"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

31 oct. 2012

Titti tiri, tititti ttiri. Tittiritiri




Peppe Voltarelli Canto Mo
--> Leer más...

"El Modelo Económico Kirchnerista". Conferencia y debate con Ricardo Aronskind y Eduardo Lucita [video]


Charla -- debate organizada por el espacio de formación Formarnos para ser libres y la agrupación La Brújula en el FER: "Los desafíos actuales de la militancia popular. Neoliberalismo y Neodesarrollismo. Dos Modelos que se reciclan. Continuidades y Rupturas. El Modelo Económico Kirchnerista". Panelistas: Ricardo Aronskind, Eduardo Lucita
--> Leer más...

En 80 años la Tierra puede quedarse sin oxígeno

31 oct 2012
Corbis / RT

Los científicos calculan que el fitoplancton, fuente principal de oxígeno atmosférico, puede llegar a un estado crítico de escasez

Según científicos estadounidenses, en algunas decenas de años la humanidad se enfrentará al problema de la falta de oxígeno en la atmósfera de la Tierra debido a la diminución del fitoplancton tropical en la superficie acuática.

Un equipo de científicos de la Universidad de Míchigan, al investigar la superficie de los océanos del mundo, observaron el efecto del aumento de la temperatura del agua sobre el metabolismo del plancton. Los científicos afirman en su ensayo que se espera hacia el fin de este siglo una escasez del fitoplancton, una de las fuentes principales del oxígeno atmosférico.

Al examinar unas 130 especies de fitoplancton, especialmente las áreas de su desarrollo en la zona climática templada y en las aguas cercanas al círculo polar, los biólogos concluyeron que el fitoplancton debe reproducirse con temperaturas más bajas que la temperatura media del año.

Es decir, según conclusiones preliminares de los científicos, las especies tropicales de fitoplancton son más sensibles al calentamiento global. Debido a esos procesos de cambio climático y el aumento de las temperaturas todo el plancton de la zona tropical puede quedar arrinconado en los polos, donde también corre el riesgo de desaparecer.

Los investigadores de Míchigan llegaron a una triste conclusión: después de unas ocho décadas la disminución del oxígeno adquirirá un estado crítico, lo cual tiene implicaciones negativas no solo en toda la fauna y flora marina, sino también en la vida terrestre en total.
--> Leer más...

29 oct. 2012

ENZO - El libro de tu vida




--> Leer más...

El planeta de Alfa Centauri

Página 12 / FUTURO - Sábado, 27 de octubre de 2012

Era una de las noticias más esperadas de la astronomía contemporánea. Y hace poco más de una semana, finalmente, se hizo realidad: tras largas y meticulosas observaciones, un grupo de astrónomos europeos descubrió un planeta en el sistema de Alfa Centauri, la estrella más cercana al Sol. Y que en realidad no es una, sino dos. Y muy probablemente tres. Justamente: el exoplaneta, que se ha convertido en la sensación astronómica del año, gira alrededor de Alfa Centauri B, una de las integrantes del vecino sistema estelar. Y en consecuencia, ha pasado a ser el más cercano jamás encontrado: se llama Beta Centauri Bb y está a tan sólo 4,3 años luz de nosotros (quebrando el previo récord de Epsilon Eridani B, a 10,5 años luz). Pero además, se trata del planeta extrasolar (como también se los llama) más pequeño que se haya descubierto en torno de una estrella parecida al Sol: según sus descubridores, tendría una masa casi idéntica a la de la Tierra. Por todo esto, Beta Centauri Bb es un caso de especial atención en la ya larguísima y variada lista de casi 850 exoplanetas descubiertos durante las últimas dos décadas (vale la pena aclararlo: si bien parece una denominación algo juguetona, lo de “Bb” resulta del actual sistema de nomenclatura exoplanetaria, que aplica la letra “b” al primer planeta detectado en una estrella).

Desde el mismo momento en que los astrónomos pudieron medir la distancia a las primeras estrellas, hacia 1840, y notaron que el sistema de Alfa Centauri era el más próximo al Sol, comenzaron a soñar con sus posibles planetas. Y por qué no, hasta con sus eventuales chances de vida. Sin embargo, hasta ahora, toda búsqueda –ya sea por métodos observacionales directos o indirectos– había fracasado. En esta edición especial de Futuro, le echamos una generosa mirada a esta historia (ver notas aparte), y conversamos con el doctor Xavier Dumusque (Observatorio de Ginebra, Suiza), que encabezó el grupo de astrónomos que nos han traído esta buena nueva. Y que, además, fue uno de los autores principales del paper “Un planeta de masa terrestre orbitando a Alfa Centauri B”, publicado el pasado 17 de octubre en la siempre prestigiosa revista Nature.

–Primero, felicitaciones, doctor Dumusque: encontraron algo que toda la comunidad astronómica mundial estaba esperando. Ni más ni menos que un planeta en el sistema de Alfa Centauri. ¿Cómo fue la búsqueda?

–Este descubrimiento fue el resultado de muchos años de trabajo y es mérito de todo un equipo. Todo empezó con la propia construcción del espectrógrafo Harps, entre 2000 y 2003. Y enseguida nos pusimos a estudiar todos los posibles problemas instrumentales y a buscar la mejor estrategia observacional que sería necesaria para encontrar exoplanetas de baja masa. Y ya en 2008 empezamos con una campaña mucho más intensa: desde entonces, obtuvimos 450 mediciones de alta calidad de Alfa Centauri B. Y tras analizarlas meticulosamente, separando el posible “ruido” instrumental y las propias señales físicas de la estrella, pudimos detectar los efectos gravitatorios del planeta sobre ella. En enero de este año ya sabíamos que allí estaba. Pero la verdad es que nos tomó mucho tiempo encontrarlo, porque el efecto de Alfa Centauri Bb sobre Alfa Centauri B es realmente muy diminuto.

–Algunos volvieron a utilizar aquello de “encontrar una aguja en un pajar”...

–Y también tengamos en cuenta que esta detección requirió del Harps, el mejor instrumento que existe en el mundo para buscar planetas mediante la técnica de velocidad radial.

–Hablaremos del Harps y de las cuestiones técnicas en una nota aparte. Pero: ¿están realmente seguros del hallazgo, tratándose de una detección tan al límite de las posibilidades actuales?

–Como le decía, hicimos cientos de observaciones muy precisas y consideramos todas las variables. Ahora, nuestra data ya tiene carácter público y ciertamente será analizada por otros grupos de científicos. De hecho, estamos esperando el debate científico sobre este descubrimiento tan desafiante.

–Su compañero de equipo, Stéphane Udry, también se mostró muy convencido: dijo que las chances de error son “de 1 en 1000”...

–Sí. La solución planetaria es la más probable.

–Y, la verdad... ¿los sorprendió encontrar este planeta en el sistema de Alfa Centauri?


–No fue tan sorprendente. A partir de otras observaciones y de estudios estadísticos, sabemos que el 50 por ciento de las estrellas tendrían al menos un planeta con una masa menor a la de Saturno. Lo verdaderamente excitante de nuestro descubrimiento es que este planeta tiene una masa similar a la de la Tierra. Es el planeta extrasolar de menor masa encontrado, hasta ahora, en torno de una estrella parecida al Sol.

–¿Qué significa que el planeta tiene una masa “similar” a la de la Tierra? ¿Tienen números precisos a mano?

–Sí, estimamos que Alfa Centauri Bb tiene 1,13 masas terrestres. Y el margen de error es del 9 por ciento.

–Preciso, sí... –Además, nuestras mediciones de la velocidad radial de Alfa Centauri B nos indican que su pequeño planeta tiene una órbita de 3,2 días, a 6 millones de kilómetros de la estrella.

–¡Diez veces menos de la distancia que separa a Mercurio del Sol! Resulta difícil, entonces, pensar en Alfa Centauri Bb como un lugar amistoso para la vida.

–Así es. Está completamente afuera de la “Zona Habitable” de su estrella. No debe ser un lugar apto para la vida, al menos tal como la conocemos.

–¿Y cómo se lo imagina?

–Alfa Centauri Bb debe tener una temperatura superficial de más de 700ºC. Me lo imagino como un mundo rocoso, y con una superficie cubierta de lava.

–Si sólo sabemos que existe, y no lo hemos visto, ¿cómo saben que es un planeta de tipo rocoso, como el nuestro, y no, por ejemplo, un planeta gaseoso pequeño?

 –Lo que ocurre es que un planeta con una masa tan pequeña sólo puede ser de tipo rocoso, como la Tierra.

–Hablando de intentar “verlo”, aunque más no sea de modo indirecto: ¿buscarán posibles “tránsitos” de Alfa Centauri Bb por delante de su estrella?

–Sí, de hecho, ya hemos pedido tiempo de búsqueda con el Telescopio Espacial Hubble. Y esperamos obtenerlo muy pronto. Sin embargo, sabemos que detectar un eventual tránsito de Alfa Centauri Bb estaría en el límite de lo actualmente posible. Observar un posible tránsito no sólo confirmaría sin ninguna duda la existencia de este planeta, sino que además nos puede revelar su tamaño. La combinación del método de velocidad radial y las mediciones de tránsitos son realmente eficaces e ideales.

–Dado que los planetas masivos son más fáciles de detectar con el método de velocidad radial, ¿este hallazgo excluiría, en principio, la posibilidad de que haya un gran planeta en torno de Alfa Centauri B?

–Eso es cierto. Efectivamente, podemos ya descartar la presencia de un planeta grande, tipo Júpiter, pero sólo hasta cierta distancia de la estrella. Es decir, con un período de unos meses o a lo sumo unos pocos años. Pero si está más lejos, aun no podríamos detectarlo.

–¿Continuarán la búsqueda de otros exoplanetas en torno de Alfa Centauri B?

–Seguro que sí. Continuaremos buscando más planetas allí, dado que, por lo que sabemos, los planetas de baja masa no suelen estar solos alrededor de las estrellas, sino que forman parte de sistemas multiplanetarios. Como decía antes, sólo podemos excluir la presencia de un planeta gigante relativamente cercano a esa estrella. Pero quizás haya planetas pequeños, incluso dentro de la “Zona de Habitabilidad” de Alfa Centauri B.

