"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

27 jun. 2012

La pluma y la espada

“ …Había olvidado yo que hay algo mas importante que la clase social a la que pertenece el individuo: la juventud, la frescura de ideales que en el momento en que se sale de la juventud se pone al servicio de los ideales mas puros …"
Ernesto Guevara.
Discurso de clausura del encuentro de profesores y estudiantes de arquitectura.
Septiembre de 1963

_______________________________________________________________________________________________________

Ponencia Subcomandante Marcos
Encuentro Internacional de Intelectuales en Defensa de la Humanidad
24 y 25 octubre de 2003 - Polyforum Cultural Siqueiros, ciudad de México.


LA PLUMA PUEDE SER TAMBIÉN UNA ESPADA


Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Mi nombre es Marcos, subcomandante insurgente Marcos.

He sido invitado al Foro en defensa de la humanidad para decir unas palabras. Agradezco la invitación, pero debo advertirles que soy un soldado, un soldado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Lo advierto porque, según me han dicho, compartiré la palabra con intelectuales y líderes políticos sociales. Por eso tal vez mi voz suene discordante (quiero decir, además de por la grabación) y fuera de lugar. O no, tal vez haya, en lo que voy a decir, puentes y coincidencias.
A veces suele suceder que la pluma y la espada coinciden. Tal vez coincidamos en la inquietud por un necesario debate y por un intercambio de ideas que ayuden a aclarar un poco este confuso y desordenado horizonte que algunos llaman historia contemporánea y que, a ratos, hace de lo trivial y grotesco asunto de interés y escándalo mundial; y otras veces hace de lo terrible y aberrante algo que, a fuerza de repetirse, se convierte en tonada monótona y desapercibida.

Mencionaré algunos apuntes apresurados sobre la globalización y el neoliberalismo, o más bien sobre lo que nosotros alcanzamos a percibir (y a padecer) de ellos, y sobre las resistencias en general y nuestra resistencia particular.

Como es de esperar, en estos apuntes el esquematismo y la reducción reinan, pero creo que alcanzan para dibujar una o muchas líneas de discusión, diálogo, reflexión. O, mejor aún, de memoria y vergüenza.

- Vergüenza habría de darte por haberme excluido, dice Durito, que ha venido a refugiarse de la lluvia.

No te excluí. Sucede que no te invitaron a ti, sino a mí, le digo mientras escondo el tabaco con discreción.

- Una cosa va con la otra. En este caso, una nariz va con un caparazón. ¿O acaso mi agripado escudero pretendes privar a estas buenas personas del deleite de escuchar mis sabias palabras, de iluminarse con mi sabiduría y de despertar del letargo en el que tus palabras empiezan a sumirlos?, pregunta Durito mientras me pica la nariz con Excalibur, la legendaria espada.

Esa espada se parece sospechosamente a una pluma que perdí el otro día, le digo cambiando de tema. Como si tal, Durito responde:

-¡No cambies de tema! Puedes elegir: o me das un espacio para mis sapientes planteamientos o pereces bajo mi pluma, quiero decir bajo mi espada, dice Durito con un tono que envidiaría cualquier funcionario del Fondo Monetario Internacional hablando con algún gobierno latinoamericano.

Y, aplicando lo aprendido de los gobiernos nacionales, cedí. He aquí la parte que Don Durito de La Lacandona, la flor y nata de la andante caballería, ha enviado para este foro.

Se llama: Globos o tiendas.
El mundo es como un globo inflado. O sea que es como una vejiga inflada. O sea que cuando se dice que hay la globalización, es que hay la mundialización de las partes del mundo.

Pero hay, como quien dice, una mundialización de los que tienen mucho dinero. Y hay también, como quien dice, la mundialización de la lucha, o sea de la resistencia.

En la mundialización del dinero, o sea que en la globalización de los poderosos, hay mucha maldad, pero ya no se está quieta la maldad dentro de un país, sino que se mete a todos los países. Y esa maldad se mete en otros países en veces por la guerra, en veces por el dinero, en veces por la idea, en veces por la política.

O sea que en la mundialización de la maldad esos que son mucho muy ricos ya no están contentos de ser ricos explotadores en un país, o sea que en su pueblo, sino que ya quieren más dinero y se meten en otros países para ganar más dinero, y ya no respetan nada porque sólo quieren su maña explotadora y puro ganar dinero quieren; aunque ya tienen mucho de por sí, no les basta, quieren más.

Y entonces el dinero se mete en otro país y no respeta ese país por la culpa de la globalización del dinero, que no respeta a los países y a la gente.

O sea que cada país es como un globo que se revienta y se le sale todo lo que lo hacía especial, o sea como su costumbre, su palabra, su cultura, su economía, su política, su gente, su modo pues.

Y entonces el país como que se rompe y todo el mundo se mete en ese país, y ese país ya no es ese país, sino es todo el mundo.
Pero no el mundo de la gente, sino que es el mundo del dinero, donde no importa la gente.

Es como si una persona se rompiera así nomás y ya no fuera una persona, sino que todas las maldades se meten en esa persona y se la comen y ya no hay persona, sino sólo hay lo que se comió a la persona.

Y así decimos que la globalización de los poderosos, o sea que del dinero, se come a los países y se come a las personas que viven en ese país. Porque un país es como una casa donde vive la gente del país. Y el dinero mundial destruye pues la casa, o sea que el país, y la gente se queda sin casa y sin alma, porque ya no se conocen entre sí mutuamente y andan nomás como desconocidos, con la desconfianza en los ojos y en las palabras, tristes pues.

Y entonces cuando un país se queda sin su alma, se mete el alma del dinero.
Y ese país que se rompió ya no es una casa donde vive la gente de ese país, sino que es una tiendita donde se venden y se compran cosas y gente.

Porque en la globalización el dinero pone tiendas donde antes había países.

Y entonces, como el país ya no es un país sino que es una tienda, pues la gente ya no es gente, sino que sólo son compradores o vendedores.

Y la gente no es dueña de la tienda, sino que el dueño de la tienda es el dinero mundial.

O sea que la gente ya no manda en su país, manda el dinero mundial.
Y entonces pues, como decimos nosotros, el pensamiento que manda es el pensamiento del dinero.

Y por ejemplo una gente piensa por ejemplo en una nube y es una gente pensando en una nube y pinta su pensamiento por ejemplo de azul y ya, y ahí anda esa gente con su pensamiento de una nube azul y esa gente está contenta con su pensamiento de nube azul y se consigue una vejiga y la infla y la pinta de azul y se la da a un niño o que sea a una niña, y la niña o que sea el niño juega con la vejiga azul que era un pensamiento de una nube azul. Porque la gente, cuando piensa como gente, piensa pensamientos para la gente.

Pero el dinero no piensa en la gente, sino que piensa en más dinero. O sea que el dinero no tiene llenadero, y todo se lo come para hacer más dinero.

O sea que el dinero no piensa una nube, sino que piensa en una mercancía y que la va a vender y a sacar más dinero.

O sea que en la globalización del dinero también se mundializa el pensamiento del dinero.

Y ese pensamiento del dinero es como una religión que adora al dios del dinero, y los templos de esa religión son los bancos y las tiendas, y los rezos son las cuentas que hacen del dinero, cuánto venden, cuánto ganan

Y esa religión del dinero se llama neoliberalismo, o sea que quiere decir que hay una nueva libertad para el dinero. O sea que el dinero es libre de hacer lo que le dé su gana. Y la gente ya no tiene libertad pero el dinero sí tiene libertad.

Y en la globalización del dinero el mundo mundial se destruye, o sea que se rompe el globo del mundo o que sea la vejiga mundial se revienta, y entonces el dinero pone una tienda donde antes había un país: o sea que donde antes había una casa con gente ahora hay una tienda.

Entonces pues la globalización del poder destruye los países para hacer tiendas. Y entonces las tiendas son para vender y comprar.

Y si uno por ejemplo no tiene la paga o no quiere comprar, pues como que no cuenta, o sea que hay que destruirlo. Y si uno, por ejemplo, no tiene nada qué vender o no quiere vender ni venderse, pues como que no sirve, o sea que hay que destruirlo.

La globalización del poder es como una guerra contra la gente y sus casas, o sea que es una guerra contra la humanidad.

La globalización del poder destruye las casas de la gente, o sea los países, y a veces entra a destruir con una guerra. Y otras veces entra porque alguien de adentro le abre la puerta para que entre a destruir.

Y los que abren la puerta son los políticos, que sea los que mandan en los países, o sea en las casas de la gente. Y entonces los políticos ya no sirven para mandar, porque ya no mandan de por sí, porque el que manda es el dinero mundial.

Y entonces los políticos se hacen tenderos, o sean son los que se encargan de la tienda que antes era un país, o sea una casa de una gente.

