"...Hoy en día el escritor que quiera combatir la mentira y la ignorancia y quiere decir la verdad debe luchar al menos con cinco dificultades. Precisa coraje para decir la verdad que en todas partes está sofocada. Inteligencia para reconocerla dado que en todas partes está escondida. El arte de tornarla manejable como un arma. Suficiente criterio para elegir a aquellos en cuyas manos será eficaz. Y finalmente suficiente astucia para difundirla entre ellos..." Bertolt Brech

Buscar en este blog

Si usted tiene problemas para visualizar esta pagina, elimine los cookies en su navegador web ( Internet Explorer, Mozilla, Crome, etc ) y vuelva a cargar esta dirección en la barra de direcciones

Últimas Notas

31 oct. 2011

NED y USAID organizan grupos juveniles NeoFascistas en todo el mundo

OTPOR: el fascismo que vino del este.


Hablar de OTPOR¹ es hacerlos obre una organización de la que se saben sus efectos pero de cuya organización, financiamiento, incluso de su origen se sabe más bien poco dado el absoluto silencio de los medios de comunicación al respecto.
OTPOR es una organización nacida en el seno de sectores estudiantiles serbios como una organización de inspiración fascista, específicamente los Camisas Negra húngaros. Basta ver su simbología en la que destacan un puño fascista (derecho) y la cruz celta que ha sustituido a la svástica en las organizaciones neo-nazis, que posteriormente busca y recibe apoyo y financiación incondicional de los EE.UU. a través de la US National Edowment for Democracy (NED); además de la implicación en su adiestramiento de agencias de inteligencia como la CIA, MI5 y el MOSSAD.

Para hacernos una idea, la NED es la misma organización que suministró unos 5 millones de dólares a la candidatura de Violeta Barrios de Chamorro en el proceso electoral del noventa en Nicaragua, y de hecho, hoy siguen siendo la principal fuente de financiación de la oposición nicaragüense. En ese sentido, se sabe que durante el 2009 dedicó 623 mil 180 dólares para la financiación de estos grupos; y se estima que esa cantidad se ha ido incrementando cada año. La NED tiene presencia en todos los países latinoamericanos, siempre asociada a la oligarquía-burguesía local serviles. El objetivo de estas millonarias “inversiones” es la promoción de la “democracia” burguesa, esa que se ajusta tan apropiadamente a los interese de los EE.UU. en cuestiones geoestratégicas, especialmente en lo que se refiere a la obtención de materias primas que alimenten su voraz mercado e insostenible sistema productivo. Y esta es la conexión fundamental por medio de la cual se entiende la llegada a Nicaragua de material ligado a la fascista OTPOR, de la mano de organizaciones opositoras juveniles.

http://4.bp.blogspot.com/-a5r05Fw2fxc/Tf98gYwNGdI/AAAAAAAAF7A/vJF7OcrE0ZM/s400/140c53blorent%2Bsaleh%2B619p.gif

Un activista de JAVU lea la nota click aquí

Dado el éxito cosechado por el método OTPOR en su aplicación en países del este europeo dando lugar a lo que se ha denominado Revoluciones de Colores o golpes de estado suave, el método ha pasado a forman parte de las estrategias de la CIA y el Departamento de Estado al punto que han creado el Center for Applied Non-Violent Action and Strategies (CANVAS), cuyo objetivo es subvertir y derribar a gobiernos legítimamente electos contrarios a los intereses de los EEUU. Es destacable que se ha detectado la participación de organizaciones afines a CANVAS en la “primavera árabe” que utilizan la misma simbología de OTPOR; nótese que en ningún caso esos movimientos han logrado la transformación efectiva del sistema, sino y únicamente remover al dictador –Ben Ali y Mubarak- que estaban al frente dejando intacto el sistema que sigue sometiendo al pueblo.

De hecho, resulta esclarecedor que una vez se logró que los tiranos abdicaran en favor de la clase dominante, los medios de comunicación de masas han silenciado las protestas de aquellos que se movilizaron y movilizan por la deconstrucción de las actuales relaciones sociales que permitan construir un estado incluyente, más justo, más igualitario.