–Estamos hablando continuamente de esta estrella y, a esta altura, no podemos dejar de preguntarle algo casi obvio: ¿buscaron planetas alrededor de las otras dos estrellas del sistema: Alfa Centauri A y Próxima Centauri?

 –Sí, también estamos buscando en Alfa Centauri A y en Próxima. Aunque no las hemos observado con la misma frecuencia. En el caso de la primera, sólo podemos descartar la presencia de un planeta muy masivo, como nuestro Júpiter, cerca de ella. Y en cuanto a Próxima Centauri, no debería tener ningún planeta de más de dos masas terrestres en sus cercanías, incluyendo su “Zona Habitable”.

–¿Veremos alguna vez una imagen, aunque sea “cruda”, de Alfa Centauri Bb? ¿Podremos saber algo más?

 –No sólo debe ser extremadamente pálido en relación con su estrella, sino que además está demasiado cerca de ella como para poder obtener imágenes directas. De todos modos, en los próximos años, nuevos telescopios, como el James Webb Space Telescope, y el E-ELT (Telescopio Europeo Extremadamente Grande) podrán observar planetas extrasolares e incluso estudiar sus atmósferas. Con esos instrumentos, más la espectroscopía de alta precisión, seguramente tendremos información sobre las condiciones físicas de estos mundos.

–Por último: ¿cuáles son, a su criterio, las implicancias científicas del descubrimiento del planeta de Alfa Centauri?

–Pienso que se trata de un nuevo e importante paso hacia el descubrimiento de un planeta realmente parecido a la Tierra en la vecindad inmediata del Sol. Un planeta con condiciones similares al nuestro. Es un paso más en la búsqueda de vida fuera de la Tierra. Vivimos tiempos apasionantes.
 





Gráfico que muestra la medición de la velocidad radial de la estrella Alfa Centauri B delatando la presencia de un planeta.


--> Leer más...

El ex jefe de grupos de tareas en Bahía Blanca tiene dos hijos desaparecidos


Los principios sagrados

A fines de 1976, el capitán Oscar Alfredo Castro arengaba a colimbas a participar de la “nueva gesta libertadora” mientras sus hijos llevaban seis meses de cautiverio en Campo de Mayo. “Hicimos un pacto” de no pedir explicaciones a otras fuerzas, se justificaba entonces. “¿Podemos dejar a los muertos tranquilos?”, propone ahora desde su arresto hogareño.

Por Diego Martínez 

El capitán habla de guerra. “Claro que hubo una guerra.” El capitán condujo “eficazmente” la Fuerza de Tareas 2, “empeñada diariamente en la guerra antisubversiva”, lo elogió el vicealmirante Luis María Mendía a fines de 1976, mientras los hijos del capitán estaban secuestrados en Campo de Mayo. Esa tarde, en la base de Puerto Belgrano, caracterizó al enemigo: “Grupos siniestros, renegados sin Dios, sin Patria y sin sentimientos”. Antes de tomarles juramento a 3500 conscriptos dijo que “la Providencia” los había elegido para la “nueva gesta libertadora”, que debían defender un estilo de vida “a cualquier costo y por todos los medios” y dejó constancia de su “amor a la libertad dentro del marco de la familia”. Sus hijos llevaban medio año con capucha y grilletes. “¿Qué estaban haciendo?,” apuntó a las víctimas cuando supo del segundo secuestro. “No podemos pedir por el hijo de nadie que esté en poder de otra fuerza. Hicimos un pacto”, se justificó. Treinta y seis años después, detrás del muro que construyó antes de ser arrestado en su casa de Gonnet y a meses de ser juzgado por delitos de lesa humanidad en Bahía Blanca, el capitán reniega de la actual “dictadura” aunque admite estar “feliz y contento”. En su living hay cuadros de Jesús crucificado y de la virgen María, pero nada recuerda a sus hijos desaparecidos. “Ya pasó, terminemos –propone–. ¿Podemos dejar a los muertos tranquilos?”

El primer secuestro de los hermanos Castro fue el 22 de mayo de 1976, en su casa de Ciudad Jardín. Alfredo, de 21 años, estudiaba derecho en la UBA y había militado en la Juventud Universitaria Peronista. Luis, de 18, estudiaba en la Escuela Técnica 12 de San Martín, militaba en la JP de Caseros y había sido detenido en 1975. Su padre se había alejado de la familia ocho años antes, cuando el menor de sus cuatro hijos tenía cuatro meses. Desde 1972 dejó de nombrarlos hasta en los censos del personal superior de las Fuerzas Armadas.

Soldados con pelucas puestas se llevaron primero a Luis. Alfredo alertó al tío materno, el coronel Ezequiel Montero, quien sugirió que se trataba de “un tema de polleras”. La patota volvió y se llevó a un amigo de Luis que vivía en la casa. El tío prometió estar a las ocho. “Te cuelgo que vuelven”, dijo Alfredo antes de que lo cargaran en un Fairlane colorado. Esa noche también fueron secuestrados Fernando Barro y los hermanos Andrés y Daniel Barciocco con sus padres. Los Barciocco eran compañeros de Luis en el grupo scout de la parroquia San Francisco de Asís de Villa Bosch, que entre 1976 y 1977 sumó 18 desaparecidos.

La madre de los Castro, testigo del secuestro, centró las primeras esperanzas en su hermano, coronel retirado pero en servicio en Inteligencia de Ejército. Quelito la acompañó a hacer la denuncia y desapareció de escena.

Con el capitán al frente de la Fuerza de Apoyo Anfibio y desde el 1º de julio de la F.T. 2 en Puerto Belgrano, que acumulaba secuestrados en el buque 9 de Julio y en la sexta batería histórica de Punta Alta, fue su hermano quien indagó sobre Alfredo y Luis. El primer dato que obtuvo el capitán retirado Miguel Horacio Castro, en ese entonces empleado de seguridad del diario Clarín, lo aportó el amigo de Luis, liberado a los 22 días: habló de un galpón, una pista de aterrizaje, helicópteros, un campo y una fábrica de ladrillos. El marino concluyó que estaban en Campo de Mayo (allí estuvieron los Barciocco según el ex sargento Víctor Ibáñez) y por el número de secuestrado pudo saber que sus sobrinos habían sido registrados con el anterior y el posterior.

La única gestión conocida de Castro por sus hijos tuvo como destinatario al cura Mario Bertone, referente del grupo scout, con quien se formaron y construyeron la parroquia, donde hoy se los recuerda desde un mural. Castro buscó a Bertone en su casa de Villa Bosch. “Casi tiran la puerta abajo”, recuerda la viuda del ex sacerdote, que dejó los hábitos para casarse. “Mis hijos desaparecieron por tu culpa y lo vas a pagar caro”, gritó el capitán. “Estaba con dos o tres hombres, pensé que nos llevaban”, confiesa la mujer. “Tenía un odio terrible con Mario, que lo conocía de la pastoral de familia de Palomar –explica–. Después nos rajamos, sabemos que nos estuvieron buscando.”

En noviembre alguien llamó a la casa de los hermanos y dijo que no podía identificarse. La madre exigió que le hablaran de frente, el diálogo terminó a los gritos y siguió días después:

–Necesito saber cómo va a encauzarlos –la indagó el secuestrador–. Queremos dárselos al padre y (los hermanos) no quieren. Queremos dárselos a su hermano (el coronel) y no quieren. No quieren salir de aquí si no es con usted.

–Son muy buenos hijos. Buena o mala son mi obra –se enorgulleció la mujer–. He sido padre y madre así que pienso seguir siéndolo. Si pretenden más... imposible.

Mientras la madre luchaba por sus hijos, el padre arengaba a 3500 colimbas en el cierre del “año naval”. El 26 de noviembre, en el estadio de Puerto Belgrano, el vicealmirante Mendía elogió “el celo” de la Infantería por “haber soportado el mayor peso de las actividades antisubversivas”. Castro, que ese día festejó el primer año de los mellizos que tuvo con su segunda esposa, advirtió a los conscriptos que “la Nación, sus instituciones, sus hombres y mujeres, están nuevamente en peligro”. “Renegados sin Dios, sin Patria y sin sentimientos pretenden destruirlos y reemplazar aquellos principios sagrados que dieran razón de ser a nuestra comunidad por bastardos argumentos, ajenos al sentimiento nacional”, dijo, rodeado por la plana mayor de la Armada y por el general Adel Vilas.

“Deben estar listos a reafirmar con su sacrificio la voluntad nacional de mantener a cualquier costo aquellos principios que desde siempre informaron a la República”, leyó. “La Providencia los ha elegido” para “apuntalar los conceptos primigenios de la argentinidad: nuestra profunda fe en Dios, vocación de soberanía e independencia, acatamiento al orden jurídico del Estado, amor a la libertad dentro del marco de la familia y de los límites que nos fija el bien común de la sociedad, y nuestra irrevocable decisión de impedir a cualquier costo y por todos los medios que nadie nos imponga otro estilo de vida”.

Cuando “pronunciéis el sí juro quedáis (sic) formalmente enrolados en esta nueva gesta libertadora a la que todos los argentinos de bien ya se han incorporado espiritualmente”, lo citó el diario La Nueva Provincia. El capitán no sólo se había incorporado espiritualmente. El mismo día, en su legajo, Mendía apuntó que Castro “conduce eficazmente el planeamiento, la organización y ejecución de las acciones a desarrollar por su Fuerza de Tareas, empeñada diariamente en la guerra antisubversiva”. Lo conocía de destinos anteriores, pero lo calificaba “exclusivamente” como “comandante en acción de combate”, aclaró.
Liberación

A 700 kilómetros, la madre de sus hijos golpeaba puertas. El 21 de diciembre, la voz sin nombre le informó que los liberaría. Los largaron el 23. “Tenían la barba larga, sucios, un olor acre. Estaban con la misma ropa. Luis flaco, Alfredo gordo, había pasado meses en una celda donde apenas entraba acostado y sólo comía pan. Se había tenido que romper los pantalones, le habían engordado las piernas”, recuerda su novia Marita, que prefiere ser citada sólo como la llamaba la familia. Del cautiverio dijeron poco: que estuvieron vendados, encapuchados y atados, custodiados por perros y gendarmes; que los torturaron con picana, que estuvieron en un galpón con muchos secuestrados, algunos desde el año anterior, y que en octubre Alfredo fue aislado en una celda.