Y los políticos de antes ya no sirven para atender la tienda y es mejor poner otros que sí estudian y aprenden a ser encargados de las tiendas. Y éstos son los nuevos políticos, o sea que son tenderos.

Y no importa pues si no saben nada de gobierno, sino lo que importa es que sepan atender la tienda y den buenas cuentas a su patrón que es el dinero mundial.

Entonces en los gobiernos de los países destruidos por la globalización del poder pues ya no hay políticos, sino que hay tenderos.
Y ahí, en las tiendas que antes eran países, las elecciones no son para poner un gobierno, sino para poner un tendero.

Y entonces ponen a competir, o sea a pelearse entre sí, a gordos, flacos, altos, chaparros, de diferentes colores que empiezan a hablar y a hablar y pura habladora, pero nada que dicen lo más importante, o sea que todos son diferentes en su cara, pero todos son iguales en que van a ser tenderos.

Entonces a la globalización del poder no le importa si el tendero es verde, azul, rojo o amarillo. Lo que le importa es que el tendero entregue buenas cuentas.

Entonces cambian los tenderos pero sigue habiendo tendero.

Entonces en la globalización del poder el mundo ya no es redondo, como una vejiga inflada, sino que se revienta y en su lugar queda una tienda muy grande.

Y las tiendas, como todos saben, son cuadradas, no redondas.

Es así, más o menos, como funciona la globalización, que es como si dijéramos la vejigaización.
(Fin de la ponencia de Durito).


¿Vejigaización? En fin, vuelvo a la seriedad y la formalidad.

Además de lo que Durito ha expresado en forma tan peculiar, nosotros también pensamos lo siguiente:

PRIMERO. Si en la política antigua (es decir, desde la Atenas griega hasta las repúblicas modernas) el Estado era la madre del individuo y el seno en el que se gestaba, crecía y se reproducía la sociedad, en el mundo globalizado el Estado no puede ya cumplir esta función. El individuo ya no tiene por qué referirse a una patria, una cultura, una raza o una lengua. El vientre materno es ahora esa megaesfera que algunos llaman todavía planeta tierra. El ciudadano ya no es el miembro de la polis, sino el navegante de la megapolis, por tanto necesita otros conocimientos y habilidades que el Estado nacional no le puede ofrecer.

SEGUNDO. De la misma forma, los hombres de Estado, esos superhombres autores de citas clásicas, guerras, imperios, leyes y represiones, ya no existen como tales. Aquel viejo entrenamiento interno que existía en las clases políticas para preparar a sus miembros a relevarse unos a otros es obsoleto, las habilidades de la política clásica (oratoria, liderazgo, sensibilidad, templanza, conocimientos históricos, filosofía, jurisprudencia, relación adecuada) parecen ahora más propias de la nostalgia circense. El protocolo del poder, esa compleja mezcla de señales y actitudes, ya no se aprende ni se ejerce en el Estado.

TERCERO. El Estado nacional tiende a ya no ser más el encargado de la reproducción de los hombres (entendiendo reproducción en su sentido más amplio, es decir, las condiciones económicas, políticas, culturales y sociales para su reproducción social), sino el administrador-contenedor de los desórdenes de esa reproducción. El megapoder, ese ente del que poco se sabe, ahora impone una reproducción más importante: la del dinero.

CUARTO. La lucha contra la globalización del poder (y contra su sostén ideológico: el neoliberalismo) no es exclusiva de un pensamiento o de una bandera política o de un territorio geográfico, es una cuestión de supervivencia humana. Así como en la Segunda Guerra Mundial multitud de fuerzas resistieron y lucharon contra el fascismo, ahora son muchas las fuerzas que resisten y luchan contra el neoliberalismo.

QUINTO. En los Estados nacionales el proceso de la pareja globalización-neoliberalismo produce un fenómeno de resistencia que, cada vez de forma más acentuada, incorpora a amplios sectores de la población sin que sea primordial su clase social o el lugar que ocupa en el proceso de reproduccion del capital.

SEXTO. Aparecen, por ejemplo, grupos desconcertantes (de hecho, la teoría había decretado su desaparición o su "absorción" por los de arriba): por un lado, indígenas que hablan lenguas incomprensibles (es decir, inservibles para intercambiar mercancías) y que desafían con armas de palo a helicópteros, tanques, aviones, ametralladoras, bombas; por el otro lado, jóvenes desempleados (el lumpen, que, teoría manda, debería estar engrosando las filas de los aparatos represivos del Estado) movilizándose en contra del gobierno y exigiendo respeto a su modo; o más allá, homosexuales,lesbianas y transexuales demandando reconocimiento a su diferencia.

SEPTIMO. Estos fenómenos de resistencia (bolsas de resistencias las llamamos nosotros para oponerlas a las otras bolsas, las de valores) tienden a buscar comunicación con fenómenos parecidos en otras partes del mundo. Las superautopistas de la información, concebidas para facilitar el flujo de mercancías y dineros, empiezan a ver (no sin pavor) que son transitadas por viejas carretas, bestias de carga y peatones que no intercambian mercancías y capitales, sino algo muy peligroso: experiencias, apoyos mutuos.

HISTORIAS.

Claro que hablo de lo que está a la mano: nuestra guerra, nuestras armas, nuestra historia. Pero hay otros ejemplos que nos hablan de una nueva emergencia, de algo nuevo que irrumpe aquí y allá y que no acabamos ni de dirigir ni de entender, en parte porque somos un fragmento de esos fenómenos, en parte por lo precipitado de los acontecimientos, en parte porque el presente es el peor lugar para pensar el hoy, en parte porque aún hay muchas cosas por definirse.

Pero algo empieza a quedar cada vez más claro: no es cierto que perdimos nosotros y, sobre todo, no es cierto que ganaron ellos. La historia que cuenta, la que hacemos hombres y mujeres, tiene aún mucho hilo que tejer y no acaba por adivinarse siquiera el dibujo ni el color que este gigantesco tapiz que es la humanidad habrá de tener. Nosotros, y con nosotros muchos como nosotros, sabemos ya que, en todo caso, el color no es el gris que ahora imponen, ni el dibujo es sólo dolor y muerte. Hay también otros muchos colores. Y hay también mucha esperanza.

No sólo si el planeta tiene heridas abiertas y sangrantes en su redonda geografía, nombrándolas no las sanamos, es cierto, pero hacemos un gesto de humanidad que a ratos parece perdido.

Nombremos entonces Palestina y que la vergüenza nos envuelva.

Nombremos Los Balcanes y que la memoria se actualice.

Nombremos Euskal Herria y admiremos la silenciosa e incomprendida resistencia de un pueblo que, desde hace centurias, se niega a ser conquistado. Allá, al otro lado del Atlántico, un pueblo es cercado en una clásica maniobra de pinza: en un lado, la soberbia del poder que, parapetado tras jueces embelesados por los clic de las cámaras fotográficas, comanda una auténtica guerra de exterminio; en otro lado, la cobardía de un sector que se dice progresista y que, más atento a la corrección política, guarda un silencio cómplice mientras la cultura vascuence es tipificada como terrorista.

Nombremos Cuba y que la sangre latinoamericana busque los puentes en que nos encontramos antes y nos encontraremos mañana. En el Caribe, un pueblo enfrenta un cerco que no tiene nada de figura literaria. Ese pueblo ha conseguido que su sólo nombre convoque una historia de lucha y resistencia, de generosidad y valentía, de nobleza y hermandad. Se dice Cuba como se dice dignidad.

Nombremos Bolivia y saludemos el heroico andar de aymaras y quechuas defendiendo la tierra. Saludemos a aquellos que hacen del ser indígena un orgullo y que con su rebeldía hacen temblar a los tienderos de toda América.

Nombremos Chiapas y descubramos en los pies de los más pequeños el mañana del para todos, todo.

Nombremos cualquier rincón del planeta y seamos perseguidos junto a homosexuales, lesbianas y transexuales; resistamos con las mujeres al impuesto destino de decoración idiota; resistamos con los jóvenes a la máquina trituradora de inconformismos y rebeldías; resistamos con obreros y campesinos a la sangría que, en la alquimia neoliberal, convierte muerte en dólares; caminemos el paso de los indígenas de América Latina y con sus pies hagamos el mundo redondo para que ruede.

Nombremos a los que no tienen nombre. Miremos a los que no tienen rostro.

Nombremos y miremos el mundo que no existe ahora, pero que empezará a existir en nuestras palabras y en nuestras miradas.

Nombremos pues los dolores de la humanidad. No sólo porque son también dolores nuestros. También porque nombrándolos nos hacemos un poco más humanos. Porque frente a esas heridas, el silencio es renuncia, rendición, claudicación, muerte.

