"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

19 feb. 2013

Sobre el juicio a los asesinos de Mariano Ferreyra

viernes, 15 de febrero de 2013

Día 58 - ¿Y dónde está el comisario mayor?

Hoy debía comenzar la etapa final del juicio, con el alegato de la querella que representa a la mamá de Mariano Ferreyra. Pero la ausencia del comisario mayor Hugo Ernesto Lompizano obligó a que se suspendiera la audiencia. Su defensora oficial informó al tribunal que el máximo jefe policial procesado por el crimen de Mariano Ferreyra había viajado el martes pasado a San Martín de los Andes por "razones de urgencia debido a un imponderable familiar" y que no había conseguido pasaje de vuelta. No aportó ninguna de las muchas sencillas pruebas posibles (como una constancia de una comisaría o una copia del pasaje de ida) para demostrar que, efectivamente, Lompizano está en la Patagonia, y no en alguna isla del Caribe sin tratado de extradición con Argentina.

La inasistencia del comisario mayor ponía en riesgo la legalidad del alegato que debía producirse hoy, pero, sobre todo, expone con claridad los privilegios que sistemáticamente benefician a los procesados de uniforme. Cualquier ciudadano civil que afrontase la acusación que pesa sobre los siete policías procesados por el crimen de Barracas, estaría detenido, como lo están la patota de la UF y sus jefes. Los comisarios Lompizano, Mansilla y Ferreyra; el subcomisario Garay, los oficiales Conti y Echavarría, y el subcomisario Villalba, como todos los miembros de las fuerzas de seguridad sometidos a procesos por gravísimos crímenes, tienen siempre abierta la puerta para su profugación, ya que rara vez se ordena su prisión preventiva. Es más, aun después de su condena, se suele mantener la situación de libertad, como ocurre con el oficial Gnopko, condenado a prisión perpetua por la muerte en la tortura de Diego Gallardo, o con el oficial Ayunta, asesino de Christopher Torres, condenado a 12 años de prisión. Ambos siguen libres. La puerta por la que se profugan cuando deciden que ha llegado el momento, la abre el mismo estado que los armó y los soltó a la calle, para que oficien como sus verdugos, y forma parte del pago por sus servicios.

Nuestra querella, además de apoyar el pedido de suspensión de la audiencia de los abogados de la mamá de Mariano, para evitar cualquier jugarreta que intentara impugnar su acusación por la ausencia de uno de los imputados, reclamó que se ordenara su inmediata captura, y que el tribunal instrumente la forma de garantizar que el "ejemplo" del comisario mayor no cunda entre sus subalternos co-procesados. La fiscalía también pidió su captura. Tras una breve deliberación, los jueces, por unanimidad, resolvieron aceptar todos los planteos. La audiencia se suspendió y Lompizano, responsable también, entre otros muchos hechos represivos, del operativo conjunto de la federal y la metropolitana en el Parque Indoamericano, que dejó tres muertos, será traído detenido a la próxima audiencia, el viernes 19 de febrero, ya que el tribunal consideró que su "irresponsable conducta" obstruyó el desarrollo del proceso. También informó el presidente del tribunal que remitirían un oficio al ministerio de Seguridad para que esa cartera se ocupe de garantizar la presencia de todos los policías en las jornadas que restan hasta la sentencia.

Mientras esto sucedía en la sala, la avenida Comodoro Py era escenario de una masiva movilización popular, que se repetirá en las jornadas del martes 19, cuando finalmente alegue la querella de la familia Ferreyra, y del viernes 22, cuando sea el turno de la nuestra, que representa a los compañeros Elsa Rodríguez, Nelson Aguirre y los demás heridos.

Precisamente, hoy, y como contracara de la conducta del comisario viajero, la dignidad, resistencia y voluntad de lucha del pueblo trabajador se hicieron presentes, a través de la compañera Elsa Rodríguez. Acompañada por su hija Estefanía, que empujaba la silla de ruedas, Elsa fue ovacionada de pie por el público cuando ingresó a ocupar su lugar como querellante en la sala, donde se ubicó junto a las compañeras Claudia Ferrero y Liliana Alaniz de APEL y María del Carmen Verdú e Ismael Jalil de CORREPI, que rápidamente le explicaron lo que estaba sucediendo. Luego, participó, en primera fila y con el puño en alto, en el cierre del acto en la calle.