Luis contó que conversaba, encapuchado, con alguien que su madre asoció con la voz sin nombre: el coronel Fernando Verplaetsen, su vecino en Ciudad Jardín y jefe de Inteligencia del Comando de Institutos Militares. La mujer de Verplaetsen, maestra de la Escuela 28, le rogaba que no lastimaran a Luis ya que lo recordaba con cariño porque lo había visto cuidar a su hermano menor, Danielito. La mujer había visto cómo Luis llevaba y traía de la guardería al niño abandonado por su padre a los cuatro meses, y que a los dos años moriría ahogado en la pileta de la casa.

Cuando supo de la liberación, el capitán Castro se reunió con los dos mayores de sus ya siete hijos y les aconsejó irse del país. “Tenés que convencerlo”, le pidió a la novia de Alfredo. “Pensar que he visto morir compañeros y vengo de Puerto Belgrano”, murmuraba indignado por el destino de esos pibes que a fin de cuentas eran sus hijos. Salir de la Argentina no figuraba entre las alternativas que barajaban Alfredo y Luis. Ambos se sabían controlados, incluso en la Nochebuena posterior a la liberación, una pareja en un Falcon se instaló frente a su casa toda la noche, a la espera de algún contacto que nunca llegó.

En el verano de 1977, mientras el capitán asumía como subdirector de la Escuela de Guerra Naval, a metros de la ESMA, Luis empezó a repartir cosméticos con el Citroën de su madre y consiguió autorización para hacer sexto año libre. Alfredo pudo volver a caminar despacio, consiguió trabajo, retomó Derecho, compró colchón y heladera para casarse, aunque insistía en que no podía alejarse de su madre. Pero el 30 de junio de 1977 le dio la razón a Marita: no podían vivir aterrados, iban a casarse y a radicarse en el interior. Esa misma noche se lo llevaron para siempre junto a su hermano.
Segundo secuestro

El hombre alto, de tez blanca y ojos claros que llevaba la batuta no hizo preguntas. Apenas ordenó revisar la biblioteca y el Citroën.

–¿Qué es esto? –indagó al ver balas en una repisa.

–De mi ex marido, capitán de navío.

El militar no se inmutó ante un dato que conocía y ordenó a los hermanos que se vistieran. “Vamos a hacer un memo a la comisaría de Caseros”, mintió. Alfredo y Luis se despidieron de su madre con un beso. Caminaron 50 metros y los cargaron en una camioneta.

Descartada la ayuda del hermano coronel, la madre, que ese año marcharía en Plaza de Mayo, fue en busca de la voz sin nombre que interrogaba a Luis.

–¿Cómo no me vino a ver antes? –preguntó Verplaetsen, que vivía a 150 metros.

–En la escuela no me enseñaron qué hacer cuando nos secuestran un hijo –-le explicó.

El jefe de Inteligencia de Campo de Mayo le dijo que desconocía los operativos de la noche anterior, sugirió que “gente de Palomar” (léase base de la Fuerza Aérea) había “entrado sin autorización” a su jurisdicción y le recomendó volver días después. Cuando Esther fue al Colegio Militar, le dijeron que “seguro fueron los terroristas”.

–Mire, señor, las manos de los que vinieron a buscar a mis hijos son las mismas manos del que vivió conmigo doce años. Esas manos no las tienen los terroristas, las tienen los que están en un escritorio con tintorería y peluquería al lado –describió a Castro.

Al día siguiente Verplaetsen le pidió que no volviera. Le dijo que sus hijos estaban “metidos en problemas” y que debería esperarlos “muchos años”.

Cuando supo del segundo secuestro, el capitán puso la lupa sobre sus hijos: “¿Qué estaban haciendo?”, preguntó. “Si no los tiene la Marina, no puedo hacer nada –le explicó a Marita–. No podemos pedir por el hijo de nadie que esté en poder de otra fuerza. Hicimos un pacto y tenemos que cumplirlo.”

–¿Para qué pueden tener tanto tiempo a la gente detenida? ¿Les lavarán el cerebro? –le preguntó la novia de Alfredo.

–No, eso sale muy caro –le explicó el capitán.
--> Leer más...

28 oct. 2012

El ejercito Estadounidense opera en la frontera Turca con Siria




Diario OCTUBRE

El comandante general de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en Europa, teniente general Mark Phillip Hertling, informó que el Pentágono envió recientemente un contingente de soldados a Turquía, en un intento por “ayudar a Ankara a manejar los efectos colaterales de la crisis siria”.

“Hemos movilizado un número relativamente pequeño de personal del Ejército estadounidense a Turquía (…) debido a la preocupación de este país de cómo manejar la crisis humanitaria en su frontera con Siria”, reseñó el diario turco Hurriyet, citando al teniente general Phillip.

En ese sentido, destacó que los militares estadounidenses han compartido su experiencia en diferentes asuntos, especialmente en el área de “inteligencia”, con las tropas del Ejercito de Turquía.

Phillip agregó que con la cercanía del mes de noviembre, Ankara está preocupada por la forma cómo debe manejar el conflicto fronterizo durante esta temporada del año.
“Si Turquía pide nuestra cooperación, los soldados estadounidenses podrían ser utilizados en operaciones de evacuación. Sin embargo, esta acción no ha sido solicitada hasta el momento”, explicó.

Dos semanas atrás, el secretario de Defensa norteamericano, León Panetta, informó que su país envió tropas a la frontera entre Jordania y Siria para “reforzar la capacidad militar en la zona”, en caso de que se intensifique la violencia entre ambos países árabes.

Un día antes, el diario The New York Times reseñaba que Estados Unidos había enviado una “fuerza secreta de tarea”, conformada presuntamente por más de 150 planificadores y otros especialistas militares, en caso de que Siria pierda el control del conflicto.

Damasco dice que fuera de la ley, saboteadores y terroristas armados son los factores que impulsan los disturbios y la violencia mortal mientras la oposición acusa a las fuerzas de seguridad de estar detrás de los asesinatos.

El gobierno sirio dice que el cáos está siendo orquestado desde el exterior del país y que Arabia Saudita, Qatar y Turquía están armando la oposición.

Desde marzo de 2011, Siria vive un conflicto armado orquestado desde el extranjero. Países occidentales y gobiernos regionales, como Arabia Saudí, Qatar, Turquía y EE.UU. brindan su apoyo financiero, armamentístico, político y mediático a los grupos terroristas armados, en su intento de derrocar al Gobierno del presidente Bashar al-Assad.
--> Leer más...

27 oct. 2012

Entrevista a Xabier Mikel Errekondo, diputado por la Izquierda Abertzale en el Congreso de Madrid [video]




Una entrevista con el diputado del pueblo vasco, Xabier Mikel Errekondo, representante de la de la Izquierda Abertzale en el Congreso de Madrid. Texto completo aquí
--> Leer más...

Grecia: comunicado de los presos antifascistas

Desde la linea de frente Europea

PERO PORQUE ... nos damos cuenta de la importancia del momento histórico, nuestra deuda ante nosotros y ante la historia es gritar ni un paso atrás!! recoger el guante que nos tiran y devolverselo. Fortalecer cada pequeño fuego de resistencia y lucha...

"Hoy la guerra civil fue declarada por el Estado. Los que no los matan los cuchillos de los fascistas, los envían en la cárcel, las decisiones de la corte. Invitamos a los luchadores y a los que sienten que dignidad, solidaridad, igualdad y libertad no son palabras vacías, sino una forma de vida, a darse cuenta del momento histórico en el que vivimos y de la importancia de la necesidad de actuar según creencias y valores. Las ideas no se suprimen y no se capturan. Los 15 detenidos, antifascistas".

“Últimamente cada vez más hay una creciente evidencia de que incluso la "pretensión de la democracia" que utiliza constantemente el estado comienza a llegar a ser tan borrosa e indistinta. La decisión de proceder en un ataque represivo contra los que no sólo eligen el camino del conflicto directo, sino contra los que simplemente vindican lo obvio, muestra que no se puede hablar como estábamos hablando antes 5,10 o más años.

La crisis económica empuja cada vez mas gente a la miseria y a la pobreza y al mismo tiempo aumenta el canibalismo social, la violencia entre las clases sociales y el ascenso del fascismo muestra un malestar social y nadie puede decir a ciencia cierta a dónde nos llevará y con qué condiciones.

Ante una posible TOTAL explosión social, el estado endurece las condiciones de represión y intimidación, mientras refuerza su arsenal legal para tener "rehenes judiciales" cada vez más y más. Estas condiciones son conocidas y repetitivas. Prohibición de marchas o concentraciones, reprimir huelgas, violencia brutal contra los manifestantes y los huelguistas, publicar fotos e informaciones personales, evacuaciones de ocupaciones y centros sociales, redadas policiales en las escuelas y universidades, ataques, arrestos, etc … La lista es tan larga como la perversión de ellos. Además se dan beneficios a bandas fascistas para "limpiar" los restos, para barrer adonde el estado oficial no es suficiente. Y junto con los pogroms contra los inmigrantes, los izquierdistas o anarquistas, los incendios de casas, centros sociales o tiendas, las puñaladas y palizas, llega la extrema derecha como "antisistémica" como una nueva alternativa.

Lo que siempre se debe escribir en mayúsculas es que el fascismo NUNCA ofreció algo nuevo en las sociedades humanas, siempre venía como muleta estatal en tiempos de crisis (económica, política o sistémica) SIEMPRE se ha apoyado las decisiones soberanas, "dando tiempo" al estado para superar sus dificultades.

