"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

15 oct. 2012

MONSANTO es dueño de Blackwater


por Jeremy Scahill para The Nation
(Blackwater's Black Ops, 15 de septiembre de 2010

http://comunicacionpopular.com.ar//wp-content/uploads/2011/10/Chavez-you-are-next-Irak.jpg
Un informe realizado por Jeremy Scahill en The Nation (Blackwater Black Ops, 15/9/2010) reveló que el ejército mercenario más grande del mundo, Blackwater (ahora llamado Xe Services) Los servicios de inteligencia clandestinas fue vendida a la multinacional Monsanto. Blackwater cambió de nombre en 2009 después de hacerse famoso en el mundo, con numerosas denuncias de abusos en Irak, incluidas masacres de civiles. Sigue siendo el mayor contratista privado del Departamento de Estado de EE.UU. "servicios de seguridad", que practica el terrorismo de Estado dándole al gobierno la posibilidad de negarlo.


Muchos agentes de la CIA y ex militares trabajan para Blackwater o compañías relacionadas creadas para desviar la atención de su mala reputación y obtener más ganancias vendiendo sus nefastos servicios-que van desde la información y la inteligencia a la infiltración, cabildeo político y entrenamiento paramilitar - para otros gobiernos, bancos y multinacionales las corporaciones. Según Scahill, los negocios con multinacionales, como Monsanto, Chevron, y gigantes financieros como Barclays y Deutsche Bank, se canalizan a través de dos empresas propiedad de Erik Prince, dueño de Blackwater: Total Intelligence Solutions y el Centro de Investigación de Terrorismo. Estos funcionarios y directores compartir Blackwater.

Uno de ellos, Cofer Negro, conocido por su brutalidad como uno de los directores de la CIA, fue quien hizo contacto con Monsanto en 2008 como director de la Inteligencia Total, la celebración del contrato con la compañía para espiar e infiltrar las organizaciones de activistas de los derechos animales, actividades sucias anti-transgénicos y de otro tipo del gigante biotecnológico.

Contactado por Scahill, el ejecutivo Kevin Wilson de Monsanto se negó a hacer comentarios, pero más tarde se confirmó a The Nation que habían contratado a Total Intelligence en 2008 y 2009, según Monsanto solamente para realizar un seguimiento de "información pública" de sus opositores. También dijo que Total Intelligence era una "entidad totalmente separada de Blackwater".



Sin embargo, Scahill cuenta con copias de los correos electrónicos de Cofer Negro después de la reunión con Wilson de Monsanto, donde les explica a otros ex agentes de la CIA, utilizando sus Blackwater e-mails, que la discusión con Wilson fue que Total Intelligence se había convertido en "el brazo de Monsanto inteligencia, "espiando activistas y otras acciones, como" nuestra gente para integrar legalmente a estos grupos. "pagado total Inteligencia Monsanto $ 127.000 en 2008 y $ 105.000 en 2009.

No es de extrañar que una empresa dedicada a la "ciencia de la muerte" como Monsanto, que se ha dedicado desde sus orígenes a producir venenos tóxicos que se derraman desde el Agente Naranja a los PCBs (bifenilos policlorados), pesticidas, hormonas y semillas genéticamente modificadas, se asocia con otra empresa de matones.

Casi simultáneamente con la publicación de este artículo en The Nation, la Vía Campesina informó la compra de 500.000 acciones de Monsanto, por más de $ 23 millones por la Fundación Bill y Melinda Gates, que con esta acción se completó la salida de la máscara de la "filantropía . "Otra asociación que no sorprende.

Se trata de un casamiento entre los dos monopolios más brutales de la historia del industrialismo: Bill Gates controla más del 90 por ciento de la cuota de mercado de la computación de propiedad y Monsanto cerca de 90 por ciento del mercado mundial de semillas transgénicas y las semillas comerciales más global. No existe en ningún otro sector industrial monopolios tan vastos, cuya propia existencia es una negación del cacareado principio de "competencia de mercado" del capitalismo. Tanto Gates como Monsanto son muy agresivos en la defensa de sus mal habidos monopolios.

Aunque Bill Gates podría tratar de decir que la Fundación no está ligada a su negocio, lo único que demuestra es lo contrario: la mayor parte de sus donaciones terminan favoreciendo las inversiones comerciales del magnate, en realidad no "dona" nada, sino que en lugar de pagar impuestos a las arcas del Estado, que invierte sus ganancias en donde le es favorable económicamente, incluida la propaganda de sus supuestas buenas intenciones. Por el contrario, sus "donaciones" financiar proyectos tan destructivos como la geoingeniería o la sustitución de medicinas naturales de la comunidad de alta tecnología medicamentos patentados en las zonas más pobres del mundo. Qué coincidencia, el ex secretario de Salud, Julio Frenk y Ernesto Zedillo son consejeros de la Fundación.

Al igual que Monsanto, Gates se dedica también a tratar de destruir en todo el mundo agrícolas rurales, principalmente a través de la "Alianza para una Revolución Verde en África" (AGRA). Funciona como un caballo de Troya para privar a los campesinos africanos pobres de sus semillas tradicionales, sustituyéndolas por semillas de las empresas primero, finalmente, por los cultivos genéticamente modificados (GM). Para ello, la Fundación contrató a Robert Horsch en 2006, el director de Monsanto. Ahora Gates, que se transmite los beneficios más importantes, fue directo a la fuente.

Blackwater, Monsanto y Gates son tres caras de la misma figura: la máquina de guerra contra el planeta y la mayoría de las personas que lo habitan, son campesinos, comunidades indígenas, las personas que quieren compartir información y conocimientos o cualquier otro que no quiera estar en los auspicios de la ganancia y el poder destructivo del capitalismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (62) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (35) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (63) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (96) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (17) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.