Convocamos a sostener la movilización el martes 19 y el viernes 22, desde las 9:00, frente a los tribunales de Comodoro Py 2002, Retiro. Correpi Organización.

Boletín informativo nº 686 CORREPI 

17 de febrero de 2012

Si nadie más se escapa, empiezan los alegatos


El martes 15 debía comenzar la etapa final del juicio a los asesinos de Mariano Ferreyra, con el alegato de los abogados de su familia. Pero la ausencia del comisario mayor Hugo Ernesto Lompizano, que según informó su abogada “tuvo que viajar a San martín de los Andes por un imponderable familiar y no consiguió pasaje de vuelta por el recambio de quincena” obligó a que se suspendiera la audiencia.

Cualquier ciudadano civil que afrontase la acusación que pesa sobre los siete policías procesados por el crimen de Barracas, estaría detenido, como lo están la patota de la UF y sus jefes. Los comisarios Lompizano, Mansilla y Ferreyra; el subcomisario Garay, los oficiales Conti y Echavarría y el agente Villalba, como todos los miembros de las fuerzas de seguridad sometidos a procesos por gravísimos crímenes, tienen siempre abierta la puerta para su profugación, ya que rara vez se ordena su prisión preventiva. Es más, aun después de su condena, se suele mantener la situación de libertad, como ocurre con el oficial Gnopko, condenado a prisión perpetua por la muerte en la tortura de Diego Gallardo, o con el oficial Ayunta, asesino de Christopher Torres, condenado a 12 años de prisión. La puerta por la que se profugan cuando deciden que ha llegado el momento, la abre el mismo estado que los armó y los soltó a la calle, para que oficien como sus verdugos, y forma parte del pago por sus servicios.

Pedimos y obtuvimos la decisión del tribunal de decretar su detención, que se efectivizó el sábado en el departamento de policía. El tribunal también admitió que es necesario garantizar la presencia de todos los policías en las jornadas que restan hasta la sentencia, de lo que responsabilizó al ministerio de Seguridad, al que mandó efectivizar una caución institucional.

Tras el alegato de la familia de Mariano el martes 19, el viernes 22 será el turno de nuestra querella, que representa a los compañeros Elsa Rodríguez, Nelson Aguirre y los demás heridos.

Convocamos a sostener la movilización el martes 19 y el viernes 22, desde las 9:00, frente a los tribunales de Comodoro Py 2002, Retiro.

Seguimos en carrera contra Gerardo Martínez


En diciembre de 2012, las organizaciones que denunciamos la pertenencia del secretario general de la UOCRA al Batallón de Inteligencia 601, organismo central en la planificación y ejecución del terrorismo de estado, debimos apelar ante la cámara federal la decisión del juez Ariel Lijo de archivar la causa.

Dijimos entonces que esa resolución fue tomada por el juez desde el momento en que recibió la causa, lo que se ponía en evidencia en la forma que trató la pretensión del SITRAIC, la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y otras organizaciones, patrocinadas por CADEP y CORREPI, de ser querellantes contra el servicio de la dictadura, hoy reciclado como organizador de patotas con las que el gobierno kirchnerista “terceriza” la represión a los trabajadores.

Señalamos ante la cámara que el tardío rechazo de la querellas, después de ordenar el archivo de la causa, sin habernos dado jamás acceso al expediente para que pudiéramos evaluar las pruebas y orientar la pesquisa, era la mejor y más acabada prueba de la orden política, cumplida a pies juntillas por Lijo, de proteger al burócrata que tan frecuentemente acompaña a la presidenta en sus viajes y apariciones públicas.

La fuerza de la evidencia y la contundencia de la movilización que nos acompañó frente a los tribunales de Comodoro Py, logró que ahora la cámara resolviera que la decisión del juez federal fue “improcedente”, y le ordenara admitir la querella, darle libre acceso al expediente y producir las pruebas que las organizaciones propongan.