En estas circunstancias hemos decidido como luchador@s, anarquistas, antifascistas participar en la marcha antifascista motorizada de 30/9, que comenzó en la plaza de Exarchia y pasaría por barrios donde últimamente se hacen más y más ataques violentos racistas y fascistas contra los inmigrantes.

Hemos decidido apoyar a estas sectores sociales, para romper el miedo de cada día, para dar ánimo y fuerza, así como un propuesta de auto-organización y resistencia a esas personas que sufren el racismo cotidiano en su propia piel, y mostrar además que no toda la sociedad griega se convierte en una sociedad fascista, hay personas que creen y luchan por la igualdad, la libertad, la dignidad y la solidaridad.

La marcha sufrió un feroz ataque de la fuerzas de la policía después de sufrir palizas, 15 personas fueron detenidas, fueron torturadas y encarceladas temporalmente con graves acusaciones.

No hace falta mencionar lo que ha sucedido durante nuestra detención y estancia en la sede de la policía (Dirección General de Policía Ática, GADA) por 5 días porque no queremos reforzar un sentido de victimización.

Para cualquier persona que no ha entendido, el estado ataca con toda clase de muletas, nos declara la guerra y la guerra tendrá pérdidas y dificultades. Pero lo que es muy importante es el clima de querra civil que se crece tanto por el estado, como por las fuerzas de de la policía. La constante referencia de la policía a "Grammo y Vitsi" la Guerra civil de Grecia y a nuestros abuelos, muestra claramente dónde va esta historia. Tratan de intimidar a los activistas para empujarlos en un estado de desorden y miedo (después de amenazas con visitas a nuestras propias casas), parale las amenazas directas de asesinatos... En el mismo clima de querra civil, la fiscalía por su lado intensifica sus esfuerzos de indimidación con amenazas de detenciones, eliminando su propio codigo de leyes, que se supone que deben servir y defender.

PERO PORQUE ... nos damos cuenta de la importancia del momento histórico, nuestra deuda ante nosotros y ante la historia es gritar ni un paso atrás! ! recoger el guante que nos tiran y devolverselo. Fortalecer cada pequeño fuego de resistencia y lucha, todo lo que combate la brutalidad que se nos impone. Organizar la ferocidad de la dignidad humana ... para nosotros, para todos. "...

Durante este proceso, muchos murieron o fueron capturados por el enemigo, y muchos otros eran marginados o se lesionaron y no aparecerán más en dichas reuniones. Pasó incluso a dejar a algunos el coraje y se retiraron, pero nunca me a atrevo decir, nadie se apartó de la línea de nuestra formación hasta que alcance al propio corazón de la catástrofe ... "

SALUDOS COMBATIVOS A LOS DETENIDOS ANTIFASCISTAS DE PATRA A LOS 4 DETENIDOS SOLIDARIOS EN EVELPIDON A TODOS LOS SOLIDARIOS COMPAÑEROS EN GRECIA Y EN EXTRANJERO NO HA TERMINADO NADA TODO SIGUE

Los 15 anarquistas, antifascistas, luchador@s.
--> Leer más...

El cristo del rock


Tanguito, creador del rock argentino, es asesinado en la década del 70 por la sociedad de la hipocresía y del autoritarismo. Pero tras largos años de silencio resuelve salir de su tumba y colocarse en el centro del escenario para dialogar e increpar, narrar, reír y llorar, juzgar y desnudar a ese mundo plagado de estereotipos, de “caretas” y de fórmulas conservadoras.

De esta manera va tejiendo la trama de una gigantesca ópera rock de Buenos Aires, en doce escenas de casi monólogos y con el trasfondo de un movimiento juvenil que da nacimiento a la cultura “subte” bajo la consigna de “no transar”.

Arturo Marcos Lozza, churrero y cocinero en un intento por zafar de la desocupación, pero también galardonado internacionalmente por sus crónicas periodísticas se introduce esta vez en el mundo del rock para plasmar, en versión libre, una obra que marca, con lacerante crudeza, la vida, pasión y muerte del primer cristo del rock argentino y que seguramente removerá recuerdos de toda una generación que protagonizó, junto a Tanguito, el momento de creatividad y fulgor de los inicios del rock.

Todo el libro es la arquitectura de un sentimiento de ruptura contra lo formal, a lo cual también hacen su contribución con anécdotas y testimonios reales de la época dos figuras que fueron parte del “séquito” que acompañó a Tanguito: Osvaldo Verón, compositor, y Alberto Abuelo, ocasional bajista de Tanguito y componente, además, de aquel legendario grupo “Los Abuelos de la Nada”. El Cristo del rock es, asimismo, un homenaje a todos aquellos que no transaron: John Lennon, Luca Prodan, Jim Morrison, Jimmi Hendrix, Janis Joplin, Miguel Abuelo y tantos otros que, como Tanguito, hicieron la suya dándole la espalda a la hipocresía.
--> Leer más...

26 oct. 2012

CNT - FAI: La historia de los libertarios españoles [video]

" todo está atado a través de un gran espíritu de solidaridad..."

VIVIR LA UTOPIA Documental sobre el Anarquismo en España durante la guerra civil
--> Leer más...

Manifiesto de un miliciano anónimo de la Columna de Hierro



Marzo 1937 

Soy un escapado de San Miguel de los Reyes, siniestro presidio que levantó la monarquía para enterrar en vida a los que, por no ser cobardes, no se sometieron nunca a las leyes infames que dictaron los poderosos contra los oprimidos. Allá me llevaron, como a tantos otros, por lavar una ofensa, por rebelarme contra las humillaciones de que era víctima un pueblo entero, por matar, en fin, a un cacique. Joven era, y joven soy, ya que ingresé en el presidio a los veintitrés años y he salido, porque los compañeros anarquistas abrieron las puertas, teniendo treinta y cuatro. 

¡Once años sujeto al tormento de no ser hombre, de ser una cosa, de ser un número! Conmigo salieron muchos hombres, igualmente sufridos, igualmente dolorosos por los malos tratos recibidos desde el nacer. Unos, al pisar la calle, se fueron por el mundo; otros, nos agrupamos con nuestros libertadores, que nos trataron como amigos y nos quisieron como hermanos. Con éstos, poco a poco, formamos la "Columna de Hierro"; con éstos, a paso acelerado, asaltamos cuarteles y desarmamos a terribles guardias; con éstos, a empujones, echamos a los fascistas hasta las agujas de la sierra, en donde se encuentran. Acostumbrados a tomar lo que necesitamos, al empujar al fascista, le tomamos víveres y fusiles. Y nos alimentamos, durante un tiempo, de lo que nos ofrecían los campesinos, y nos armamos, sin que nadie nos hiciese el obsequio de un arma, con lo que a brazo partido, les quitamos a los insurrectos. El fusil que acaricio, el que me acompaña desde que abandoné el fatídico presidio, es mío, mío propio; se lo quité, como un hombre, al que lo tenía en sus manos, así como nuestros, propios, conquistados, son casi todos los que mis compañeros tienen en las suyas. Nadie o casi nadie nos atendió nunca. El estupor burgués al abandonar el presidio, ha continuado siendo el estupor de todos, hasta estos momentos, y en lugar de atendernos, de ayudarnos, de auxiliarnos, se nos trató como a forajidos, se nos acusó de incontrolados, porque no sujetamos el ritmo de nuestro vivir que ansiábamos y ansiamos libre, a caprichos estúpidos de algunos que se han sentido, torpe y orgullosamente, amos de los hombres, al sentarse en un Ministerio o en un comité, y porque, por los pueblos por donde pasamos, después de haberle arrebatado su posesión al fascista, cambiamos el sistema de vida, aniquilando a los caciques feroces que intranquilizaron la vida de los campesinos, después de robarles, y poniendo la riqueza en manos de los únicos que supieron crearla: en manos de los trabajadores. Nadie, puedo asegurarlo, nadie se puede haber portado con los desvalidos, con los necesitados, con los que toda la vida fueron robados y perseguidos, mejor que nosotros, los incontrolados, los forajidos, los escapados de presidio. Nadie, nadie -desafío que me lo prueben- ha sido más cariñoso y más servicial para con los niños, las mujeres y los ancianos; nadie, absolutamente nadie, puede tildar a esta Columna, que sola, sin auxilio y sí entorpeciéndola, ha estado desde el principio en la vanguardia, de insolidaria, de despótica, de blanda o de floja cuando de la lucha se trataba, o de desamorada con el campesino, o de no revolucionaria, ya que el arrojo y la valentía en el combate ha sido nuestra norma, la hidalguía con el vencido nuestra ley, la cordialidad con los hermanos nuestra divisa y la bondad y el respeto el marco en que se ha desenvuelto nuestra vida. ¿Por qué esta leyenda negra que se ha tejido a nuestro alrededor? ¿Por qué este afán insensato de desacreditarnos, si nuestro descrédito, que no es posible, sólo iría en perjuicio de la causa revolucionaria y de la misma guerra? Hay -nosotros, hombres del presidio, que hemos sufrido más que nadie en la tierra, lo sabemos-; hay, digo, en el ambiente, un aburguesamiento enorme. El burgués, de alma y de cuerpo, que es todo lo mediocre y servil, tiembla ante la idea de perder su sosiego, su cigarro puro y su café, sus toros, su teatro y su emputecimiento, y cuando olía algo de la Columna, de esta Columna de Hierro, puntal de la Revolución en estas tierras levantinas, o cuando sabía que la Columna anunciaba su viaje a Valencia, temblaba como un azogado pensando que los de la Columna iban a arrancarle de su vida regalona y miserable. Y el burgués -hay burgueses de muchas clases y en muchos sitios- tejía, sin parar, con los hilos de la calumnia, la leyenda negra con que nos ha obsequiado, porque al burgués, y únicamente al burgués, han podido y pueden perjudicar nuestras actividades, nuestras rebeldías, y estas ansias locamente incontenibles que llevamos en nuestro corazón de ser libres, como las águilas en las más altas cimas o como los leones en medio de las selvas. 

