"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

18 sept. 2012

Gatos hipoalergénicos y tigres vegetarianos

¿YPF?
La recapitalización y la exploración se la cargan a la cuenta de PDVSA.
Las ganancias a CHEVRON.

https://fbcdn-sphotos-e-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/581521_418981568160821_864034740_n.jpg

Los distintos sectores de la clase dominante, que según la necesidad y convergencia de intereses inmediatos, combinan sus negocios, sus propuestas político electorales y sus shows mediáticos; tienen hoy el comando de las dos alianzas gerenciales que controlan los aparatos de Estado en Argentina. Ambas; tanto la alianza oficialista, como también la opositora, que aparece como fascismo, como golpismo militarista, o como "liberalismo republicano", no son otra cosa que versiones populistas de CAPITALISMO, dependiente y criminal.

Ya no existe NINGÚN curso de agua que no reciba niveles de contaminación que no lo hagan peligroso o peor aún, altamente peligroso para la salud.
La matriz misma del proyecto neoperonista está provocando un genocidio ambiental y humano de consecuencias imprevisibles. Incluso los ríos de montaña reciben contaminación a través de las napas y de lluvia ácida.

Esos populismos, militaristas, totalitarios, neofascistas de toda índole, son las formas clásicas, pequeñoburguesas, de expresión de los sectores medios dependientes. Atados a los intereses locales de las compañías transnacionales.

En un gran abanico de compromisos y encubrimientos que nada tiene que envidiar, a los de cualquier otro país burgués saqueado, explotado hasta el envenenamiento por el terror antiobrero de las corporaciones de la plutocracia financiera internacional. Nuestros burócratas burgueses, especialistas populeros en asuntos populares, solo intentan no volver a desbarrancar su proyecto de enriquecimiento implícito, salvando las circunstancias con mas discurso Bonapartista.


Una
casta política que se ha convertido en un componente central de la clase dominante, no puede hacer otra cosa que defender a cualquier precio sus privilegios. Que son, sin ninguna duda los del imperialismo Yankee. El sufrimiento de las mayorías, el hambre en las provincias, las villas miserias, los apremios populares, las muertes oficiales y oficiosas son la excusa, Los pobres siempre son los otros, los de afuera, los diferentes. Excepto en tiempos de elecciones. 
 
La miseria no es un motivo, sino una excusa para el patrón. Y puesto que para discutir la pobreza también es condición discutir la riqueza. Cuando a un señor empresario sindical se le ocurrió poner en discusión el reparto de las ganancias extraordinarias, o atreverse siquiera a mencionar al dinosaurio John Willian Cooke y sus fantásticas ideas del supuesto socialismo Peronista, que tanto daño ideológico ha hecho y seguirá haciendo, entonces ese “inestimable” aliado incondicional en el disciplinamiento de la clase trabajadora organizada gremialmente, pasa a formar parte de la ya innumerable lista de enemigos del “modelo”
Por las dudas, le recuerdo estimado lector, que “Populismo” no es un concepto inventado por un señor Ga, Ga, Clo, Clo, de esos que viven en Inglaterra.

Marx llamaba a los populistas Bonapartistas, y Lenín los llamó Socialchovistas. El
Populismo es un fenómeno muy estudiado y no solo los reformistas socialchovinistas Franceses lo han utilizado histórica y sociológicamente. En fin hablamos de casi doscientos años de derivas intelectuales y conceptualizaciones. 
 
Pero para negar la lucha de clases, los neokantianos, pseudopacifistas, integralistas posmodernos, y muchos otros etc`s, ideológicos y políticos pequeñoburgueses, necesitan negar a la clase trabajadora como sujeto político. La clase se convierte en el movimiento. ¿Que movimiento? El movimiento de dinero, de “punteros” y de patrulleros, fiscales, policías de civil, jueces mil veces corruptos, grupos de choque, policías privadas, y agencias de servicio de información clandestina. 
 
Pero como usted sabe. El capital construye a su paso las contradicciones en las que la vida social discurre, explotando creativa y criminalmente la fuerza de trabajo convertida en mercancía. La vida, es decir el tiempo material de existencia humana, convertido en condena asalariada.

Esa pequeña burguesía está condicionada históricamente a concluir la revolución
democrático burguesa, nunca culminada por Perón y los anteriores Peronismos. Esa pequeño burguesía derrotada históricamente, imposibilitada de convertirse por la vía capitalista en multimillonaria, solo puede apelar a capturar prebendas del Estado. Negocios privados en nombre del beneficio común.