Una vez más, cualquiera sea el resultado final del trámite judicial, queda comprobado que la organización independiente y la lucha consecuente es el camino por el que avanzan las reivindicaciones de la clase trabajadora.

Berni y la verdadera política de seguridad… para los ricos.


Hace unos días, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, apareció en los medios explicando qué es “la sensación de inseguridad”. Según el segundo de Garré, la sensación de inseguridad es un hecho subjetivo, mientras que los hechos de inseguridad son hechos objetivos, dando a entender que, cuando ocurre un hecho de inseguridad, y éste es repetido constantemente en los medios de comunicación, toma una sobredimensión que lo transforma en la principal preocupación.

Es bueno hacer memoria y recordar quién es Sergio Berni: médico militar de oficio, Berni se desempeñó en ese cargo en la provincia de Santa Cruz, es de ahí de donde proviene el romance con los Kirchner. Pero antes, formó parte del tristemente célebre grupo de los Carapintadas. Luego fue funcionario del presidente Eduardo Duhalde, y, ya en el gobierno de Néstor Kirchner, continuó como viceministro de Desarrollo Social. Desde allí llevó adelante la imprescindible tarea de desarticular el movimiento piquetero, cooptando a sus dirigentes o bien persiguiendo a los díscolos. Más tarde fue senador y en 2012 fue designado en su cargo actual, luego de su desempeño en el Parque Indoamericano, donde recordemos, hubo tres muertos.

Recientemente CORREPI conoció, a través de una presentación judicial, la lí¬nea de defensa que utilizarán los abogados defensores de Maximiliano Ledezma, policí¬a federal que asesinó por la espalda a los adolescentes Walter Robles y Leandro Pérez en Villa Fiorito. El argumento de la defensa es “el contexto social y cultural”a la hora del hecho, esto es, que los chicos eran potencialmente peligrosos por su contribución a la “inseguridad”. Para “probarlo”, el defensor del federal fusilador presentó al tribunal oral de Lomas de Zamora una recopilación de recortes periodísticos que dan cuenta de una serie de policías asesinados por esa época, como para “justificar” que, ante la hipótesis de que los pibes lo quisieran asaltar y matar, bien justificado estuvo que Ledezma les encajara tres y cuatro balas por la espalda. Así, piensan argumentar que los siete tiros por la espalda a dos chicos que corrían para alejarse del policía fueron “en defensa propia”, y, por lo tanto, bien muertos están.

El muerto diario por el gatillo fácil y las torturas en lugares de detención no es una sensación subjetiva, sino un hecho bien objetivo. La estrategia del gobierno para “reprimir y que no se note”, o, al menos, para pagar el menor costo polí¬tico posible, ha sido hábil: por un lado, busca acallar los pataleos de “Doña Rosa”, atestando las calles con policí¬as, gendarmes, prefectos y hasta en algunos casos, el mismo ejército, para controlar a la población, en especial a los jóvenes pobres, al mismo tiempo que les otorga las herramientas para garantizar la impunidad. Por la otra, dice que “aleja a la policía de las manifestaciones”, usando en su reemplazo, para la represión directa, la “tercerización” de la represión con las patotas y grupos de choque de la burocracia sindical y sus barrabravas, contratados para reprimir los conflictos con los sectores organizados.

El discurso de los medios de comunicación, más que un problema para el gobierno, es una ayuda necesaria, ya que sin este discurso, desde donde se instala la necesidad de que haya cada vez más verdugos patrullando las calles, no podrían justificar la militarización de los barrios más pobres para prevenir que los que tendrí¬an mayor interés en cambiar el estado de las cosas se organicen. Mientras tanto, la policía maneja a discreción todos los turbios negocios para cobrar su cuota por hacer el trabajo sucio de desclasados: narcotráfico, trata, reclutamiento de jóvenes para que roben para ellos.

Se pide más policía en las calles sin notar que la inseguridad radica en su presencia.