También los hermanos, los que sufrieron con nosotros en campos y talleres, los que fueron vilmente explotados por la burguesía, se hicieron eco de los miedos terribles de ésta y llegaron a creer, porque algunos interesados en ser jefes se lo dijeron, que nosotros, los hombres que luchábamos en la Columna de Hierro, éramos forajidos y desalmados, y un odio, que ha llegado muchas veces a la crueldad y al asesinato fanático, sembró nuestro camino de piedras para que no pudiéramos avanzar contra el fascismo. Ciertas noches, en esas noches oscuras en que, arma al brazo y oído atento, trataba de penetrar en las profundidades de los campos y en los misterios de las cosas, no tuve más remedio que, como en una pesadilla, levantarme del parapeto, y no para desentumecer mis miembros, que son de acero porque están curtidos en el dolor, sino para empuñar con más rabia el arma, sintiendo ganas de disparar, no sólo contra el enemigo que estaba escondido a cien metros escasos de mí, sino contra el otro, contra el que no veía, contra el que se ocultaba a mi lado siéndome y aun llamándome compañero, mientras me vendía vilmente, ya que no hay venta más cobarde que la que de la traición se nutre. Y sentía ganas de llorar y de reír, y de correr por los campos gritando, y de atenazar gargantas entre mis dedos de hierro, como cuando rompí entre mis manos la del cacique inmundo, y de hacer saltar, hecho escombros, este mundo miserable en donde es difícil encontrar unos brazos amantes que sequen tu sudor y restañen la sangre de tus heridas cuando, cansado y herido vuelves de la batalla. ¡Cuántas noches, juntos los hombres, formando un racimo o un puñado, al comunicar a mis compañeros, los anarquistas, mis penas y dolores he hallado, allá, en la dureza de la sierra, frente al enemigo que acechaba, una voz amiga y unos brazos amantes que me han hecho volver a amar la vida! Y, entonces, todo lo sufrido, todo lo pasado, todos los horrores y tormentos que llagaron mi cuerpo, los tiraba al viento como si fueran de otras épocas, y me entregaba con alegría a sueños de ventura, viendo con la imaginación calenturienta un mundo como el que no había vivido, pero que deseaba; un mundo como no habíamos vivido los hombres pero que muchos habíamos soñado. Y el tiempo se me pasaba volando, y las fatigas no entraban en mi cuerpo, y redoblaba mi empuje, y me hacía temerario, y salía al amanecer en descubierta para descubrir al enemigo, y... todo por cambiar la vida; por imprimir otro ritmo a esta vida nuestra; porque los hombres, yo entre ellos, pudiéramos ser hermanos; porque la alegría, una vez siquiera, al brotar en nuestros pechos, brotase en la tierra; porque la Revolución, esta Revolución que ha sido el norte y el lema de la Columna de Hierro, pudiese ser, en tiempo no lejano, un hecho. Se esfumaban mis sueños como las nubecillas blancas que encima de nosotros pasaban por la sierra, y volvía a ver mis desencantos para volver, otra vez, por la noche, a mis alegrías. Y así, entre penas y alegrías, entre congojas y llantos, he pasado mi vida, vida alegre en medio del peligro, comparada con aquella vida turbia y miserable del turbio y mísero presidio. Pero un día -era un día pardo y triste-, por las crestas de la sierra, como viento de nieve que corta las carnes, bajó una noticia: "Hay que militarizarse". 

Y entró en mis carnes como fino puñal la noticia, y sufrí, de antemano, las congojas de ahora Por las noches, en el parapeto, repetía la noticia: "Hay que militarizarse". A mi lado, velando mientras yo descansaba, aunque no dormía, estaba el delegado de mi grupo, que sería teniente, y tres pasos más acá, durmiendo en el suelo, reclinando su cabeza sobre un montón de bombas, yacía el delegado de mi centuria, que sería capitán o coronel. Yo... seguiría siendo yo, el hijo del campo, rebelde hasta morir. Ni quería, ni quiero cruces ni estrellas ni mandos. Soy como soy, un campesino que aprendió a leer en la cárcel, que ha visto de cerca el dolor y la muerte, que era anarquista sin saberlo y que ahora, sabiéndolo, soy más anarquista que ayer, cuando maté para ser libre. Ese día, aquel día que bajó de las crestas de la sierra, cual si fuese un viento frío que me cortase el alma, la noticia funesta, será memorable, como tantos otros en mi vida de dolor. Aquel día... ¡Bah! ¡Hay que militarizarse! La vida enseña a los hombres más que todas las teorías, más que todos los libros. Los que quieran llevar a la práctica lo que han aprendido de otros al beberlo en los libros escritos, se equivocarán; los que lleven a los libros lo que han aprendido en las revueltas del camino de la vida, posiblemente hagan una obra maestra. La realidad y la ensoñación son cosas distintas. Soñar es bueno y bello, porque el sueño es, casi siempre, la anticipación de lo que ha de ser; pero lo sublime es hacer la vida bella, hacer de la vida, realmente, una obra hermosa. Yo he vivido la vida aceleradamente. No he saboreado la juventud, que, según he leído, es alegría, y dulzura, y bienestar. En el presidio sólo he conocido el dolor. Siendo joven por los años, soy un viejo por lo mucho que he vivido, por lo mucho que he llorado. Por lo mucho que he sufrido. Que en el presidio, casi nunca se ríe; en el presidio, para adentro o para afuera, siempre se llora Leer un libro en una celda, apartado del contacto de los hombres, es soñar; leer el libro de la vida, cuando te lo presenta abierto por una página cualquiera el carcelero, que te insulta o simplemente te espía, es estar en contacto con la realidad. Cierto día leí, no sé dónde ni a quién, que no pudo tener el autor idea exacta de la redondez de la tierra hasta que la hubo recorrido, medio palpado: descubierto. Parecióme ridícula tal pretensión; pero aquella frasecita se me quedó tan impresa, que alguna vez, en mis soliloquios obligados en la soledad de ni celda, pensé en ella. Hasta que un día, como si yo también descubriera algo maravilloso que antes estuvo oculto a los demás hombres, sentí la alegría de ser, para mí, el descubridor de la redondez de la tierra. Y aquel día, como el autor de la frase, recorrí, medí y palpé el planeta, haciéndose la luz en mi imaginación al "ver" a la Tierra rodando en los espacios sin fin, formando parte del concierto universal de los mundos. Lo mismo sucede con el dolor. Hay que pesarlo, medirlo, palparlo, gustarlo, comprenderlo, descubrirlo, para tener en la mente una idea clara de lo que es. A mi lado, tirando del carro en el que otros iban subidos, cantando y gozando, he tenido hombres que, como yo, oficiaban de mulas. Y no sufrían; y no rugían, por lo bajo, su protesta; y encontraban justo y lógico que aquéllos, como señores, fuesen los que les tirasen de las riendas y empuñasen el látigo, y hasta lógico y justo que el amo, de un trallazo, les cruzase la cara. Como animales lanzaban un ronquido, clavaban sus pezuñas en el suelo y arrancaban a galope. Después, ¡oh sarcasmo!, al desuncirlos, lamían, como perros esclavos, la mano que les azotó. Nadie que no haya sido humillado, y vejado, y escarnecido; nadie que no se haya sentido el ser más desgraciado de la tierra, a la vez que el ser más noble, y más bueno, y más humano, y que, al mismo tiempo y todo junto, cuando sentía su desgracia y se consideraba feliz y fuerte, sin aviso, sin motivo, por gana de hacerle daño, por humillarle, haya sentido sobre sus espaldas o sobre su rostro la mano helada de la bestia carcelera; nadie que no se haya visto arrastrado por lebreles a la celda de castigo, y allí, abofeteado y pisoteado, oír crujir sus huesos y oír correr su sangre hasta caer en el suelo como una mole; nadie que, después de sufrir el tormento por otros hombres, no haya sido capaz de sentir su impotencia, y maldecir por ello y blasfemar por ello, que era tanto como empezar a tener potencia otra vez; nadie que, al recibir el castigo y el ultraje, haya tenido conciencia de lo injusto del castigo y de lo infame del ultraje; y, al tenerla, haya hecho propósito de acabar con el privilegio que otorga a algunos la facultad de castigar y ultrajar; nadie, en fin, que, preso en la cárcel o preso en el mundo, haya comprendido la tragedia de las vidas de los hombres condenados a obedecer en silencio y ciegamente las órdenes recibidas, puede conocer la hondura del dolor, la amargura del dolor, la marca terrible que el dolor deja para siempre en los que bebieron, y palparon, y sintieron el dolor de callar y obedecer. ¡Desear hablar y conservarse mudo; desear cantar y enmudecer; desear reír y tener forzosamente que estrangular la risa en los labios; desear amar y ser condenado a nadar entre el cieno del odio! Yo estuve en el cuartel y allí aprendí a odiar. Yo he estado en el presidio, y allí, en medio del llorar y del sufrir, cosa rara, aprendí a amar, a amar intensamente. En el cuartel casi estuve a punto de perder mi personalidad, tanto era el rigor con que se me trataba, queriendo imponérseme una disciplina estúpida. En la cárcel, tras mucho luchar, recobré mi personalidad, siendo cada vez más rebelde a toda imposición. Allá aprendí a odiar, de cabo hacia arriba, todas las jerarquías; en la cárcel, en medio del más angustiante dolor, aprendí a querer a los desgraciados, mis hermanos, mientras conservaba puro y limpio el odio a las jerarquías mamado en el cuartel. Cárceles y cuarteles son una misma cosa: despotismo y libre expansión de la maldad de algunos y sufrimiento de todos. Ni el cuartel enseña cosa que no sea dañina a la salud corporal y mental, ni la cárcel corrige. 