Así le acaban de regalar una empresa, privatizada, saqueada, y ahora "saneada" con capitales y con deuda publica" a CHEVRON.

No son las ideas las que organizan el mundo social. Las ideas solo pretenden leerlo, interpretarlo, imaginarlo. El capital es acción. No son las ideas las que nos habilitan como interpretes de una realidad. Sino su capacidad de describir mas o menos acabadamente un conjunto determinado de acciones y circunstancias que se pretenda analizar.

Cuando cierra la bolsa de Tokio, abren la de Lóndres, de París y mas tarde Wall Street. ¿Que importancia tiene describir el clima en esas ciudades, mientras se condena al hambre y a la muerte por guerra o por capitalismo, como en Sudáfrica, o en Haití a decenas de millones de seres humanos?.
¿Cuantos grandes poetas?, ¿cuantos científicos brillantes, ni siquiera han tenido la oportunidad de crecer sin desnutrición, con padres y en una casa, debajo de un techo? Cientos de millones, casi mil quinientos millones de personas apenas consiguen agua y comida hoy, para sobrevivir quizás, hasta mañana.

Lo que en realidad se busca con extrema necesidad es negar la realidad. Negar la puja de intereses entre los sectores medios asalariados y el gran capital, en contra de los que trabajan. Negar la crisis capitalista, negar el ajuste y la devaluación. Negar el mundo y hacer de la catástrofe capitalista global diseñada según los lineamientos de psicópatas miserables como Milton Friedman, las corporaciones armamentísticas que manejan las políticas del Pentágono, la Comisión Trilateral o los miembros el Club Bilderberg el único mundo posible. Negar la lucha de clases.

Entonces no es casual que a ninguno de estos representantes capitalistas de los intereses transnacionales se le ocurre una alianza abierta y estratégica con la causa de los trabajadores y sus intereses.

A las oligarquías criollas y a sus socios transnacionales no les importa Venezuela, ni siquiera les importa el muerto mas vivo de nuestra América que despierta. No les importan los humildes de la patria Americana, ni siquiera les importa Chavez, el hombre.
Lo que temen es el ejemplo, Temen a los pueblos que están construyendo su destino conducido por los trabajadores, por los campesinos revolucionarios

Todo debe ocultarse detrás de disputas de tipo personal, de carácter privado, histórico. Ninguna de esas cuestiones son relevantes. Todos ellos son socios de negocios.
Pero... la ignorancia no requiere de ningún esfuerzo. Y ellos, los dueños de la realidad, lo saben muy bien, hablan con lenguaje infantil, y con propaganda de guerra psicológica permanente. 
 
¿Entonces en que modo es mas importante la “Cubanización” de Venezuela, o la “Chavización” de Argentina, que el hambre y la injusticia en nuestras propias comunidades.
Chavización, ¿será por el Chavo del ocho? El kirchnerismo le teme tanto al socialismo y al pueblo politizado, activado y dispuesto a entregarse hasta el sacrificio, como el propio stablishment golpista Venezolano. Y es tan así, que repite sin dudar ese lenguaje falaz y narcoganster.

Unos y otros participes necesarios de la dominación y parte consustancial de la ideología dominante, a eso, los modernos esclavos del capital, lo llaman "sentido común".

¿Sentido común? La hegemonía neoperonista dependiente y servil en el control del aparato del Estado capitalista.

Hablan de una "nueva cultura militante", pero lo único que militan es el pago de la deuda externa.
Militan su voluntad de enriquecerse. ¿Chavéz? habla mucho y es morochito ¿viste?. Comunista... Peligroso. Pero si resulta que el kirchnerismo utiliza a los militares dictadores argentinos para desautorizar a Chávez. NUNCA jamas Cristina Fernandez ha hablado de Hugo Chavez en un discurso oficial. NUNCA, salvo para ridiculizar al comandante o a su pueblo, con ese estilo de señora de la quinta avenida, recién bajada del avión.
¿De que hablan? Si Chavéz fuese Argentino todavía estaría preso en Yare.
El oficialismo milita el endeudamiento que al día de hoy no solo no se ha reducido, sino que ha aumentado. Y que; tal como va; ya tiene plazos hasta el 2047 (el 2080 mencionan otros analistas).(escuche entrevista a Héctor Giuliani aquí)
La situación política es clara, a todas luces el Kirchnerismo ha tocado su propio límite histórico.
He tratado en estos ultimos días de imaginar una situación en la que los funcionarios K y los que hemos elegido no serlo, nos encontremos nuevamente en la resistencia antisitema. Es decir aliados no siempre son compañeros.
Es decir el que traiciona señores. Traiciona. Y es un traidor aunque mande telegrama.
Como toda obra de ingeniería burguesa, el “proyecto” es un gigante en demolición. Un monstruo diseñado para morir matando. Un monstruo a la medida de las necesidades del capital que intenta no perder el control de la política nacional.