En esencia, OTPOR es sólo un instrumento, un método, no un movimiento en sí mismo, y está conformado por un pequeño núcleo hermético de personas de ideología fascista, o muy afines, ligadas y dependientes de las políticas imperialistas de los EE.UU. y sus socios, y que se infiltran en los escenarios políticos de países soberanos a través de organizaciones estudiantiles y centros de estudios superiores; y aunque el grueso del grupo “primario” serbio se integro en el Partido Demócrata de ese país, el núcleo sigue activo, instruyendo a opositores de otras latitudes, exportando el método en teoría pacífico.

Su mecanismo de infiltración es el empleo de psicología del comportamiento social y por su puesto la defensa de los intereses de las clases dominantes; esto les permite que logren aglutinar e instrumentar el inconformismo de sectores opositores, y dirigir a una masa cuya mayoría de miembros desconocen la verdadera naturaleza de la organización, de hecho se comporta como una organización de anillos concéntrico en donde los que se encuentran más alejados del núcleo fascista, creen equívocamente que están haciendo una transformación revolucionaria y no al servicio de fuerzas retardatarias contrapuestas a sus propios intereses.

Este mecanismo de subversión ya empleado en la región con poco éxito –en Venezuela-, está haciendo su aparición en el escenario político de Nicaragua, y lo hace a través de grupos de jóvenes estudiantes opositores de la UCA; que emplean las instalaciones de un centro de estudios con el fin de difundir e introducir, intuyo, en la sociedad nicaragüense el ideario de una organización fascista cuya naturaleza aseguran desconocer.


Nota: ¹En alfabeto cirílico ОТПОР! se traduce como Resistencia.

Militante del FSLN \ Comité de Solidaridad Sandinista \ Casa Sandino.\ Sandinovive.info

--> Leer más...

De cómo Occidente ganó Libia

Las imágenes son parte del video que muestra los últimos minutos de vida del exlíder libio, Muamar Gadafi, quien fue capturado por los rebeldes que le dieron muerte, el día de ayer.
de Cubadebate

Fecha de publicación del artículo original: 22/10/2011
por Pepe Escobar
Traducido por Sinfo Fernández
Se pelean como los buitres sobre los cadáveres. El ministro francés de defensa dijo que le habían agarrado con un avión de combate Rafale que disparó contra el convoy en el que iba- El Pentágono dijo que le habían agarrado disparando un misil Hellfire desde un Predator. Después, un herido coronel Muamar Gaddafi buscó refugio en una mugrienta alcantarilla por debajo de una autopista –un eco espeluznante del “agujero” de Sadam Husein- donde fue encontrado por los “rebeldes” del Consejo Nacional Transitorio (CNT), quienes, como era de esperar, le ejecutaron.
Abdel-Jalil Abdel-Aziz, un doctor libio que acompañó el cadáver de Gaddafi en una ambulancia y que le examinó, dijo que murió de dos balas, una en el pecho y otra en la cabeza.

El CNT –que ha estado vendiendo mentiras, mentiras y más mentiras durante meses- jura que murió en un “fuego cruzado”. Puede que fuera una turba. Puede que fuera Mohammad al-Bibi, que ostentaba una gorra de baseball de los Yankees de Nueva York y quien posó para el mundo entero blandiendo la pistola dorada de Gadafi, su billete quizá para recoger la considerable suma de 20 millones de dólares ofrecidos como botín por Gadafi “vivo o muerto”.

Todo resulta cada vez más curioso si uno recuerda que eso es exactamente lo que la secretaria de estado de EEUU, Hillary Clinton, había anunciado en su meteórica visita a Trípoli cuarenta y ocho horas antes, que Gadafi sería “capturado o asesinado”. La Reina Hada satisfizo los deseos de Clinton, que se enteró de los hechos observando la pantalla de una BlackBerry, y reaccionando con el terremoto semántico “¡GUAU!”.

Para los ganadores, el botín. Todos ellos lo hicieron: la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el Pentágono y el CNT. En el momento en que una resolución de las Naciones Unidas imponiendo una zona de exclusión aérea sobre Libia se convirtió en un permiso para cambiar el régimen, el plan A fue siempre capturarle y matarle. Asesinato selectivo, esa es la política oficial de la administración Obama. No había plan B.