Con este criterio, con esta experiencia -experiencia adquirida, porque he bañado mi vida en el dolor-, cuando oí que, montañas abajo, venía rodando la orden de militarización, sentí por un momento que mi ser se desplomaba, porque vi claramente que moriría en mí el audaz guerrillero de la Revolución, para continuar viviendo el ser a quien en el cuartel y en la cárcel se podó de todo atributo personal, para caer nuevamente en la sima de la obediencia, en el sonambulismo animal a que conduce la disciplina del cuartel o de la cárcel, ya que ambos son iguales. Y, empuñando con rabia el fusil, desde el parapeto, mirando al enemigo y al "amigo", mirando a vanguardia y a retaguardia, lancé una maldición como aquellas que lanzaba cuando, rebelde, me conducían a la celda de castigo, y una lágrima hacia adentro, como aquéllas, que se me escaparon, sin ser vistas de nadie, al sentir mi impotencia. Y es que notaba que los fariseos, que desean hacer del mundo un cuartel y una cárcel, son los mismos, los mismos, los mismos que ayer, en las celdas de castigo, nos hicieron a los hombres -hombres- crujir los huesos. Cuarteles..., presidios..., vida indigna y miserable. No nos han comprendido, y por no poder comprendernos, no nos han querido. Hemos luchado -no son necesarias ahora falsas modestias, que a nada conducen-; hemos luchado, repito, como pocos. Nuestra línea de fuego ha sido siempre la primera, ya que en nuestro sector, desde el primer día hemos sido los únicos. Para nosotros jamás hubo un relevo ni..., lo que ha sido peor todavía, una palabra cariñosa. Unos y otros, fascistas y antifascistas, hasta -¡qué vergüenza hemos sentido!- los nuestros nos han tratado con despego. 

No nos han comprendido. O lo que es más trágico en medio de esta tragedia en que hemos vivido, quizá no nos hemos hecho comprender, ya que nosotros, por haber recibido sobre nuestros lomos todos los desprecios y rigores de los que fueron jerarcas en la vida, hemos querido vivir, aun en la guerra, una vida libertaria, y los demás, para su desgracia y la nuestra, han seguido uncidos al carro del Estado. Esta incomprensión, que nos ha producido dolores inmensos, cercó el camino de desdichas, y no solamente veían un peligro en nosotros los fascistas, a los que tratamos como se merecieron, sino los que se llaman antifascistas y gritan su antifascismo hasta enronquecer. Este odio que se tejió a nuestro alrededor, dio lugar a choques dolorosos, el mayor de los cuales, por lo canallesco, hace asomar a la boca el asco y llevar las manos a apretar el fusil, tuvo lugar en plena Valencia, al disparar contra nosotros "ciertos antifascistas rojos". Entonces..., ¡bah!..., entonces debimos haber acabado con lo que ahora está haciendo la contrarrevolución. La Historia, que recoge lo bueno y lo malo que los hombres hacen, hablará un día. Y esa Historia dirá que la Columna de Hierro fue quizá la única en España que tuvo visión clara de lo que debió ser nuestra Revolución. Dirá también que fue la que más resistencia ofreció a la militarización. Y dirá, además, que, por resistirse, hubo momentos en que se la abandonó totalmente a su suerte, en pleno frente de batalla, como si seis mil hombres, aguerridos y dispuestos a triunfar o morir, debieran abandonarse al enemigo para ser devorados. ¡Cuántas y cuántas cosas dirá la Historia, y cuántas y cuántas y cuántas figuras, que se creen gloriosas, serán execradas y maldecidas! Nuestra resistencia a la militarización estaba fundada en lo que conocíamos de los militares. Nuestra resistencia actual se funda en lo que conocemos actualmente de los militares. El militar profesional ha formado, ahora y siempre, aquí y en Rusia, una casta. El es el que manda; a los demás no debe quedarnos más que la obligación de obedecer. El militar profesional odia con toda su fuerza a todo cuanto sea paisanaje, al que cree inferior. Yo he visto -yo miro siempre a los ojos de los hombres- temblar de rabia o de asco a un oficial cuando al dirigirme a él lo he tuteado, y conozco casos de ahora, de ahora mismo, en batallones que se llaman proletarios, en que la oficialidad, que ya se olvidó de su origen humilde, no puede permitir -para ello hay castigos terribles- que un miliciano les llame de tú. El ejército "proletario" no plantea disciplina, que podría ser, a lo sumo, respeto a las órdenes de guerra; plantea sumisión, obediencia ciega, anulación de la personalidad del hombre. Lo mismo, lo mismo que cuando, ayer, estuve en el cuartel. Lo mismo, lo mismo que cuando, más tarde, estuve en el presidio. Nosotros, en las trincheras, vivíamos felices. Vimos caer a nuestro lado, es cierto, a los compañeros que con nosotros empezaron esta guerra; sabíamos, además, que en cualquier momento, una bala podía dejarnos tendidos en pleno campo -ésta es la recompensa que espera al revolucionario-; pero vivíamos felices. Cuando había comíamos; cuando escaseaban los víveres, ayunábamos. Y todos contentos. ¿Por qué? Porque ninguno era superior a ninguno. Todos amigos, todos compañeros, todos guerrilleros de la Revolución. El delegado de grupo o de centuria no nos era impuesto, sino elegido por nosotros, y no se sentía teniente o capitán, sino compañero. Los delegados de los Comités de la Columna no fueron jamás coroneles o generales, sino compañeros. Juntos comíamos, juntos peleábamos, juntos reíamos o maldecíamos. Nada ganamos durante un tiempo, nada ganaron ellos. Diez pesetas ganamos después nosotros, diez pesetas ganaban y ganan ellos. Lo único que aceptamos es su capacidad probada, por eso los elegimos; su valor, también probado, por eso también fueron nuestros delegados. No hay jerarquías, no hay superioridades, no hay órdenes severas; hay camaradería, bondad, compañerismo: vida alegre en medio de las desdichas de la guerra. 

Y así, con compañeros, imaginándose que se lucha por algo y para algo, da gusto la guerra y hasta se recibe con gusto la muerte. Pero cuando estás entre militares, en donde todo son órdenes y jerarquías; cuando ves en tus manos la triste soldada con la cual apenas puede mantenerse en retaguardia tu familia y ves que el teniente, el capitán, el comandante y el coronel cobran tres, cuatro, diez veces más que tú, aunque no tienen ni más empuje, ni más conocimiento, ni más valor que tú, la vida se te hace amarga, porque ves que eso no es Revolución, sino aprovechamiento, por unos pocos, de una situación desgraciada que va únicamente en perjuicio del pueblo. No sé cómo viviremos ahora. No sé si podremos acostumbrarnos a recibir malas palabras del cabo, del sargento o del teniente. No sé si después de habernos sentido plenamente hombres, podremos sentirnos animales domésticos, que a esto conduce la disciplina y esto representa la militarización. No podremos ya, será totalmente imposible, aceptar despotismos y malos tratos, ya que se necesita ser muy poco hombre para tener un arma en la mano y aguantar mansamente el insulto; pero tenemos noticias que angustian, de compañeros que, al militarizarse, han vuelto a sentir, como losa de ploma, la pesantez de las órdenes que emanan de gente, muchas veces inepta y siempre desamorada. Creíamos que nos estábamos redimiendo, que nos estábamos salvando y estamos cayendo en lo mismo que combatimos; en el despotismo, en la castocracia, en el autoritarismo más brutal y absorbente. Pero el momento es grave. Cogidos -no sabemos por quien y si lo sabemos, nos lo callamos ahora-; cogidos, repito, en una trampa, debemos salir de ella, escaparnos de ella, lo mejor que podamos, pues de trampas está sembrado todo el campo. Los militaristas, todos los militaristas -los hay furibundos en nuestro campo- nos han cercado. Ayer fuimos dueños de todo, hoy lo son ellos. 

El ejército popular, que no tiene de popular más que el hecho de formarlo el pueblo, y eso ocurrió siempre, no es del pueblo, es del Gobierno, y el Gobierno manda, y el Gobierno ordena. Al pueblo sólo se le permite obedecer y siempre se le exige obedecer. Cogidos entre las mallas militaristas, tenemos dos caminos a seguir: el primero nos lleva a disgregarnos los que hasta hoy somos compañeros de lucha, deshaciendo la Columna de Hierro; el segundo nos lleva a la militarización. La Columna, nuestra Columna, no debe deshacerse. La homogeneidad que siempre ha presentado, ha sido admirable -hablo solamente para nosotros, compañeros-; la camaradería entre nosotros quedará en la historia de la Revolución española como un ejemplo; la bravura demostrada en cien combates, podrá haber sido igualada en esta lucha de héroes, pero no superada. Desde el primer día fuimos amigos; más que amigos, compañeros; más que compañeros, hermanos. Disgregarnos, irnos, no volvernos a ver, no sentir, como hasta aquí, los impulsos de vencer y de luchar, es imposible. La Columna, esta Columna de Hierro que desde Valencia a Teruel ha hecho temblar a burgueses y fascistas, no debe deshacerse, sino seguir hasta el fin. ¿Quién puede decir que en la pelea, por estar militarizados, han sido más fuertes, más recios, más generosos para regar con su sangre los campos de batalla? Como hermanos que defienden una causa noble, hemos luchado; como hermanos que tienen los mismos ideales, hemos soñado en las trincheras; como hermanos que anhelan un mundo mejor, hemos empujado con nuestro coraje. ¿Deshacernos como un todo homogéneo? Nunca, compañeros. 

Mientras quedemos una centuria, a luchar; mientras quede uno solo de nosotros, a vencer. Será el mal menor, a pesar de ser un gran mal, el tener que aceptar, sin ser elegidos por nosotros, quienes nos ordenen. Pero... Ser una Columna o ser un Batallón es casi igual. Lo que no es igual es que no se nos respete. Si estamos juntos los mismos individuos que ahora estamos, ya formemos una columna o ya formemos un batallón, para nosotros ha de ser igual. En la lucha no necesitaremos quien nos aliente, en el descanso no tendremos quien nos prohíba descansar, porque no lo consentiremos. El cabo, el sargento, el teniente, el capitán, o son de los nuestros, en cuyo caso seremos todos compañeros, o son enemigos, en cuyo caso como a enemigos habrá que tratarlos. Columna o Batallón, para nosotros, si queremos, será igual. Nosotros, ayer, hoy y mañana, no necesitamos estímulos para combatir; nosotros, ayer hoy y mañana, seremos los guerrilleros de la Revolución. De nosotros mismos, de la cohesión que haya entre nosotros, depende nuestro desarrollo futuro. 