Si hay quien ha hecho de la pluma una espada, que centellee el aire con su brillo, que señalando nuestras heridas se ennoblezca, que nombrándonos nos haga parte de un rompecabezas que mañana será un mundo no falto de memoria ni de vergüenza.

Porque ambas, la memoria y la vergüenza, son las que nos hacen seres humanos.

No seamos los chivatos de nuestra historia, de nuestra conciencia, los traidores a la palabra que levantamos ayer y que hoy nos convoca para ser afilada y unida en la memoria y la vergüenza.

Vale. Salud y que la pluma sea también una espada, y que su filo corte el oscuro muro por el que habrá de colarse el mañana.

Desde las montañas del sureste mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos.

--> Leer más...

Paraguay Resiste

paraguay-resiste-portal

Con el objetivo de denunciar los excesos del nuevo gobierno de Federico Franco, el destituido presidente de Paraguay, Fernando Lugo, lanzó el sitio web http://paraguayresiste.com/ El portal busca reunir las noticias y opiniones de los partidarios del ex presidente.

El lanzamiento del sitio web se suma a la primera reunión del ex obispo con su gabinete paralelo. En una cita en la sede de su partido en Asunción, el ex mandatario se reunió con su propio gobierno como una señal de fortaleza luego de la destitución exprés que sufrió el viernes pasado.

Un decena de ministros y ex colaboradores forman parte del gabinete por la restauración democrática. Este llamado gobierno en las sombras de Lugo, tiene como objetivo fiscalizar y monitorear a los nuevos ministros del gobierno de Franco.

Protestas por Lugo

La televisión pública paraguaya continúa su manifestación en rechazo a la destitución de Lugo. “Estamos haciendo una resistencia pacífica en un medio que nos pertenece como ciudadanía paraguaya”, señaló el subdirector de ese medio de comunicación, Diego Segovia, a TeleSur.
La institución, indicó, además, que han sufrido misteriosos cortes de energía que les han impedido continuar con su trabajo.
Estas manifestaciones se suman a otras muestras de apoyo realizadas por ciudadanos paraguayos en Brasil y Argentina. Además, de las expresadas por los propios habitantes del país que han rechazado la destitución de Lugo.

(Con información de La Radio del Sur)
--> Leer más...

25 jun. 2012

Un soldado de la libertad de América y el mundo

Los mas grandes asesinos de la historia moderna y su enorme corte de vociferadores de basura han decidido echar a correr o “reciclar”, los argumentos pseudo pacifistas, según los cuales Ernesto Guevara "el che" es un asesino masivo. Un criminal incluso peor, que el peor mercenario formado a la medida de los intereses de la calaña que destruye naciones y devora millones de vidas humanas, día tras día. Año tras año.

El Argentino mas ocultado en su patria, y mas mentido en la historia del siglo XX, ocupa ya su lugar junto a Geronimo y Lautaro, Pancho Villa, Bolivar, Sucre, Zapata, Sandino, Amaru, o Artigas, en la triste lista de héroes y mártires populares demonizados y silenciados.

La lucha por recuperar su memoria para el capital político y cultural de las mayorías populares, no terminará mientras quede un derecho que conquistar y una batalla por vencer.

Cualquiera que se atreva a defender a los humildes y explotados del planeta, desafiando el poder del crimen, la perversión, la locura, y el terror del dinero y sus privilegios, será un delincuente o un terrorista para los dueños de la realidad. Al menos mientras su memoria sirva como ejemplo para los que no están dispuestos a dejarse humillar.

Personalmente, recuerdo perfectamente a mi maestra de la apertura democrática Argentina, comparando a mis padres secuestrados y desaparecidos por la dictadura financiada por los bancos de los Estados Unidos, el FMI y el Banco mundial; con los de otro niño cuyo padre estaba preso por estafar a decenas de personas.

Personalmente, nunca tuve dudas al respecto.

Últimamente he visto con algo de sorpresa, a un gran hombre muy anciano, muy inteligente y sabio que una vez conocí circunstancialmente, afirmar que el legendario luchador anarquista Severino Di Giovanni, “se perdió” en la violencia, o mejor dicho: se perdió por la violencia política, que desarrolló como estrategia de propaganda y como represalia al estilo, anarco-terrorista individualista. (al respecto nada podría agregar salvo recordarle a usted La condición humana de André Malraux)

Pero resulta que casualmente este hombre es el biógrafo de Di Giovanni. Sentenciado a muerte pór el Estado terrorista Argentina.

Porque vale aclarar que puede el señor multimillonario mas honesto que usted consiga imaginar, pedir “disculpas” por los crímenes del Estado que el “gobierna”. Y pueden las victimas aceptar o no esas “disculpas”, pero lo que no puede una disculpa es cambiar el carácter históricamente clasista y asesino de los instrumentos de la dominación del Estado capitalista.

Solo piénselo ¿Como pedir disculpas a un muerto inocente e indefenso, por su muerte absurda? ¿Renacen los muertos populares luego de los perdones? ¿Dejaron de morir personas inocentes a manos del aparato de represión estatal y paraestatal luego de los perdones?

Este hombre se llama Osvaldo Bayer quien con mas de 80 años, cae en la trampa del neoperonismo, farsante y reconciliatorio, olvidando que si por algún motivo Di Giovanni ocupa un lugar en la historia de las luchas del pueblo; si por algún motivo es profundamente odiado y sus ideas y acción política mentida y ocultada, es precisamente porque no se detuvo ante las dudas de los demas. No se detuvo frente a la propia certeza de ser un maldito, otro paria en un mundo ajeno. Carne de matadero en la historia que escribían y aún escriben a diario, los que prefieren creer que son neutrales. Políticamente correctos. O los que pagan a esos, sus salarios.

La muerte es el final de la vida física, pero la vida, a todas luces, - o en pantalla plana-, no tiene el mismo valor según el caso. No parece ser la misma, la vida del obrero muerto, del cañero asesinado a latigazos en los zurcos, del esclavo moderno enviado a morir en las minas o en la guerra privada de su patrón. La vida de las niñas secuestradas para la prostitución ayer o ahora mismo; cada día; en cada ciudad de este pacifico y neutral país solo habitado por pequeñoburgueses, según parece. Donde los trabajadores son los nuevos golpistas y los gerentes de las multinacionales, los semidioses del desarrollo igualitario.

Pero la vida de un luchador del pueblo. La vida de un hombre o de una mujer que ha entregado sus horas y sus esfuerzos a la justicia popular, a ser soldado del ejercito de los explotados. ¿Cuanto vale?.

Que fácil es tomar partido con el final resuelto. Que simple y cobarde es inclinarse siempre ante el tramposo, ante el abuzador, ante el que hace gala de su perversión y brutalidad como si se tratase de un don natural o sobrenatural. ¿no le parece?

Por eso ante la estupidez y el desconcierto, el colaboracionismo y la impotencia del discurso de la patética “izquierda” oficial, es necesario volver a afirmar que la neutralidad ante el crimen organizado no es otra cosa que complicidad.

Lo que ocupa mi tiempo son los recursos Maquiavelicos de la nueva neutralidad, la pretendida imparcialidad del espectador frente al dolor ajeno. Frente a la mentira, la humillación, y la muerte. Frente a la guerra total.

Entonces yo; que soy todo lo pacifico que se puede ser frente a un pelotón de fusilamiento, repaso mentalmente los nuevos mitos de la política de neutralidad y odio capitalistas:

Gandhi el profeta de la paz, fue oficial del ejercito colonial imperialista contra el que luego eligió no combatir.

Kissinger y Obama, reconocidos cada cual a su tiempo con el Nobel de la paz.

Mandela, que antes del mito, antes de convertirse en la tabla de salvación y la garantía de impunidad para el fascismo racista Sudafricano, no era otra cosa que un guerrillero, como mínimo anticapitalista..

Kennedy el responsable de cientos de atentados en latinoamérica, entre ellos la invasión militar de Cuba.

Y así seguramente usted también podría llenar una lista interminable con nombres de supuestos pacifistas; modelos de conducta según la industria de propaganda ideológica que construye su realidad a medida. Una realidad vacía, insatisfactoria y opresiva, en la que pretenden que vivamos todos los hombres y mujeres del planeta.

Sin embargo el mundo capitalista es criminal y hostil. La vida que hollywood, el pentágono, el nuevo orden mundial y la neurosis cantada o bailada, - como usted prefiera- promociona y comercia, no solo no ofrece trascendencia de ningún orden, sino que no tiene sentido, ni el mas minino valor.

El espectáculo es lamentable y dramático. Cientos de millones de individuos atrapados en un relato autista y consumista de la historia y de sus propias circunstancias.