Tras los muros (de Mendoza)


En este mundo, lleno de casas sin gente y gente sin casas, tener un lugar propio donde vivir es un lujo. Hasta pagar un alquiler a quien tiene varias casas, sintiendo el acoso de la inmobiliaria y el dueño, es más de lo que muchos tienen. Y allí está el estado, para poner palo a los que, fieles a su sentido común, violen el derecho de propiedad privada. Entre tantos otros, son ejemplo los casos de la comunidad Qom en Formosa y en 9 de Julio, del MOCASE en Santiago del Estero, de la Sala Alberdi, de los vendedores ambulantes de Florida, y un gran etc.

En el departamento mendocino de Las Heras, la municipalidad construyó un muro que separa un barrio habitado principalmente por policías y penitenciarios, de un asentamiento lindante en el que viven alrededor de 120 familias pobres. Este muro restringe la principal vía de circulación para estos últimos. La decisión de construir el muro fue en el marco del “presupuesto participativo”, en el que los vecinos, o sea los propietarios y la gente bien, lo plantearon como “necesario para su seguridad”.

En todas las declaraciones, los diferentes funcionarios municipales se mostraron hipócritamente críticos del muro que ellos mismos aprobaron y mandaron a construir. También aseguraron ser imparciales y tener voluntad de “dialogar con las dos partes”. Sin embargo, no dudaron en mantener día y noche a la guardia de infantería para garantizar la construcción del muro.

Quien dice, por ahí el muro cuide a la gente del asentamiento del gatillo fácil, el narcotráfico, la trata de personas y demás lastres, patrimonios de las fuerzas represivas.

Fiscales comunes o especiales, la misma impunidad


Al iniciarse el mes, la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, anunció la creación de dos cuerpos especiales de fiscales, para dos temas presentados como “complejos y problemáticos”: el narcotráfico y la violencia institucional. Esta especie de refuerzo a los “fiscales naturales” de instrucción, se presenta con la intención de romper con la práctica “incómoda” que supone para los fiscales comunes tener que investigar a los integrantes de las fuerzas represivas por determinados delitos -que van desde detenciones ilegales, pasando por torturas en los establecimientos penitenciarios o las propias comisarías, hasta los asesinatos de gatillo fácil y la enorme cantidad de delitos comunes que a diario cometen- y luego pedir su colaboración para otras investigaciones.

A simple vista, no sólo es algo “complejo” de resolver sino que nada indica que el mero agregado de funcionarios judiciales pueda romper con esas prácticas por más ajenos, externos o especializados que se los presente. Lo que este tipo de anuncio pone en evidencia, más bien, es que “el gobierno de los derechos humanos” debe seguir buscando formas de resguardar ese discurso, debe seguir esforzándose por dar “respuesta” a estas problemáticas, porque la realidad se les viene encima: acercándonos a la década de gobierno kirchnerista, los muertos a manos de las fuerzas represivas ascienden vertiginosamente en la historia reciente de la represión estatal argentina: más de 20 muertos en manifestaciones y movilizaciones, 78 desaparecidos, 2.127 casos de gatillo fácil o muertes por torturas en cárceles o comisarías, cifras que arroja el cierre de nuestro Archivo del año 2012.

Otra importante herramienta de esta represión, la criminalización de la protesta, nos enfrenta con más de 4.000 compañeros sometidos a causas penales por organizarse y salir a luchar. No son simples números, a los que debamos atender por sensibilidad estadística. Estamos señalando la gran lucha y opresión que encierran, lucha que representa un blanco al que la política estatal se dirige: la mayoría jóvenes, todos trabajadores o hijos de trabajadores.

No confiamos en que este maquillaje institucional, ni la eterna búsqueda de “objetividad” en el poder judicial pueda revertir esta política, cuando sabemos que investigue quién investigue, la impunidad con la que el estado lleva adelante esta política represiva, es imposible de resolver desde sus entrañas. La única manera en que podemos garantizar, que estos casos y los que vengan, no queden impunes, es con la organización del pueblo junto a la clase trabajadora, dar la lucha en todos los frentes que se nos impongan como necesarios. leer más

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (62) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (34) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (62) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (96) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (17) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.