No nos imprimirá nadie un ritmo suyo; se lo imprimiremos nosotros, por tener personalidad propia, a los que estén a nuestro alrededor. Tengamos en cuenta una cosa, compañeros. La lucha exige que no hurtemos nuestros brazos ni nuestro entusiasmo a la guerra. En una columna, la nuestra, o en un batallón, el nuestro; en una división o en un batallón que no sean nuestros, tenemos que luchar. Si deshacemos la Columna, si nos disgregamos, después, obligatoriamente movilizados, tendremos que ir, no con quien digamos, sino con quien se nos ordene. Y como no somos ni queremos ser animales domésticos, posiblemente chocáramos con quienes no debiéramos chocar: con los que, mal o bien, son nuestros aliados. La Revolución, nuestra Revolución, esta Revolución proletaria y anárquica, a la cual, desde los primeros días, hemos dado páginas de gloria, nos pide que no abandonemos las armas y que no abandonemos, tampoco, el núcleo compacto que hasta ahora hemos tenido formado, llámese éste como se llame: Columna, División o Batallón. Un "Incontrolado" de la Columna de Hierro.
--> Leer más...

¡Que situación!

http://todovanguardias.blogspot.com.ar/

 El movimiento situacionista o situacionismo sería la denominación del pensamiento y la práctica en la política y las artes inspirada por la Internacional Situacionista (1957-1972), si bien el sustantivo situacionismo suele ser rechazado por los autores del mismo.

Esta corriente, cuyo planteamiento central es la creación de situaciones, emergió debido a una convergencia de planteamientos del marxismoavant-garde como la Internacional Letrista 1968 el movimiento propuso el comunismo consejista como orden social ideal.


Definiciones de situacionismo


Los propios situacionistas afirman como definiciones con las que trabajar:

"Situación construida: Momento de la vida construido concreta y deliberadamente para la organización colectiva de un ambiente unitario y de un juego de acontecimientos.

Situacionista: Todo lo relacionado con la teoría o la actividad práctica de la construcción de situaciones. El que se dedica a construir situaciones. Miembro de la Internacional Situacionista.

Situacionismo: Vocablo carente de sentido, forjado abusivamente por derivación de la raíz anterior. No hay situacionismo, lo que significaría una doctrina de interpretación de los hechos existentes. La noción de situacionismo ha sido concebida evidentemente por los antisituacionistas."
A pesar de ello, ha perdurado como etiqueta general para englobar a los autores de una concreta línea ideológica encabezada por Guy Debord y los demás participantes de la Internacional Situacionista.

Historia del situacionismo


La Internacional Situacionista se formó en un encuentro en la ciudad italiana de Cosio d'Arroscia en el 28 de Julio de 1957 con la fusión de algunos grupos de arte vanguardista: la Internacional Letrista, el Movimiento Internacional por un Bauhaus Imaginista y la Asociación Psicogeográfica de Londres. Los grupos se juntaron deseando revivir el potencial político radical del surrealismo. La IS después tomó ideas del grupo de comunismo de izquierda Socialismo o Barbarie.

Ya en 1950, la Internacional Letrista era muy activa en provocar travesuras al estilo happening. Durante la misa de pascua en Notre Dame en París, ellos infiltraron a Michel Mourre, quien se vistió como un monje, se paró frente a un altar y leyó un panfleto proclamando que dios estaba muerto.

Este movimiento empieza a surgir en la década de 1950, y una de sus primeras inspiradoras será la "Internacional Letrista", movimiento artístico-intelectual que luego se integrará en la Internacional Situacionista (1957-1972). También la Revolución Húngara de 1956 tendrá una significativa influencia en su gestación.

El miembro más famoso del grupo siempre fue Guy Debord, pero otros miembros destacados incluyeron el pintor holandés Constant Nieuwenhuys, el escritor escocés-italiano Alexander Trocchi, el artista inglés Ralph Rumney, el escandinavo Asger Jorn (el cual después de salir de la IS fundo el Instituto Escandinavo de Vandalismo Comparado), el arquitecto húngaro Attila Kotanyi, la escritora francesa Michèle Bernstein, y por supuesto el belga Raoul Vaneigem. Debord y Bernstein después se casaron.


En 1962 se organiza por iniciativa de siete miembros disidentes de la Internacional Situacionista (Nash, Fazakerley, Thorsen, De Jong, Elde, Strid y Hans Peter Zimmer) la llamada Segunda Internacional Situacionista, que no prosperará.

La filosofía situacionista tendrá un importante papel ideológico en el desarrollo de las jornadas del Mayo del 68 francés, así mismo influyeron sobre grupos como la Angry Brigade (1970-1972) o el Movimiento Ibérico de Liberación (1971-1973). Aquí pues vale resaltar el importante e influyente libro de Guy Debord La sociedad del espectáculo (1967) en el cual se actualiza la reflexión de la Escuela de Frankfurt y de Georg Lukács sobre la reificación para la situación del capitalismo de consumo tardío.


Otro importante tratado teórico fue escrito por Raoul Vaneigem y era titulado La revolución de la vida cotidiana o La revolución de todos los días es un libro de 1967. Vaneighem era belga, filósofo y ex miembro de la Internacional Situacionista (1961-1970). Es un análisis de la afectación de la vida cotidiana por parte del sistema autoritario capitalista y de la reducción del mundo a mercancía, trazando perspectivas para un cambio radical en la vida cotidiana tanto individual como colectiva, afirmando que el punto esencial de la emancipación no es otro más que cambiar la vida.


En 1972 la Internacional Situacionista se autodisuelve, pasando algunos de sus miembros a fundar en 1974 la llamada Antinacional Situacionista, de vida efímera.

Algunos grupos de situacionistas han prolongado o reestructurado la existencia de organizaciones o propuestas paralelas hasta la actualidad, como la Internacional Antiteocrática Insurreccional.

Las principales organizaciones promotoras o influenciadas por el situacionismo serían:
- la Internacional Letrista
- la Internacional Situacionista (1957-1972)
- la Segunda Internacional Situacionista (1962)
- la Angry Brigade (1970-1972)
- el Movimiento Ibérico de Liberación (1971-1973)
- la Antinacional Situacionista (1974)
- la Internacional Antiteocrática Insurreccional
- movimiento de liberación "Songo Sango Líber" (1974- ...)
Internacional Situacionista

La Internacional Situacionista (IS) era una organización de intelectuales revolucionarios, entre cuyos principales objetivos estaba el de acabar con la sociedad de clases en tanto que sistema opresivo y el de combatir el sistema ideológico contemporáneo de la civilización occidental: la llamada dominación capitalista. La IS llegaba ideológicamente hablando a la mezcla de diferentes movimientos revolucionarios aparecidos desde el siglo XIX hasta sus días, notablemente del pensamiento marxista de Anton Pannekoek, de Rosa Luxemburg, de Georg Lukács así como de corrientes como las de Comunismo de Consejo o "consejismo" y las de izquierda comunista.


Después de la revolución francesa con la toma de la Bastilla, la segunda revuelta social más importante en Francia, fue la toma de Paris en mayo de 1968. Estos eventos fueron iniciados principalmente por la Internationale Sitiationiste (IS). Ellos no solo vaticinaron este inminente acontecimiento pero también actuaron en su concepción. Las estrategias y eslogan de los situacionistas se veían por todas partes en Paris durante la revuelta -ya sea que fueron realizados por ellos mismos o por la gente que compartían sus ideas.

 
“Abolición del trabajo alienante”
“Prohibido prohibir”
“No a la Burocracia”

En 1972 la Internacional Situacionista se autodisuelve, pasando algunos de sus miembros a fundar en 1974 la llamada Antinacional Situacionista, de vida efímera.

Conceptos importantes dentro del situacionismo


Para comprender el legado teórico de la internacional situacionista es necesario familiarizarse con algunos conceptos de uso tanto en el arte como en la política revolucionaria y en la vida diaria o en todo esto al mismo tiempo.

El Detournement habla sobre la posibilidad artística y política de tomar algún objeto creado por el capitalismo y el sistema político hegemónico y distorsionar su significado y uso original para producir un efecto crítico.
En una ocasión, se infiltraron por la sacristía en la catedral Notre Dame de Paris, y uno de ellos ofició una misa a la gente presente, al final de su presentación, declaró que dios estaba muerto.


En otra acción de détournement, a la deriva, uno de sus integrantes viajó por semanas en Alemania consultando un mapa de Londres.

Otro de sus miembros vendía sus pinturas en lienzo por metro. En equipo diseñaron unas máquinas que permitía al público realizar cientos de pinturas en solo unas horas.

La recuperación habla sobre la posibilidad siempre presente de que ideas y cosas revolucionarias o radicales puedan ser incorporados a las lógicas dominantes por medio de la comodificación o la mera exposición vaciada de contenido.

La deriva propone una reflexión a las formas de ver y experimentar la vida urbana dentro de la propuesta más amplia de la psicogeografía. Así en vez de ser prisioneros a una rutina diaria, se planteaba seguir las emociones y mirar a las situaciones urbanas en una forma nueva radical.

En la psicogeografía se pretende entender los efectos y las formas del ambiente geográfico en las emociones y el comportamiento de las personas.

La creación de situaciones alude a una situación construida como un momento de la vida construido concreta y deliberadamente para la organización colectiva de un ambiente unitario y de un juego de acontecimientos, es decir tanto la realidad como los acontecimientos son fruto de una construcción previa minuciosamente preparada por poderes fácticos y no legitimada por los medios de comunicación que juegan un papel fundamental en la creación de acontecimientos .


Creación de situaciones


“Dime qué situaciones has vivido y te diré quién eres. Dime que situaciones has creado y te diré cuánto has contribuido”

En el sentido de los situacionistas, la construcción o creación de situaciones es "la construcción concreta de ambientes momentáneos de la vida y su transformación en una calidad pasional superior.