Entonces según esa verdad establecida por los criminales que han llevado a la humanidad al borde de la aniquilación atómica o biológica; (o si usted prefiere no ocuparse de conspiraciones paranoicas, -como ahora le llaman al capitalismo- la ambiental, humanitaria y "convencional" extinción controlada); la guerra del soldado invasor y las bombas de racimo, el uranio radioactivo y esa “clásica” costumbre de arrasar campos de refugiados civiles: eso es la guerra humanitaria. Esa es la guerra que se libra diariamente contra los seres humanos de oscuros rincones del planeta, para que otros; los que viven en lugares bien iluminados; desprecien sus propias vidas y las de sus vecinos y se ocupen en cambiar el modelo de automóvil. O en comprar una subametralladora para matar a otros insatisfechos y endeudados enajenados, en el recreo de la escuela, o en una isla durante un campamento de verano.

Así los pobres miserables de las sociedades opulentas, sueñan el sueño de los ricos que los roban y los matan.

El aparato bélico mas grande la historia de la civilizaciones humanas conocidas, que gasta al menos cien millones de dolares por minuto en armas de todo tipo, incluidas las de guerra psicológica permanente y masiva; es la garantía de la paz. O sea. La paz de las fosas comunes y la paz de los trescientos individuos que con sus privilegios controlan la economía mundial

La única manera de hacer frente a los desafíos que se acercan en el mundo en este siglo que comienza, ante la evidencia de la voluntad psicótica transnacional de llevar la guerra imperialista y la rapiña a cada región del planeta; que también significa la inminente destrucción de todos los cursos de agua y demás recursos vitales, como el aire respirable y la alimentación saludable; es desconocer y rechazar frontalmente los argumentos de los criminales.

No necesitamos que ningún capitán América diseñado en un laboratorio de guerra permanente nos enseñe nada.

¿Que puede decir la CIA sobre Erneto Guevara?

¿Que puede decir el servicio de inteligencia del Estado terrorista burgués Argentino, sobre Severino Di Giovanni?

Los hombres y mujeres de los pueblos del mundo tenemos tradiciones, tenemos nuestros propios héroes, tenemos razones y tenemos la historia como testigo. Allí donde está sepultada, debemos desenterrarla. Allí donde fue secuestrada y asesinada, liberarla y aparecerla. Existirla. Nuestra patria es el hombre. Ernesto Guevara siempre será un soldado de la libertad de América y el mundo.

Poder interpretar y recordar cada vez, que la violencia política, la paz y la guerra tienen siempre un contexto histórico, material, condicionante.

La política es la continuación de la guerra de clases por otros medios. Por eso los mismos conceptos liberales de igualdad, o democracia y justicia en el capitalismo, no son menos irreales, superficiales, utópicos, o menos abstractos que el propio concepto de pax imperial en una sociedad mundial clasista.

Al fin, tal como el maestro Osvaldo Bayer siempre ha insistido en recordar, no hay nada mas certero en la disputa por el sentido de los acontecimientos políticos que los documentos históricos. Entonces aquí está Ernesto Guevara, el muerto ilustre mas ocultado, mentido y tergiversado de la Argentina, escribiendo un testimonio definitivo acerca del verdadero sentido de la paz que defendemos los hombres justos. La paz en un contexto, con una actitud generosa ante el enemigo, con un compromiso inquebrantable con el destino de los pueblos y la humanidad.

Nunca la paz de rodillas.

Fragmentos del Discurso en el acto de homenaje al general Líster

2 de junio de 1961

“... España era una avanzada que iba por el camino del poder popular. Allí, efectivamente, el pueblo había ganado el poder en elecciones libres, y se aprestaba a realizar las reformas necesarias para conquistar la felicidad. Pero se habían olvidado del ejército, se habían olvidado que había un ejército, representante de una clase vencida en unas elecciones, pero no aniquilada, y que estaba expectante. Ese ejército se alzó en el año 1936, y a pesar de toda la heroicidad del pueblo, de esa heroicidad que nos llenó, incluso, de un orgullo subconsciente de pertenecer a la misma raza, y ser descendientes, más o menos, directos, de aquellos españoles, a pesar de esa lucha, el poder del pueblo sucumbió. (...)

Pero la solidaridad de hoy, no es la indefensa solidaridad que los pueblos del mundo dieron a la España republicana, no es solamente la de los millares y millares de hombres que fueron a buscar un fusil y a poner su pecho, desde todas partes del mundo, para morir junto a los españoles defendiendo una causa mundial (...)

“La paz de los hombres, que la desean con toda su fuerza, que están dispuestos a aprovecharla al máximo para la felicidad de su pueblo, pero que saben que no se pueden poner de rodillas para conquistarla; que saben que la paz se conquista con golpes de audacia, de valor, de tesón inquebrantable, y que así se defiende, y que la paz no es una condición estática, sino que es algo dinámico en el mundo, y que cuanto más fuerte, unido y beligerante, sea un pueblo, más fácilmente puede mantener la paz anhelada.

Y a este pueblo amante de la paz, constantemente sometido a los ataques del imperialismo, ya sea por mercenarios, por bombardeos, por bloqueos de todo tipo, en esta época, en el año 1961, en su puesto de vanguardia en la lucha antimperialista, no lo apoya solamente la solidaridad de los indefensos del mundo, y no lo apoya solamente la inmensa mayoría de los hombres de buena voluntad.

La solidaridad de hoy es una solidaridad atómica, es una solidaridad beligerante, donde se ha advertido claramente que Cuba tiene su derecho a vivir en el mundo en paz con todos, como su pueblo ordene a su Gobierno que sea esa vida, y que hay gobiernos del mundo dispuestos a usar toda su fuerza, todos sus medios de destrucción, para ayudar a Cuba a que cumpla con ese deber y ese derecho de los pueblos a vivir en paz y de construir su felicidad futura en paz (Aplausos.)

España pedía la paz en aquella época para iniciar la verdadera reconstrucción, para salir de un feudalismo que la hizo caer, desde ser la primera potencia europea y la primera potencia del mundo, a un país de segundo orden.

Luchaban los patriotas españoles entonces por cambiar la faz del país, por hacerlo en paz, por derrotar a todas las fuerzas del mal, las mismas fuerzas que existieron aquí, y convertir a España en el paraíso terrenal en que todos soñamos que se va a convertir nuestro país. Pero no pudo ser. En aquella época, las fuerzas imperialistas eran demasiado fuertes. De nada valió que hubiera no un Líster, sino miles y miles de millones de Líster, y que hubiera dos millones de muertos para salvar el derecho al bienestar y a la felicidad.

Aquella vez los tanques, los aviones y los soldados armados, fueron más fuertes que el pueblo indefenso.

Cada vez que nosotros tenemos un momento de debilidad, cada vez que tenemos un momento de duda, volvemos nuestros ojos al pasado y recogemos esos dos grandes ejemplos de nuestra vida moderna, que nos sirven para corregir errores y para fortalecer nuestro espíritu. Nos acordamos de la España Republicana allá, y nos acordamos de Guatemala aquí; corregimos errores y aprendemos a luchar contra el imperio, y avanzamos así, tan rápidamente como ustedes saben, hasta poder proclamar, al Primero de Mayo, a esta Revolución, como la primer Revolución socialista de América. (Grandes aplausos.) (...)

La batalla de España fue sí una guerra, una guerra civil, una guerra muy dura, pero fue también una batalla. Parte de la guerra enorme que el imperialismo llevaba contra las fuerzas progresistas, y aunque esa batalla se perdiera en ese momento allí, sirvió para ganar tiempo, que era algo precioso en aquel momento.

La historia dirá cuánto valió exactamente ese tiempo, cuánto le debe el mundo al sacrificio de los españoles que lucharon, casi sin armas, contra la barbarie fascista. Pero aun sin poder valorarla exactamente, todos sabemos que el valor de ese sacrificio fue enorme, y, ciertamente, que parte de los bellos resultados de hoy se deben a aquella lucha heroica de tres años.

Por eso nosotros podemos recibir a Líster como algo nuestro. (Aplausos.) No solamente porque es español, y ya ser español es ser algo nuestro, sino también porque luchó, y luchó en la forma en que lo hizo, en aquella guerra que también es nuestra; aquella guerra que se une directamente con la gesta de nuestros mambises y con los treinta años de nuestra lucha por la emancipación de Cuba, dentro de una gran cadena, que es la cadena de las luchas populares contra los poderes imperialistas.

Uno de nuestros antecesores es el pueblo español luchando durante tres años, como lo es Sandino en América, como lo fue Guatemala. No importa que su ejemplo no sea el ejemplo brillante del triunfo, pero siempre fue el ejemplo heroico del sacrificio, y siempre nos mostraron, aún en la derrota, el ejemplo necesario para corregir errores y para ir avanzando...”