Deja que te proteja bombardeándote

En cuanto a la R2P (“responsabilidad para proteger” a los civiles), cualquier escéptico debería aferrarse a la explicación del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen: “La OTAN y nuestros socios han puesto en marcha con éxito un mandato histórico de las Naciones Unidas para proteger al pueblo de Libia”. Cualquiera que quiera revisar la protección de la OTAN a los civiles sólo necesita saltar a una camioneta y llegarse hasta Sirte, la nueva Faluya.

Las reacciones han sido muy instructivas. El burócrata del CNT Abdel Ghoga se fue al Coliseo del Imperio Romano y dijo: “Los revolucionarios tienen la cabeza del tirano”.

El presidente de EEUU Barack Obama dijo que la muerte de Gadafi significa que “estamos viendo la fortaleza del liderazgo estadounidense por todo el mundo”. Eso es como lo de “le agarramos”, todo lo que uno podía esperar, considerando también que Washington pagó no menos del 80% del coste de la operación de esos ceporros de la OTAN (alrededor de 1.000 millones de dólares, que los Ocupas de Wall Street harían bien en denunciar porque ya podían haberse dedicado a crear empleo en EEUU). Qué extraño decir ahora “lo hicimos”, porque la Casa Blanca dijo siempre que esto no era una guerra, que era algo “cinético”. Y que ellos no iban a encargarse.

Parece que fue ese mayestático estratega de la política exterior, el vicepresidente estadounidense Jo Biden, quien resultó ser más descarnadamente instructivo que Obama: “En este caso, EEUU ha gastado 2.000 millones de dólares y no ha perdido ni una sola vida. Esta es una buena receta sobre cómo tratar con el mundo para avanzar con más rapidez que lo hicimos en el pasado”.
Mundo, ya estás advertido, así es como el imperio va a tratarte a partir de ahora.

Siente de cerca mi tan humanitario amor

Por tanto, felicitaciones a la “comunidad internacional”, que como todo el mundo sabe se compone de Washington, unos cuantos miembros inútiles de la OTAN y los tan democráticos centros neurálgicos del Golfo Pérsico como Qatar y los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Esa comunidad, al menos, adora los resultados. La Unión Europea (UE) saludó “el fin de una era de despotismo”, cuando hasta prácticamente el jueves estaban acariciando el casquete que coronaba las túnicas de Gadafi y ahora están en un sin vivir fabricando editoriales sobre el reinado de 42 años del “bufón”.

Gadafi habría sido sobre todo un huésped molesto de la Corte Penal Internacional en La Haya, porque habría disfrutado recordándoles a todos los besamanos, los cálidos abrazos y los acuerdos jugosos que Occidente estaba mendigando cerrar después de que fuera promovido de “Perro Loco” (Ronald Reagan) a “nuestro hijo de puta”. También iba a deleitarse detallando todos los turbios antecedentes de esos oportunistas que ahora intentan pasar por “revolucionarios” y “demócratas”.

En cuanto a los conceptos del derecho internacional, yacen en una alcantarilla tan inmunda como esa en la que se refugió Gadafi. Al menos, el dictador Sadam consiguió un remedo de juicio ante un tribunal arbitrario e irregular antes de reunirse con el verdugo. Osama bin Laden fue sencillamente finiquitado, estilo asesinato, tras una invasión territorial de Pakistán. A Gadafi se lo cargaron con una mezcla de guerra aérea y asesinato.

Los buitres del poder están congestionando los cielos. Mohammed El Senusi, que vive en Londres, el heredero del trono libio (el rey Idris fue derrocado en 1969) está listo para pasar a primer plano y ha dejado bien claro ya que “es un servidor del pueblo libio y que son ellos quienes deciden lo que quieren”. Traducción: Quiero el trono. Obviamente es el candidato favorito de la contrarrevolucionaria Casa de los Saud.

