brasilero para la Acción Democrática [The Brazilian Institute for Democratic Action, IBAD], y una organización vinculada a él, llamada Acción Popular Democrática [Popular Democratic Action, ADEP] gastaron durante la campaña electoral de 1962, al menos el equivalente a unos 12 millones de dólares/…/aunque posiblemente la suma podría ser mayor, y llegar a los 20 millones. Los fondos de origen extranjero fueron empleados en 8 de los 11  comicios para elegir gobernadores de Estados, en 15 candidaturas para elegir a los candidatos como senadores federales, 250 candidatos para los diputados federales y  alrededor de 600 candidatos para las legislaturas estatales. Los resultados de las elecciones fueron mezclados, con candidatos apoyados por la CIA, como gobernadores de San Pablo y Río Grande, ambos estados clave, pero un izquierdista que apoyaba a Goulart, fue elegido como gobernador del crítico estado del nordeste, Pernambuco/…/ La comisión que está investigando en el parlamento está en cierto modo controlada [por la CIA] ya que cinco de sus nueve miembros son, ellos mismos, receptores de los fondos de IBAD y de ADEP- pero solamente la negativa del First National City Bank, el Bank  of Boston y el Royal Bank of Canada de descubrir la fuente extranjera de los fondos depositados para IBAD y ADEP,  ha evitado que ellos sean descubiertos. A fines de agosto del año pasado, el presidente Goulart decretó que ambos ADEP e IBAD fueran cerrados, y la investigación parlamentaria sacó un informe concluyendo que ADEP e IBAD han tratado de influir de manera ilegal en las elecciones de 1962 [xvi]

Sería muy importante que se investigaran las acciones clandestinas de la CIA, con motivo de las elecciones en Venezuela, y que el gobierno determinara, de haber injerencia de los Estados Unidos a través de su Agencia paramilitar, que se instruyeran las acciones legales correspondientes. Esto impediría en el futuro que hechos similares se sigan repitiendo sin castigo, con el consiguiente sufrimiento de todos los inocentes que han sufrido las consecuencias. Es hora de que los Imperios se hagan responsables de sus acciones y comiencen a someterse a las leyes de los países libres y soberanos.


Notas

[i] V.Marchetti y John D. Marks, The CIA and The Cult of Intelligence, p.32-33; N.York,1974. En 1958, Allen  Dulles, Director de la CIA, nombra a Richard Bissell como figura líder de los Servicios Clandestinos de la Agencia (servicios paramilitares, que en realidad se denominan “The Directorate of Plans”). Bissell fue el que dirigió y planeó la Invasión a la Bahía de Cochinos a Cuba, en abril de 1961. Esta operación culminó en un rotundo fracaso.
[ii] V.Marchetti y J.D. Marks (1974:382, 387)
[iii] Braulio Martínez Zerpa, ¿Dónde salieron, abruptamente, 711.337 votos a favor de Henrique Capriles   Radonski? Aporrea,17/04/2013(www.aporrea.org)
[iv] Andrea Coa, Cómo nos robaron dos millones de votos, Aporrea,15/04/2013(www.aporrea.org)
[v] V.Marchetti y J.D. Marks(1974:14-15)Traducción y énfasis de la autora.
[vi] El “Comité 40” es el “panel interdepartamental responsable de dirigir las operaciones encubiertas de alto riesgo de la CIA” .V.Marchetti y J.D. Marks (1974:14)
[vii] V.Marchetti y J.D. Marks (1974:15)
[viii] V.Marchetti y J.D. Marks (1974:15-16)
[ix] V.Marchetti y J.D. Marks (1974:19-20)
[x] John Mitchell era también miembro del Comité 40, junto con H. Kissinger.
[xi] Walter Isaacson, Kissinger, (1992: 288-89)
[xii] Walter Isaacson, Kissinger, (1992: 288-89)
[xiii] Walter Isaacson, Kissinger, (1992: 288-89)
[xiv]Walter Isaacson, Kissinger, (1992: 290)
[xv] Philip Agee, Inside the Company, CIA Diary, 1976 : 325, Bantam Books, N.York.
[xvi] Philip Agee (1976 : 325-26)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (62) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (34) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (62) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (96) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (17) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.