Fragmento del Discurso en el acto en el aniversario de la muerte de Antonio Guiteras

3 de mayo de 1961

“...Nunca hubo aquí engaños, nunca se tuvo una carta escondida en ninguna manga, todo el mundo sabía que se estaba luchando por el bienestar del pueblo y, poco a poco, fuimos dándonos cuenta todos cómo el bienestar del pueblo estaba directamente relacionado con la confiscación y la destrucción de los poderosos.

Al principio de nuestra Revolución, de nuestro triunfo, mejor dicho, apresamos a los criminales de guerra, los juzgamos con tribunales populares, y si de algo se nos acusó en aquel momento fue de haber sido clementes con algunos de los criminales de guerra.

Nosotros pensamos que habíamos ejercido en lo fundamental la justicia revolucionaria, y tratamos de salvar para nuestra causa, que es la causa del pueblo, la mayor cantidad de gente. Cesamos en los fusilamientos y en la justicia revolucionaria, y pasamos la justicia a manos del aparato judicial, aparato que no había sido tocado en ninguna forma, apenas habían cambiado unos nombres, más que nada por el capricho de quien entonces era Presidente y, además, había sido miembro de ese Poder Judicial, y hoy está asilado en una Embajada, el ex-presidente Urrutia.

Debimos, sin embargo, después de eso, volver a crear los tribunales populares y aumentar nuestro rigor contra los que nos atacaban. Y todo el pueblo vio que era una cosa lógica y todo el pueblo estuvo de acuerdo; porque todos veíamos como cada vez que la mano pesada del pueblo se levantaba y se hacía más liviana, las fuerzas de la reacción aumentaban en la misma proporción, y empezaban entonces las luchas en todo el territorio nacional.

Ya se empezaban a ver los gérmenes de algo que después fue claramente definido por Fidel, pero que en aquel momento nos parecía simplemente la lucha de algo bueno contra algo malo. Y era efectivamente la lucha de los buenos contra los malos, pero era también la lucha de clases que empezaba a surgir con caracteres nítidos en Cuba; era la lucha de los explotadores que habían perdido el poder, contra los explotados que habían tomado el poder y liquidaban aquella clase. (Aplausos.)

Todos ustedes recuerdan –porque es nuevo en nuestra memoria– la campaña para la Reforma Agraria. Los hacendados daban diez mil novillas, el Diario de la Marina apoyaba calurosamente aquella Reforma, Carbó y todos los demás de los periódicos de aquella época, entusiasmadísimos con la Reforma Agraria. Iba a ser una Reforma Agraria «consciente», una reforma Agraria «justa», «racional», que iba a dar el marabú a los campesinos e iba a pagar a los antiguos propietarios del marabú como si esas tierras fueran excelentes tierras de primera calidad.

Resultó que no fue así; y resultó que la Reforma Agraria no sólo afectó a los latifundistas criollos, sino que afectó inmisericordemente a los grandes latifundios norteamericanos. Y desde ese día se definieron claramente los campos: de este lado el pueblo, del otro lado el imperialismo y todos sus servidores y aliados internos: los importadores, los latifundistas, los grandes industriales, los banqueros, todos formaron un frente que ya era común.

Hubo una época en que aquí estaba en La Habana un hombre bastante conocido y que hubiera sido fácil apresar: era el ministro, el ex-ministro de Obras Públicas, Manuel Ray. Sin embargo, Ray vivió efectivamente cierto tiempo en La Habana, no mucho porque no es tan valiente tampoco, nosotros lo conocemos bien porque él fue de la Resistencia Cívica en la época de Batista y cobraba muy bien todos sus trabajos, sin embargo ayudaba en alguna forma: cuando creía que la Revolución iba a ser simplemente un cambio de nombres.

Entonces él vivió un tiempo en La Habana post-revolucionaria, y después de haber sido destituido, y después de haber pasado a su clandestinidad como agente de un determinado grupo; y no se le podía localizar. ¿Por qué? Porque de nuevo estaba presente la lucha de clase. él funcionaba en el cerco –como le llamó una vez Fidel que teníamos nosotros– o digamos, la Sierra Maestra contra nosotros que era el Cubanacán y toda la serie de barrios de los antiguos poseedores de todas las riquezas de Cuba, y funcionaban con espíritu de clase. No se podía penetrar allí, porque la nuestra es una Revolución popular, todo nuestro aparato de defensa, nuestros ministros, todos salen de otras capas sociales; no se conocían, no había vínculos, y cuando la lucha es a muerte entre clases antagónicas de un lado o de otro es difícil encontrar traidores y del lado de ellos es más difícil porque tienen una «clara» conciencia política. ¡Qué van a traicionar si ellos buscan tenerlo todo y el Gobierno busca quitarles todo lo que les sobra!

Naturalmente que en esa forma pudo mantenerse algunos meses este hombre, y ya nos demostró eso claramente cómo se iba abriendo cada vez más esa brecha entre la inmensa muchedumbre de todo el pueblo de Cuba y ese pequeño grupo de antiguos privilegiados. Naturalmente, después con el andar del tiempo, han venido leyes como la Reforma Urbana que ha solucionado ese problema radicalmente, porque, además, cada uno de estos señores de los conspiradores fáciles tenía diez, quince, veinte casas. Ustedes lo vieron en el grupo ese que vino: cada señor de esos que vino tenía diez casas, tenía veintisiete mil caballerías de tierra, dos bancos, cinco minas, setenta industrias, diez centrales, tenía el poder económico en la mano, eran los dueños de los medios de producción, que en el sistema capitalista se convierte en el medio de explotación del pueblo.

Eso vinieron a buscar ellos y todo el pueblo de Cuba lo sabe. Ese grupo vino a buscar su prebendas en forma de los medios de producción, y el otro grupo vino a buscar sus prebendas para volver a ponerse al servicio de aquellos que detentaban los medios de producción y crear el nuevo aparato represivo contra el pueblo. Esos eran todos los «casquitos» y los militares antiguos que vinieron.

Es clara también la composición de clases de este ejército mercenario. Casi todo el mundo habrá visto por televisión cuando el compañero Fidel preguntó quién había cortado caña, e incluso si hubiera sido apresado el grupo de Ministros del Gobierno todos podían haber levantado la mano (aplausos)... Lo digo en el caso absolutamente hipotético de que hubiéramos sido apresados, porque nosotros pensamos siempre luchar hasta la última gota de sangre y luchar hasta la muerte. (Aplausos.)

Pero de ellos levantó un solo joven la mano, que era un individuo que se veía un pobre que por alguno de los tantos problemas que hubo en Cuba, de aquellos cambios tan grandes fue a parar a los Estados Unidos, y, quizás, a lo mejor impulsado por el hambre, o por la idea de ser comandante del nuevo ejército, o de tener alguna canonjía, o más que comandante, porque comandante lo hemos limitado a nosotros, pero ellos podían aumentarlo hasta general de cinco estrellas, ¿no? Pero alguna cosa de esas lo impulsó a venir.

Todos los demás, en un arranque de sinceridad, no levantaron la mano. No saben lo que es un campo de caña, no sabían lo que es el hambre, no saben lo que es un campesino desesperado porque ha sido arrojado a la guardarraya, con hijos a los que no puede dar casi de comer, con hijos que se mueren de cualquier enfermedad de la cual la ciencia moderna puede salvarlos con unos centavos apenas, y que no tiene a quién recurrir; no saben lo que es un obrero sin trabajo, en la misma situación de desesperanza, en algún barrio como el de «Las Yaguas», y esos barrios terribles que se hacen alrededor de las ciudades.

Ellos conocen al hombre a través de un círculo social, siempre esterilizado, a veces con buenas intenciones, cargado de soberbia, de desprecio por nosotros los seres del pueblo, y a través de ciertos libros. Habían incluso profesores de filosofía, había escritores, algunos de pluma fácil, otros aspirantes a escritores serios, y había mucho hijo de ganadero, de industrial, de banquero: mucho hombre que tenía mucha conciencia de clase y mucha conciencia de qué venía a buscar. (...)

...Y ellos lo saben muy bien. Ellos saben que cada país que se libera no es una batalla perdida aislada: es una batalla perdida dentro de una guerra a muerte, donde constantemente el campo de acción del imperialismo se va haciendo más pequeño cada vez. Por eso son tan agresivos; por eso cada vez que pierden un peón que movían a su antojo, y se convierte en libre un pueblo, lanzan sobre él todo su aparato represivo.

Por eso, hace poco tiempo, incluso una democracia más nueva que la nuestra, la del Congo, fue brutalmente pisoteada y fue asesinado Patricio Lumumba: precisamente, porque ellos saben que ninguna manifestación de libertad del pueblo, y de consecución por parte del pueblo de sus grandes aspiraciones de control de los medios de producción, que es el control de la riqueza, que es en definitiva el control del aparato estatal y de su autodeterminación como pueblo, puede ser buena para los poderes imperiales. (...)

