"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

13 mar. 2013

Del socialismo del siglo XXI a la conquista del “buen vivir” cotidiano en el mundo





por Giuseppe De Marzo en Il Manifesto de Italia del día 8 de marzo de 2013

La desaparición del jefe de estado venezolano interroga el futuro de las realidades altermundistas, de la izquierda y de quien lucha contra el modelo neoliberal. No sólo en América Latina.
A la noticia de la muerte del presidente Hugo Chávez el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha decretado un minuto de silencio. Para Ban Ki Moon, secretario general de las Naciones Unidas, “Chávez ha luchado por las aspiraciones y desafíos de las personas más vulnerables, proporcionando un aporte decisivo para los nuevos movimientos de integración regional, y mostrando solidaridad hacia otras naciones del mundo”.

Declaraciones y gestos que dan idea de una historia y de un personaje que ha contribuido a restituir la dignidad negada por siglos a los empobrecidos no solo de Sudamérica, conduciéndoles hacia algo nuevo, haciéndolos protagonistas de una historia que viene de lejos y que se proyecta al mismo tiempo en el tercer milenio. En cambio, nuestros medios de comunicación han ofrecido el habitual repertorio de caricaturas, falsedades e inexactitudes, preocupados por estar a la altura de los así llamados “biempensantes” y obsesionados con tener que demonizar cualquier propuesta política que deje espacio a la victoria para una izquierda que sepa iniciar de quien ha quedado atrás.

Democracia participativa

La desaparición del presidente Chávez interroga el futuro de los movimientos y de la izquierda, no solo en América Latina, en un momento histórico de profunda transformación en el que el mundo entero vive una crisis social y ambiental sin precedentes, y a la cual las formas y categorías clásicas de política no son capaces de ofrecer respuestas eficaces. Dentro de esta crisis, los movimientos son, hoy más que nunca, conscientes de los límites de la democracia representativa. El objetivo de fondo es la construcción de una democracia participativa como herramienta política para lograr la justicia ambiental. Este paso, de la democracia representativa y estatista a una participativa en la cual los ciudadanos puedan deliberar, es uno de los puntos clave de la nueva Constitución bolivariana querida por Chávez ya en 1999, antes de que se convirtiera, a partir del primer Foro Social Mundial de Porto Alegre en 2001, en uno de los objetivos de los movimientos.

No basta con elegir óptimos presidentes para llegar a una verdadera transformación, es un elemento ya adquirido sobre el cual la izquierda europea, más que la latinoamericana, debería reflexionar. En este camino, el presidente venezolano ha sido un amigo y compañero de camino fundamental de los movimientos, reconociendo y apoyando propuestas y prácticas. La dialéctica y la reciprocidad han sido el método de colaboración, también crítica, entre la ruta seguida por el socialismo del siglo XXI de Chávez y la de los movimientos empeñados en conquistar el “buen vivir” diario.

Gestos concretos y políticos

Uno de sus puntos fuertes no ha sido la emotividad o la simpatía de un personaje, que como todos los seres humanos puede ser discutible. Han sido los gestos concretos y las elecciones políticas. A partir de aquellas adoptadas en su propia patria, las que han garantizado una reducción de la pobreza, el aumento de los salarios de los grupos sociales más vulnerables, la nacionalización de los principales recursos naturales, las inversiones para defender el derecho a la salud, a la educación y a la vivienda. Pero principalmente Chávez ha contribuido a las grandes batallas internacionales y a crear una conexión concreta con los movimientos y con todas las nuevas subjetividades atribuibles “al ecologismo de los pobres”. Los procesos de integración, llevados a cabo a partir del continente latinoamericano han construido espacios comerciales, económicos y jurídicos llevando a una nueva relación entre los pueblos basada en la reciprocidad y la cooperación.

A pesar de las contradicciones

La política exterior de Chávez ha facilitado la tarea de los movimientos sociales en el promover de la democracia participativa y ha reforzado las razones de una crítica sistémica del modelo neoliberal. A pesar de las contradicciones del sistema productivo venezolano, Chávez ha sabido escuchar las reivindicaciones de los movimientos por la justicia climática y por la soberanía alimentaria, que agrupan más de mil millones de personas en el mundo entre campesinos, activistas, pueblos indígenas, pescadores y comunidades comprometidas con la defensa de los bienes comunes. En el 2009, por ejemplo, durante la cumbre del clima de Copenhague, desde el interior del edificio, Chávez recoge una de las principales consignas de los movimientos por la justicia climática, “cambiar el sistema, no el clima”, añadiendo que “si el clima fuera un banco, el sistema ya lo habría salvado”.

Chávez no ha representado los movimientos pero ha amplificado el mensaje de cambio, respetándolo y apoyando concretamente la necesidad de una nueva ética, fundada sobre la justicia y sobre una relación armónica de toda la comunidad de la vida. Una crítica más profunda respecto a la vinculada exclusivamente a los límites del modelo de desarrollo y una propuesta más amplia respecto a una visión neo-reformista, interna a la lógica de la gobernanza liberal y por lo tanto incapaz de resolver la crisis social y ecológica producida por esta.

Sustentabilidad socio-ambiental

En tiempos de crisis, para crear puestos de trabajo, resolver las desigualdades sociales, defender los bienes comunes y fortalecer la democracia participativa, hemos comprendido que existe una necesidad no solo de redistribuir la riqueza, sino también de reconvertir el modelo productivo y energético, garantizando la sostenibilidad en términos ambientales y sociales. Evidentemente el gobierno de Chávez no ha resuelto la segunda parte del problema, pero ha contribuido sobremanera a descolonizar el imaginario cotidiano sobre el cual construye la hegemonía cultural el modelo liberal. Este aporte concreto es de gran utilidad y nos deja al mismo tiempo dos lecciones prácticas: no basta con marcar el camino, si este no es apoyado sobre todo por los que sufren las injusticias; no basta actuar a nivel local cuando la magnitud del cambio impone la necesidad de hacerlo a nivel global.

Dos cuestiones que no pueden ser eludidas, a las cuales los movimientos deberán enfrentarse si no queremos que la crisis de la política los relegue a los márgenes de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (62) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (35) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (63) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (96) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (17) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.