Sin embargo este Estado no tiene nada que ver con aquellos del tiempo nacional. Aquellos días del Estado Nación, de la política chiquita, en una mesa de poker, de dinero o de putas. Aquella política, aunque no de la manera que algunos lo imaginamos, pero ha terminado.
El capitalismo serio, es un mito, solo imaginable en la cabeza de una señora leguleya y desclasada. Una que guarda la ilusión de ser recordada como una persona ecuánime.
De lo único que se trata es de impedirle a las mayorías ejercitar y ejercer su propio poder político. Lo dije cuando todo esto comenzó, es decir todo esto comenzó cuando el dólar estadounidense costaba en el mercado negro $ 1.40, hoy cuesta $ 6,45. Le recuerdo estimado lector, que a pesar de las afirmaciones en contrario, el precio del dólar no es un asunto psicológico.
La señora presidente del gobierno invita a los señores millonarios del país a mantener sus divisas en pesos, mientras tanto ese mismo día se hace publico que (solo en el país) ella guarda una cuenta de mas de tres millones de dolares a su nombre.
¿En que se parece Argentina y Cristina Fernández, a Hugo Chávez?. Sus pueblos se parecen un poco, sus vidas mucho menos, sus proyectos nada, sus lecturas del mundo, no se parecen en lo más mínimo. Salvo quizás, durante treinta o cuarenta segundos cada vez.
Domesticar la marea popular que aprendió que en las calles a recuperar su lugar en la lucha por el poder político. Encausarla en la dinámica de las camarillas de la época partidocratica nacional-Estatal. Pero ese mundo no existe. El Peronismo no es mas que una tradición, como el radicalismo, una entelequia para nostálgicos y mercenarios.
Todos los partidos que defienden los intereses de las clases capitalistas son enemigos de los intereses de los trabajadores por definición. A los que dicen defender a los que trabajan, a esos debe exigirseles el doble de compromiso, el doble de responsabilidad y de coherencia. Los pueblos del mundo, los de nuestra América, la clase obrera ha construido un arsenal ideológico capaz de destruir cualquier maquinaria de marketing politico burgués.

El Kirchnerismo como espacio dentro de los ámbitos sociales, está en crisis. Sobretodo porque nunca fue un fenómeno orgánico, es decir, el kirchnerismo era el único capitalismo viable en 2002. Pero ya no lo es.

Resulta que unos cuantos gerentes, desde siempre han considerado que ya esta bien de ese asunto de ver tanto piojo resucitado en la casa Rosada.
Extrañan los métodos de antaño, cuando para firmar convenios colectivos de trabajo y congelar salarios, se encargaban de enviar a la muerte a todos los miembros de las comisiones sindicales de base.

Ese límite, el límite K, es su propia imposibilidad de clase. La imposibilidad de esa clase media urbana de distanciarse de los intereses monopólicos transnacionales financieros, a los que está atada económica, social y políticamente. Y su imposibilidad de declararse abiertamente en contra de los sectores de clase que los han sostenido y les han construido un espacio vital que el neoperonismo Kirchnerista nunca hubiese conseguido construir sin la vanguardia de los movimientos sociales históricos que fueron devorados y digeridos enteros, Muchos que como buenas mierdas mal cagadas nadan por ahí, en los ministerios, pidiendo audiencias a otros enajenados que lo único que esperan es al transa que les trae la cocaina.

El neoperonismo Kirchnerista vive una crisis de la que ya no podrá salir. La lucha de clases en nuestro país, diseñado según el mito del ascenso social, atraviesa todas las instituciones sociales y todos los ámbitos de la sociedad. Todos los partidos son policlasistas.
La lucha es hacia el interior de la alianza en el gobierno. Es una crisis que no tendrá retorno. Y es producto de que cada uno de ellos está condicionado a responder a determinados reflejos clasistas.