Maniobraron, regaron de infundios toda América, y regaron, además, en Cuba mismo, en todas las mentes susceptibles de ser impresionadas por la propaganda imperialista, la idea de que Cuba iba a ser moneda de cambio en una transacción entre las dos grandes fuerzas que se oponen en el mundo.

Nosotros sabíamos muy que eso no podía ser, pero no todos lo sabían igual, y en América lo ignoraban bastante. Cuando se desata esta última intentona imperialista, ustedes conocen la cantidad de mentiras que se regaron. Yo me había dado un tiro, que había fracasado como comunista, estaba todo destruido; Fidel creo que estaba asilado o lo habían herido en un combate aéreo; Raúl estaba perdido por otro lado; en fin, ya las tropas avanzaban y habían tomado el «puerto» de Bayamo, habían cruzado Cuba, en fin... Que esto era un desastre.

Compañeros que trabajan con nosotros, precisamente un compañero mexicano que trabaja aquí, que había estado en México en esos días, nos contaba cómo él se había sentido solo en esos días, en México; todos los amigos se habían retirado de su lado, y recordaba qué diferencia aquella –porque él es un viejo amigo de la Revolución cubana– qué diferencia aquella del día primero de enero del 59, cuando fueron a obsequiarle botellas de licor, y le llevaron mariachis para tocar música, celebrando la victoria. Y cómo hoy no había nadie a su lado.

Todo el mundo creía, aun nuestros grandes amigos, nuestros defensores de buena fe, nuestro defensores hasta la muerte, que Cuba estaba en una situación muy delicada y al borde de la derrota. En todos los pueblos de América pasó igual; las protestas fueron enormes, las masas populares salieron a la calle, pero muchos pensaron que se había acabado un bonito sueño de América, y que se estaba en el principio de otra triste etapa donde el imperialismo iba a hacer valer de nuevo toda su pujanza, su arrogancia de vencedor, todo ese poder que pudo desatar sobre los pueblos, después de la destrucción de Guatemala.

En apenas 72 horas el pueblo despertó de nuevo a la esperanza, y el imperialismo ha perdido una de sus batallas de más graves consecuencias en el mundo entero. Nos animamos a decir que en el mundo entero, no solamente en América. Y no por exagerar lo que fue la batalla, porque sinceramente les digo que luchar de verdad, a pesar de que ellos se enojen, eran mil y pico de gusanos (risas), no eran otra cosa, y la prueba está en que una tropa invasora la tomamos completa, completa, pero no falta nada. Lo único que está un poquito desequilibrada porque hay muchos «marineros» y muchos «cocineros» y muchos «sanitarios» y, además, nadie tiró un tiro; pero la tropa completa está aquí. (Aplausos.) Por eso hay que decir exactamente cómo son las cosas.

Nuestro pueblo demostró su decisión de luchar, pero no contra esa invasión, de luchar contra una invasión de verdad. Todo el mundo se movilizó; incluso hubo muchas muertes en Girón, muchas más de las necesarias, porque la gente iba allí por «la libre», como decimos nosotros a luchar en cualquier forma en su afán de hacer algo, sin cuidarse de la aviación que todavía funcionaba el primer día –la aviación enemiga–, y por eso hemos perdido mucho compañeros, innecesariamente.

Pero aquello, en realidad, como victoria militar no debemos mentir diciendo que es una gran cosa. Realmente, yo creo que estuvo muy bien concebida y dirigida la operación, desde nuestro lado, directamente por Fidel (aplausos), pero cuando luchan dos ejércitos con dos morales tan diferentes, no es lucha: es simplemente una caza deportiva.

En esas condiciones, pues, no podemos decir que sea sino una victoria global de nuestro pueblo, pero no es una gloria especial de nuestro ejército, de nuestras milicias, el haber derrotado a los gusanos. Es la gloria de nuestro ejército y de nuestras milicias haber estado dispuestos a luchar en la forma en que estuvo dispuesto a luchar, y que se haya levantado el pueblo entero de Cuba para defender la Revolución, no la acción en sí. Por eso, a la acción en sí no hay que darle importancia, salvo por dos cosas: una cosa que nos atañe mucho a nosotros, para demostrar cómo la máquina calculadora, la máquina electrónica que saca tan bien cuentas, no sirve para medir el espíritu humano.

Ellos hicieron unos cálculos matemáticos, como si en frente de ellos estuviera el Ejército alemán, y ellos vinieran a tomar una cabeza de playa en Normandía: «tantos alemanes, tienen tales armas, nosotros echamos tanta gente, tomamos las cabezas ésta y ésta de playa; ponemos aquí las minas, organizamos esto así, así, y ya tenemos entonces todo listo.» Perfectamente organizado, con la efectividad que tienen, efectivamente, en esas cosas.

Pero les faltó medir la correlación moral de fuerzas. Primero, midieron mal nuestra capacidad de reacción; incluso no sólo nuestra capacidad de reacción frente a la agresión, nuestra capacidad de reaccionar ante un peligro y de movilizar nuestras fuerzas y enviarlas a lugar del combate, la midieron mal. Pero además, la capacidad de luchar de cada uno de los grupos.

Ellos calcularon que mil hombres eran suficientes para resistir, pero necesitaban mil hombre que lucharan ahí hasta la muerte; y entonces, para nosotros, hubiéramos entrado igual, pero con un costo altísimo de vidas, porque la operación, desde un punto de vista militar, estaba bien concebida.

Nada más, que no se le puede pedir a un hombre que tenía mil caballerías de tierra su papá, y que viene aquí simplemente a hacer acto de presencia para que le devuelvan las mil caballerías, que se vaya a hacer matar, frente a un guajiro que no tenía nada y que tiene unas ganas bárbaras de matarlo, porque le van a quitar sus caballerías. (Aplausos.) Esa parte es la que no saben medir las máquinas electrónicas. Es su capacidad de equivocarse tan grande, tan fantástica...

--> Leer más...

22 jun. 2012

Marx, la verdad y otras barbaridades


" El problema de si puede atribuirse al pensamiento humano una verdad objetiva, no es un problema teórico, sino un problema práctico. Es en la práctica donde el hombre debe demostrar la verdad, es decir, la realidad y el poder, la terrenalidad de su pensamiento....”
La verdad no es un lugar al que arribar. La verdad; si existe tal cosa; es apenas algo mas que una idea tranquilizadora, una experiencia individual y efímera.
¿La verdad, no será entonces cuestión de información, de ignorancia y de ceguera voluntaria?.


La nunca publicada (por él) “totalización de la envoltura” de Sartre, y el destino manifiesto Estadounidense. El quantun, la teoría de la relatividad, Odiseo, la democracia “griega” y las tuberías de plomo de la antigua Roma... La verdad es sobre todo, el producto de “una realidad” humana, compartida e histórica.
La verdad es el resultado político de la negociación entre el ser, el saber y el hacer o quehacer; la praxis como dialéctica. La verdad es, solo de este modo, real.
Estas letras, usted y yo.

La verdad es ideológica. Y también lo son el mito y la mentira en cualquiera de sus modelos epistemologicos y filosóficos.
Por tanto para preguntarnos acerca de la verdad ¿no deberiamos preguntarnos en un simple ejercicio lógico, por la mentira?.
Para preguntarnos por la realidad ¿no debiéramos preguntarnos por el mito?¿Y el mito de la verdad? ¿y la ignorancia de la mentira?

Pero como no existe una formula ideológica capaz de sustituir la experiencia sensible, para eso nos fue legada de Roma la fe del conquistador. Que es, junto a la mentira y la propaganda ideológica capitalista masiva y permanente, nuestra forma fundamental de socialización desde la primera niñez.

Verdad = Realidad = Ideología
Saber = Propaganda = Mentira. Todo es política.

Mientras que para la comprensión religiosa y capitalista de la realidad, la verdad es un paquete con un moño de regalo. Cuya comprensión se obtiene repitiendo acabadamente formulas y apotegmas políticos, elegidos de antemano por el párroco a sueldo en tal facultad de la universidad cual, o mas aún por el funcionario x o y, o el opinador del programa televisivo nocturno. Sin la menor consideración por sus autores o sus circunstancias.

¿Entonces imagina usted a Sartre o a Marx en uno de esos programas?
¿Sartre escribiría un blog llamado El planeta Jean Paul? ¿Carlos tendría un perfil en Facebook?