La construcción de situaciones era, para los situacionistas, una herramienta política para la transformación concreta de la vida de las personas. A partir de la noción de psicogeografía, según la cual el ambiente en que vive un individuo actúan directamente sobre su comportamiento afectivo, los situacionistas querían desarrollar un urbanismo unitario como programa para la transformación integral de la vida, y la construcción de situaciones como herramienta conscientemente subordinada a este programa:

La vida de un hombre es un cúmulo de situaciones fortuitas, y si ninguna de ellas es similar a otra, al menos estas situaciones son, en la inmensa mayoría, tan indiferenciadas y sin brillo que dan perfectamente la impresión de similitud. El corolario de este estado de cosas es que las escasas situaciones destacables conocidas en una vida, retienen y limitan rigurosamente esta vida. Tenemos que intentar construir situaciones, es decir, ambientes colectivos, un conjunto de impresiones que determinan la calidad de un momento. Si tomamos el ejemplo simple de una reunión de un grupo de individuos durante un tiempo dado, habrá que estudiar, teniendo en cuenta los conocimientos y los medios materiales de que disponemos, la organización del lugar, la elección de los participantes y la provocación de los acontecimientos que conviene al ambiente deseado.


Sobre esta propuesta los situacionistas diseñaron varios métodos de construcción de situaciones que cristalizaron en diversas propuestas artísticas. Especialmente, en el caso de Guy Debord, su propuesta cinematográfica.

Psicogeografía


La psicogeografía es una propuesta principalmente del situacionismo en la cual se pretende entender los efectos y las formas del ambiente geográfico en las emociones y el comportamiento de las personas. Una de las estrategias más conocidas de la psicogeografía, aunque no la más importante, es la deriva. Se relaciona con el urbanismo y con Guy Debord.




Constant, “Nueva Babilonia” (fotografía de maqueta, 1958), a la derecha Guy Debord, todos proyectos de estudio en Urbanismo y Psicogeografía
 
 
GUY DEBORD
Teóricos del situacionismo

GUY DEBORD, (La sociedad del espectáculo) y RAOUL VANERGEN (Tratado del saber vivir para las jóvenes generaciones). La idea esencial es la falsedad de la sociedad de consumo. Nuestra sociedad es un puro espectáculo, es decir, apariencia. Los situacionistas proponen rebelarse contra esta sociedad de la apariencia y rechazar sus valores establecidos que nos impiden vivir una vida auténtica. Es una lucha contra el consumismo y las seducciones engañosas. Ante la falsa realidad del espectáculo reivindican el valor de la propia vida y la toma de las propias decisiones.


Guy Debord (28 de diciembre de 193130 de noviembre de 1994), de nombre completo Guy Ernest Debord, fue un revolucionario, filósofo, escritor y cineasta francés, miembro de la Internacional Letrista, del grupo radical de posguerra Socialismo o barbarie y fundador y principal teórico de la Internacional Situacionista.


Vida y obras



Debord era hijo de Paulette Rossi y Martial Debord. Aún joven, tras la II Guerra Mundial, se unió al grupo Socialismo o barbarie, dirigido por Cornelius Castoriadis, una escisión de la Cuarta Internacional orientada a la crítica de las burocracias como forma de reproducción de la sociedad capitalista.

En términos generales, las teorías de Debord intentaron explicar el debilitamiento de las capacidades espirituales en el curso de la modernización de las esferas tanto privadas como públicas de la vida cotidiana por las fuerzas del capitalismo de mercado durante la modernización de Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Los sentimientos de alienación, postuló Debord, podían ser explicados por las fuerzas invasivas del «espectáculo» — la naturaleza seductora del capitalismo consumista. Los análisis de Debord aplicaron la crítica de comercialización de Karl Marx y Georg Lukács a lo que superficialmente se llama «los medios» y proclamó que la alienación era más que una descripción emotiva: el resultado provocado históricamente por el capitalismo. La Internacional Situacionista intentó crear una serie de estrategias que se acercaban directamente a Dadá y el surrealismo.

La membresía de la Internacional situacionista procedía inicialmente de los Letristas — un grupo post-surrealista de escritores y poetas dedicados a la destrucción de los valores burgueses reduciendo la palabra escrita a sílabas onomatopéyicas. Sin embargo, la IS rompió con los propósitos formales de los letristas y, tras incorporar muchos de sus miembros, se establecieron completamente por derecho propio hacia 1965 tras un intenso periodo de análisis teórico, publicaciones y expulsiones de varios miembros.

Con frecuencia se considera a la IS como el principal catalizador teórico de la tentativa de revolución de mayo de 1968 con base en París.

La edición original de los primeros libros de Debord, Memorias, estaba encuadernada con una cubierta de papel de lija de modo que destrozaba otros libros que se pusieran junto a él.

Guy Debord era un apasionado de la cultura española y tradujo al francés Coplas por la muerte de su padre de Jorge Manrique, un poema de García Lorca y también el célebre manifiesto de 1937 de un miliciano anónimo de la Columna de Hierro. Además participó a principios de los años 80 en la difusión de los Comunicados de la prisión de Segovia (es el autor del texto A los libertarios) que tuvieron gran repercusión y que sirvieron para obtener la liberación de varios prisioneros políticos. En los años ochenta participó con tres artículos en la revista Encyclopédie des Nuisances. Guy Debord vivió durante algunas temporadas, en los años setenta y ochenta, en Sevilla, Barcelona y Cádiz.

Guy Debord murió en noviembre de 1994.




ASGER JORN
Asger Jorn (Vejrum, Jutlandia, 3 de marzo de 1914- 1 de mayo de 1973) fue un artista danés. Su nombre auténtico era Asger Oluf Jørgensen.

Era hermano de Jørgen Nash que también fue un artista. En 1936, llegó a París para incorporarse a la Academia contemporánea de Fernand Léger. Durante la ocupación naziDinamarca, Jorn fue un comunista activo dentro de la resistencia y participó en el grupo artístico Høst.

Después del final de la ocupación, las posibilidades de libre pensamiento crítico en el medio comunista se volvieron más limitadas, debido a la autoridad política, más centralizada. Jorn lo encontró inaceptable y rompió con el Partido comunista danés aunque siguió siendo comunista toda su vida. Fue uno de los fundadores del movimiento Cobra. Fue motor en la fusión del MIBI (en el que participaba) con la Internacional letrista y el Comité psicogeográfico de Londres, que formó la Internacional Situacionista. de


En 1961, abandonó la Internacional Situacionista para fundar el Instituto escandinavo de vandalismo comparado. (Véase La langue verte et la cuite, con Noël Arnaud que le valió ser nombrado Comendador Exquis de la Orden de la Gran Gidouille). Su sistema filosófico, o Triolectics, dio lugar al nacimiento de una manifestación práctica por el desarrollo del fútbol a tres bandas.

The Avant-Garde Doesn’t Give Up, 1962
Isidore Isou

Judío familia adentro Botoşani, Isou comenzó su carrera como vanguardismo Segunda Guerra Mundial, poco después Golpe del 23 de agosto el ensamblar de Rumania de la sierra Aliados (vea Rumania durante la Segunda Guerra Mundial). Con el psicólogo social futuro Serge Moscovici, él fundó el compartimiento Da, que estaba pronto después de cerrado abajo por las autoridades. Él se movió a París, desarrollando muchos conceptos que pensaron como renovación artística total a partir de sus niveles inferiores. Él se llamó a Lettriste, un movimiento de los cuales él era inicialmente el único miembro (en la edad de 16 él había publicado Manifiesto en 1942) y publicado un sistema de Lettrist hypergraphics. Otros pronto lo ensamblaron, y el movimiento continúa creciendo, no obstante ocasionalmente bajo número confuso de diversos nombres. periodista del arte durante


En los años 60 Lettrist, los trabajos Lettrist-influenciados e Isidore Isou ganaron respecto mucho en Francia. El escritor influyente Individuo Debord y el artista Gil J. Wolman trabajado con Isou durante algún tiempo, antes de romperse lejos para formar Lettrist internacional, que último combinado con Movimiento internacional para un Imaginist Bauhaus, y Asociación de Londres Psychogeographical para formar Situationist internacional, un disidente revolucionario grupo. Éste es cómo el arte de Lettrist influenció carteles, barricadas, ropa uniforme en revolución procurada de 1968. Aunque se parecía un arte altamente autónomo en el período de la posguerra, en 1968 llegó a estar repentinamente más profundamente implicado en cambio social activo que los movimientos tales como Existentialism y Surrealism, y vino más cercano a producir la transformación real que estos movimientos.

El aspecto público final de Isou estaba en Universidad de París en 21 de octubre, 2000. Lisiado por mala salud, él seguía siendo minusválido establecido a domicilio hasta su muerte en 2007. Muchos de sus trabajos, y los del otro Lettrists, se han reimpreso recientemente en nuevas ediciones, junto con mucho material hasta ahora inédito, lo más notablemente posible Isou muy grande La Novatique (1941-1976) del ou de Créatique del La (1.390 páginas).

OTROS


Giuseppe Pinot-Gallizio - Vascello Fantasma O Le Prix D'or De La Victoire
Original (1961)

Conclusión

La esencia de esta ideología reflejada la obra de Debord: "La sociedad del espectáculo" nos comenta que "El espectáculo no es una colección de imágenes", pero es esa "relación social entre la gente que es mediada por esas imágenes.", escenario que resume la reflexión situacionista.

Así pues, los situacionistas nos ofrecen en su mensaje la única existencia de dos posibilidades ante la vida cotidiana: o añadirse a la pasividad que nos aporta la maquinaria del sistema: adaptarse a las representaciones que se esperan de nosotros mismos; o entrar en conflicto con el sistema.

Lograr una "desinstitualización" de la vida, tanto del conocimiento como de la propia experiencia, es el camino si queremos poder llamarla de tal forma, sino serán meras reproducciones -mejores o peores- de vivencias prefiguradas.

Por consiguiente, romper, subvertir y por lo tanto devolver el pensamiento, la creación filosófica, a la realidad cotidiana será la forma en que podremos intentar hacer colectivo el debate, el pensamiento y abrirnos a una creación nueva de conceptos y filosofía, en pro de lograr "cambiar la vida".

--> Leer más...

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (62) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (34) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (62) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (96) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (17) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.