La tarea fundamental de la política burguesa es cerrar los caminos de representación y participación de los trabajadores y el pueblo en su conjunto. La tarea de la inteligencia burguesa es que los pobres no tengan ni proyecto ni partido. El trabajo de los políticos “profesionales”, es decir de los gerentes empresariales en asuntos de política y Estado, es ocuparse de administrar esa relación de las mayorías pobres con los asuntos de política “en serio”.
Ellos y su lógica empresarial son los que otorgan la palabra, y los que la niegan. Los que califican a los interlocutores y los que ponen las reglas, el arbitro, el día, la hora, etc. Al pueblo solo le queda dejarse engañar por el candidato tal o por el candidato cual.
Ese es el punto central sobre el que toda la casta política burguesa oficial o opositora converge y con el cual extorsionan a sus socios transnacionales.

Ese discurso que es conciliador en la superficie, mediador de intereses, pero de entrega abierta y descarada al capital multinacional, cada día que transcurre logra suscitar menos adhesiones y menos voluntades.

El ciclo Kirchnerista se ha cerrado. Del curso de la crisis internacional dependerán las condiciones de la transición.
Cerrada la alternativa militarista autoritaria-totalitaria. La revolución democrático burguesa, ha sido completada al menos en sus presupuestos. División de poderes. Institucionalidad y garantías constitucionales. Desmilitarización de facto de la política partidaria. Elaboración (funcional y burguesa, pero elaboración al fin) de un relato social común acerca de la complicidad burguesa en el terror capitalista dictatorial.
El hecho histórico concreto es que no fue el gobierno del Estado el que conquisto estas colinas enemigas. Sino que fue el pueblo en las calles. El pueblo Argentino en las calles, en los tribunales, en los cementerios, en cada rincón del país desandando la tragedia y derrota política que la clase millonaria le impuso en represalia por soñar un futuro socialista a los trabajadores argentinos y a todo el pueblo en los años setentas, ochentas, y noventas.

¿Cuantas vidas se perdieron en el camino?¿Cuantos políticos burgueses murieron en esa lucha contra el fascismo militar convertido en neoliberalismo Menemista?

Esto es así.

Micropolítica, Autonomía, Comunidad, Hegemonía, Antimperialismo, Poder Popular y Socialismo.

La diferencia es que nosotros hemos estado dispuestos a entregar la vida desde el mismo momento en que entendimos que cosa era la política.

Ellos; ellos piensan que sus hijos están a salvo, para eso son amigos del señor juez.
A los tecnócratas les encantan las leyes. Redactan leyes; borran, ponen y sacan. Como si las leyes no fueran más que el reglamento por el cual los que dominan se encargan de garantizan sus propios intereses.

No se equivoque, en muchos, muchisimos aspectos el mundo ha cambiado más en los últimos diez años, que en toda la historia.
Nunca antes, los sujetos fueron sometidos a los niveles de presión emocional y psicológica, y a las dosis de drogas farmacologicas y medicamentos introducidos en los alimentos y las bebidas como en nuestros días.
Junto a la propaganda de guerra psicológica contra la condición sensible, ha sido instaurada la tiranía totalitaria del capital transnacional.
La propiedad es mas privada que la vida humana. Y por eso todos estamos siendo observados todo el tiempo. Y no es por nuestro bienestar, sino para sostener el delicadisimo equilibrio asesino de los balances de negocios de los trescientos o cuatrocientos dueños del planeta.
Esos son los que realmente controlan la información confidencial y no Julian Assange. La información de cerca de seis mil millones de personas.
Y esto es así, en todo el mundo desde hace diez años y así esperan que siga siendo para siempre.
Son las ilusiones de los domadores de pulgas. Sueñan con tigres mansos, bien educados. Tigres vegetarianos. Con depósitos en pesos y aportes patronales. Tigres para las fotos. Gatos caros, vendibles, descartables como los envases de la vergüenza de lo que quisieron ser.

Envases
rotos y vacíos de la vergüenza que han perdido. De esa que no se consigue en el mercado.

En 2007 una casa comercial estadounidense anunciaba que habían fabricado gatos hipoalergénicos que solucionarían los problemas de los alérgicos a la hora de tener mascota, ahora la misma marca ofrece minileopardos Ashera, por unos 22000 dólares.
Ashera es el resultado de un proyecto genético comercial que adelanta el diseño y comercialización de niños humanos a medida y demás invenciones biológicas, cuyas consecuencias evolutivas ningún científico puede prever.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (62) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (34) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (62) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (96) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (17) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.