El procedimiento obvio es afirmar que todo lo humano es mentira.
Todo es invención. La nada y el universo existen en nuestro cerebro.
Nada; que no es otra cosa que ausencia.
Sin mi, sin usted, estos símbolos codificados no significan nada. Pero aún así, aquí están, mudos y muertos testimonios imperfectos de la vida de un paria. Palabras escritas en nada.
La virtualidad misma es un desafío filosófico, un estado diferente de existencia. Es probable que algo de todo esto sobreviva miles o incluso millones de años; como datos convertidos en ondas de frecuencia viajando por el espacio. Sartre no lo pudo imaginar de esta forma.

Sartre sostuvo durante un tiempo, en especial mientras desconoció el poder profundamente transformador de la lucha política de las mayorías, que el Marxismo adolecía de un criterio de verdad.

Pero verdad no es otra cosa que un concepto religioso, no fenomenologico. Aún la fenomenologia no es mas que otra invención ideológica.

Matanzas, holocaustos, genocidios y testimonios de criminales siempre han sido los que escribieron la verdad histórica.
Por eso, la próxima vez que alguien le recuerde que Josef Stalin decía ser marxista, recuerde que Adolf Hitler siempre afirmó ser buen cristiano. El propio Papa bendijo al tercer reich. Al respecto puede usted preguntarle a Benedicto el Papa Nazi pedofilo, primer responsable de la moderna inquisición, a través del correo electrónico del vaticano....

El hecho mas profundamente humano es la política, la acción política, la pugna de intereses en el terreno material e intelectual, ese y no la filosofía, o el desarrollo biotecnologico es el motor de la historia. Es por esto que no existen sobre la tierra testimonios mas acabados de la existencia humana que los grandes manifiestos políticos. Sobre todo aquellos escritos con criterio documental, materialista y revolucionario para su época.

La otra. La verdad Kirchnerista es la reelección indefinida, a pesar de Monsanto, a pesar de Abal Medina padre como lobbysta transnacional del mexicano mas narco y mas absurdamente multibillonario del mundo o (también) porque Monsanto y el papá montominero. ¿La realidad es la parte de lo que sucede, la parte de “la verdad”, que usted decide aceptar?

El capitalismo es La Verdad. La única y no la otra, según afirman los que todavía se atreven a afirmar que creen lo que dicen. Claro que sin que lo de afirmar los comprometa.

Pero no es - real - que Marx no se ocupase del problema del saber y la verdad. Solo que no se ocupó de estos asuntos en terreno abstracto. Lo cual es completamente lógico política y filosoficamente hablando. La verdad solo es real para quien la existe y la construye.

Marx entendió, y describió mucho antes que el resto de sus contemporáneos, como y porque el dinero que no es mas que una idea, compra y vende vidas humanas.

Es por esto que quien decida olvidar al Marx político, seguramente encontrará en el Marx economista, filosofo, periodista, o estudiante, hijo, padre o esposo, tiempo suficiente como para desconocer al verdadero Carlos Marx dirigente obrero y revolucionario en todos los terrenos de la existencia humana.

Entonces solo hay una política, y es real. Todos las relaciones humanas son relaciones de poder. Toda la política es realpolitik o no es política..

Lo siguiente es que haga usted la prueba, trate de encontrar una universidad en cualquier ciudad del planeta que recuerde a Carlos Marx de ese modo. No por los supuestos errores de sus “seguidores”, no por sus “aportes bibliográficos”. Tampoco por sus comentaristas.

Le deseo mucha suerte.

--> Leer más...

21 jun. 2012

El bienestar de la cultura - El nuevo libro de Pablo Hupert

Hola,
¡Salió el libro nuevo del historiador argentino Pablo Hupert ! Habla de la cultura del disfrute, del tiempo instantáneo, la imagen y del sujeto que esas cosas producen: ese yo-Narciso que se pincha cuando se cae la banda ancha. También, de la dinámica social de montaje y desmontaje de todo (la “astitución”).
No está en librerías. Si querés uno, escribime. Cuesta $50.
Acá te mando unos avances.

Introducción >>
Una doble tesis general subtiende el trabajo. Primera mitad: el sujeto contemporáneo no es socializado en instituciones sino que se constituye por “autosocialización”, recombinándose como los trabajos, las personas, el capital, los entretenimientos, las viejas instituciones y demás le vayan, histéricamente, requiriendo. La segunda mitad de la tesis es el reverso de la primera: no hay superestructura sino hiperestructura. [ver más]

Índice >>

Invitación
Mucho de este libro es escritura de lo que producimos en taller (un ejemplo aquí).

Presentaciones, conferencias, cursos: interfaz@pablohupert.com.ar / 5901-9175.

--> Leer más...

El kirchnerismo al 2015



Conversamos sobre la nota de Juan Pablo Maccia "Plebiscito por Cristina presidente, ¡ya!", publicado en el blog Lobo suelto. El problema de la sucesión política. La realpolitik frente al discurso de defensa de las instituciones. La generación de los 70, la del 2001 y la posdosmilunera ante el kirchnerismo.
--> Leer más...

Llamado urgente a la Red de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales en Defensa de la Humanidad por el pueblo sirio


Stella Calloni / Mariátegui

Llamado a la Red de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales en Defensa de la Humanidad y a todos aquellos que se solidaricen con el pueblo sirio bajo amenaza de una intervención extranjera en gran escala, que ya en estos momentos está dejando muerte y desolación en ese país.

La situación contra Siria es una amenaza contra nuestra región y especialmente para Venezuela, cuando todos los datos indican que ganará el presidente Hugo Chávez, lo que Estados Unidos anuncia que no “tolerará”.

Necesitamos un llamamiento urgente, Llamamos a una solidaridad efectiva y contundente, Ni un día más de guerras coloniales, Por la verdadera paz mundial. Basta de gobiernos impuestos en Europa por los organismos financieros.


--> Leer más...

12 jun. 2012

El ejemplo de Caracas



¡Gloria al bravo pueblo Venezolano!
Por la unidad Latinoamericana
Pa`lante Comandante.

--> Leer más...

Candidatura "majunche" ya es oficial

Mientras la derecha política venezolana prepara un escenario mediático local e internacional que le permita desconocer los resultados de las próximas elecciones presidenciales, el candidato "majunche" (mediocre), que no ha seguido los procedimientos formales de renuncia a su cargo de gobernador del estado de Miranda; y que según todas las encuestas, incluidas las de algunas consultoras norteamericanas contratadas por la propia oposición de derechas, se encuentra a mas de veinte puntos de distancia de alcanzar a igualar la intención de votos del presidente Hugo Chavez; inscribió formalmente este domingo 10 de junio de 2012 su candidatura a la presidencia de la república Bolivariana.

Ya las elecciones internas de la variopinta "oposición" habían hecho patente un enorme fraude, y puesto en evidencia las profundas contradicciones de los diversos núcleos de poder ligados a los intereses petroleros y financieros estadounidenses, narcoparamilitares colombianos, la ultraderecha sionista o ultracatólica, "puntofijistitas", "gusanos" terroristas de Miami y la Florida, siempre en sus múltiples manifestaciones.

fotomanipulada

Este lunes mientras el presidente constitucional reunía al menos medio millón de personas en el centro de la capital durante una caravana que lo acompañó a inscribir formalmente su candidatura ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) y luego a lo largo de su discurso de mas de tres horas. Donde Chavez cantó, bromeo y ironizó acerca de la tristeza de la oposición, "esta gente no divierte" y alertó a los hombres valientes y sensibles del mundo sobre los planes criminales de intervención militar imperialista de la derecha Estadounidense y Colombiana en Venezuela; un nuevo intento de fraude propagandístico fue puesto en evidencia por el periodista y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela, quien demostró que una fotografía que estaba siendo usada por los partidarios virtuales de Capriles Radonski era en realidad una imagen de una manifestación opositora de los días del paro petrolero y el boicot patronal a las operaciones de la petrolera estatal PDVSA del año 2002.

“Tenían gente, el 35% de los venezolanos es de oposición, pero no tenían que poner fotos viejas”, dijo el conductor del programa televisivo Cayendo y Corriendo, al mostrar de dónde sacaron la vieja imagen utilizada en forma manipulada por los seguidores de Radonski, en un intento por abultar la escasa participación en la actividad convocada por la coordinación de la campaña del candidato de la derecha.

“Esta imagen pueden encontrarla ustedes en un libro de historia contemporánea de Venezuela, escrito por Arraiz Lucas en la página 190. “¡Es una foto del año 2002 señores!….”, reclamó Pérez Pirela, sobre la fotografía, donde se puede ver una parte de la autopista Francisco Fajardo, a la altura de Altamira, cuando la oposición logró reunir a sus simpatizantes, durante la marcha que fue utilizada para el golpe de Estado de Pedro Carmona Estanga, en abril de 2002.


Vea el VIDEO con fragmento de CAYENDO y CORRIENDO:

--> Leer más...

11 jun. 2012

El huevo de la serpiente


--> Leer más...

La OTAN prepara la mayor operación de intoxicación de la historia


por Thierry Meyssan - Red Voltaire

Países miembros de la OTAN y del Consejo de Seguridad del Golfo (CCG) están preparando un golpe de Estado y un genocidio sectario en Siria. Si usted desea oponerse a esos crímenes, actúe de inmediato. Haga circular este artículo a través de Internet y póngase en contacto con sus representantes democráticamente electos.

Dentro de varios días, quizás a partir del mediodía del viernes 15 de junio, los sirios que traten de ver los canales nacionales sólo captarán en sus televisores otros canales creados por la CIA. Imágenes filmadas en estudio mostrarán masacres imputadas al gobierno, manifestaciones populares, ministros y generales dimitiendo, al presidente al-Assad dándose a la fuga, a los rebeldes reuniéndose en pleno centro de las grandes ciudades así como la llegada de un nuevo gobierno al palacio presidencial.

El objetivo de esa operación, dirigida directamente desde Washington por Ben Rhodes, consejero adjunto de seguridad nacional de Estados Unidos, es desmoralizar a los sirios y permitir así un golpe de Estado. La OTAN, luego de haberse estrellado contra el doble veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU, lograría así conquistar Siria sin tener que atacarla ilegalmente. Sea cual sea la opinión de cada cual sobre lo que está sucediendo en Siria, lo cierto es que un golpe de Estado pondría fin a toda esperanza de democratización.

De forma totalmente oficial, la Liga Árabe ha solicitado a los operadores de los satélites Arabsat y Nilesat que pongan fin a la retransmisión de los medios sirios, tanto públicos como privados (Syria TV, Al-Ekbariya, Ad-Dounia, Cham TV, etc.). Ya existe un precedente dado que la Liga Árabe impuso anteriormente la censura contra la televisión libia para impedir que los dirigentes de la Yamahiria pudieran comunicarse con su propio pueblo. No existe en Siria ninguna red hertziana en que los canales de televisión se capten exclusivamente vía satélite. Pero este corte no dejará las pantallas en blanco.

En efecto, esta decisión sólo es la parte visible del iceberg. Según nuestras informaciones, varias reuniones internacionales han tenido lugar esta semana para coordinar la operación de intoxicación. Las dos primeras reuniones, de naturaleza técnica, se desarrollaron en Doha (Qatar). La tercera, de carácter político, tuvo lugar en Riad, (Arabia Saudita).

En la primera reunión participaron los oficiales de guerra sicológica «incrustados» en varias televisiones satelitales, como Al-Arabiya, Al-Jazeera, BBC, CNN, Fox, France24, Future TV y MTV –ya es sabido que desde 1998 oficiales de la United States Army’s Psychological Operations Unit (PSYOP) han sido incorporados a la redacción de la CNN, práctica que la OTAN extendió después a otras estaciones televisivas de importancia estratégica. Estos oficiales redactaron de antemano una serie de noticias falsas, en función de una historia falsa concebida por el equipo de Ben Rhodes, en la Casa Blanca. Se estableció un procedimiento de validación recíproca en el que cada medio debe citar las mentiras de los demás para darles credibilidad a los ojos de los telespectadores. Los participantes decidieron además no limitarse a requisicionar únicamente los canales de la CIA para Siria y el Líbano (Barada, Future TV, MTV, Orient News, Syria Chaab, Syria Alghad), sino también unos 40 canales religiosos wahabitas que exhortarán a desatar masacres confesionales bajo la consigna «¡Los cristianos a Beirut, los alauitas a la tumba!»

En la segunda reunión participaron ingenieros y realizadores encargados de planificar la fabricación de imágenes de ficción, en las que se mezclan secuencias rodadas en estudios a cielo abierto con imágenes generadas por computadora. En estas últimas semanas se han montado, en Arabia Saudita, varios estudios que imitan los dos palacios presidenciales sirios y las principales plazas de Damasco, de Alepo y de Homs. Ya existían ese tipo de estudios en Doha, pero resultaban insuficientes dada la envergadura de la operación planteada.

En la tercera reunión participaron el general James B. Smith, embajador de Estados Unidos; un representante del Reino Unido y el príncipe saudita Bandar Bin Sultan, el mismo a quien el presidente George Bush padre designaba como su hijo adoptivo, al extremo que la prensa estadounidense comenzó a llamarlo «Bandar Bush». El objetivo de esta reunión fue coordinar la acción de los medios con la acción del «Ejército Sirio Libre», conformado esencialmente con los mercenarios a sueldo del príncipe Bandar.

La operación ya venía gestándose desde hace meses, pero el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos decidió acelerarla después de que el presidente ruso Vladimir Putin notificó a la Casa Blanca que Rusia se opondrá por la fuerza a todo intento ilegal de intervención de la OTAN contra Siria.

Esta operación comprende dos etapas simultáneas: por un lado, inundar los medios de noticias falsas, y por el otro, censurar o bloquear toda posibilidad de respuesta.

El hecho de prohibir las televisiones satelitales para desencadenar y dirigir una guerra no es nada nuevo. Bajo la presión de Israel, Estados Unidos y la Unión Europea han prohibido sucesivamente canales de televisión libaneses, palestinos, iraquíes, libios et iraníes. Ningún tipo de censura se ha impuesto contra canales vía satélite provenientes de otras regiones del mundo.

La difusión de noticias falsas tampoco es nada nuevo. Cuatro pasos significativos en el arte de la propaganda se han dado por vez primera durante el último decenio.

- En 1994, una estación de música pop, la Radio Libre de Mille Collines (RTML) dio la señal que desencadenó el genocidio ruandés al exhortar a «¡Matar a las cucarachas!».

- En 2001, la OTAN utilizó los medios de prensa para imponer una interpretación de los atentados del 11 de septiembre y justificar los ataques contra Afganistán e Irak. Ya en aquella época fue Ben Rhodes el encargado de redactar, por orden de la administración Bush, el informe de la Comisión Kean Hamilton sobre los atentados.

- En 2002, la CIA utilizó 5 canales (Televen, Globovisión, Meridiano, ValeTV y CMT, para hacer creer que enormes manifestaciones habían obligado al presidente democráticamente electo de Venezuela, Hugo Chávez, a renunciar a su cargo, cuando en realidad estaba siendo víctima de un golpe de Estado militar.

- En 2011, France24 desempeñaba de facto el papel de ministerio de Información de Consejo Nacional Libio, al que incluso estaba vinculada por contrato. Durante la batalla de Trípoli, la OTAN hizo filmar en estudio y difundir a través de Al-Jazeera y de Al-Arabiya imágenes que mostraban a los rebeldes libios entrando en la plaza principal de la capital cuando en realidad se encontraban aún lejos de la ciudad, de manera que los habitantes, convencidos de que la guerra estaba perdida, cesaron toda resistencia.

Los medios de prensa ya no se conforman con apoyar la guerra. Ahora hacen la guerra.

Este dispositivo viola los principios básicos del derecho internacional, empezando por el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos que estipula el derecho a «recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Y lo más importante es que viola las resoluciones de la Asamblea General de la ONU, adoptadas al término de la Segunda Guerra Mundial para prevenir las guerras. Las resoluciones 110, 381 y 819 prohíben «los obstáculos al libre intercambio de informaciones e ideas» (en este caso, el bloqueo de los canales sirios) y «la propaganda tendiente a provocar o estimular cualquier tipo de amenaza contra la paz, de ruptura de la paz o todo acto de agresión». A la luz del derecho, la propaganda a favor de la guerra es un crimen contra la paz. Es incluso el más grave de los crímenes, ya que hace posibles los crímenes de guerra y el genocidio.
Red Voltaire

Conflicto sirio puede degenerar en guerra mundial

por Thierry Meyssan

La crisis siria está cambiando de naturaleza. El proceso de desestabilización que debía abrir el camino a una intervención militar legal de la alianza atlántica ha fracasado. Así que Estados Unidos se quita la máscara ya habla públicamente de la posibilidad de atacar Siria sin el aval del Consejo de Seguridad de la ONU, como ya se hizo anteriormente en Kosovo. Al hacerlo, Washington finge sin embargo no haberse dado cuenta de que la Rusia de Vladimir Putin no es la Rusia de Boris Yeltsin. Después de asegurarse de que puede contar con el respaldo de China, Moscú acaba de hacer dos disparos de advertencia dirigidos a Washington. Las continuas violaciones del derecho internacional por parte de la OTAN y del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) pueden desembocar ahora en un conflicto mundial. Seguir leyendo
--> Leer más...

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (62) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (35) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (63) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (96) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (17) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.