¿Y qué hay de todos esos burros de los think tank de Washington farfullando que este ha sido como el “momento Ceausescu” de la Primavera Árabe? Si tan solo el dictador rumano hubiera mejorado los niveles de vida de su país –en términos de sanidad gratuita, educación gratuita, incentivos para los recién casados, etc.- en una fracción de lo que Gadafi hizo en Libia… Más el hecho de que Nicolae Ceausescu no fue depuesto con un bombardeo “humanitario” de la OTAN. Solo un idiota podía haberse tragado la propaganda de las más de 40.000 bombas “humanitarias” de la OTAN que han devastado la infraestructura de Libia hasta devolverla a la Edad de la Piedra (Conmoción y Pavor a cámara lenta). Esto nunca tuvo nada que ver con la R2P, el inmisericorde bombardeo de civiles en Sirte así lo demuestra.

Como los cuatro miembros importantes del BRIC sabían incluso antes de que se votara la Resolución 1973 de la ONU, iba de que la OTAN controlara el Mediterráneo como si fuera su lago, iba de la guerra del AFRICOM contra China y de levantar una base estratégica clave, iba de los franceses y los británicos consiguiendo jugosos contratos para explotar los recursos naturales de Libia en su beneficio, iba de Occidente ajustando la narrativa de la Primavera Árabe después de que les hubieran pillado desprevenidos en Túnez y en Egipto.

Escuchen los brutales quejidos

Bienvenidos a la nueva Libia, donde intolerantes milicias islamistas convertirán las vidas de las mujeres libias en un infierno viviente. Cientos de miles de africanos subsaharianos –todos los que no hayan podido escapar- serán perseguidos sin piedad. Se saqueará toda la riqueza natural del país. Toda la colección de misiles antiaéreos de los que se han apropiado los islamistas será una razón sumamente convincente para la “guerra contra el terror” en el norte de África se eternice. Habrá sangre, sangre fruto de guerra civil, porque Tripolitania se negará a quedarse subdesarrollada como se quedó Cirenaica.

En cuanto a todos los dictadores que quedan por todas partes, ya pueden conseguirse una póliza de seguro de vida de la OTAN S.A.; Hosni Mubarak de Egipto, Zine al-Abidine Ben Ali de Túnez y Ali Abdullah Saleh del Yemen fueron lo suficientemente listos como para agenciársela. Todos sabemos que nunca habrá R2P para liberar a los tibetanos o los uygures, ni al pueblo del GULAG monstruoso que es Myammar, o al pueblo de Uzbekistán, o a los kurdos en Turquía, o a los pastunes a ambos lados de la imperialmente trazada Línea Durand.

Sabemos también que cambiar a un mundo en el que podamos creer será el día en que la OTAN haga respetar una zona de exclusión aérea sobre Arabia Saudí para proteger a los chiíes en la provincia oriental, con el Pentágono lanzando una alfombra de Hellfire sobre esos miles de medievales y corruptos príncipes de la Casa de los Saud.

No habrá tal. Mientras tanto, es el modo habitual de acabar de Occidente, con un golpe violento de la OTAN y mil brutales e ilegales quejidos. ¿Asqueados acaso? Consigan una máscara a lo Guy Fawkes y armen la de Dios es Cristo.

http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/MJ22Ak03.html
--> Leer más...

El fin del capitalismo, según Wallerstein

por Gastón Pardo
Red Voltaire México 10 de octubre de 2011
Mientras que la círculos políticos mundiales discuten la manera cómo se debe administrar y solucionar la crisis económica occidental, el sociólogo estadounidense Immanuel Wallerstein diagnostica una crisis del sistema. Según él, el problema no es de curar el capitalismo sino más bien de acompañarlo en su muerte al ataúd y de favorecer el surgimiento de aquello que el geopolítico belga Philippe Grasset llama una contra-cultura
Russia Today (04.10.11) entrevistó a Immanuel Wallerstein —sociólogo y seguidor de la escuela del historiador Fernand Braudel—, quien en esa ocasión ha dictado la sentencia final del capitalismo como sistema: su desintegración es irreversible, pues está a la vista el final de su declive iniciado en la década de los años del siglo pasado y cuya lenta agonía tomará entre veinte y cuarenta años más: El capitalismo moderno alcanzó el fin de la cuerda. No puede sobrevivir como sistema y por ello pasa por la etapa final de una crisis estructural de larga duración. No es una crisis de corto plazo, sino un despliegue estructural de grandes proporciones.

Primero el centro de pensamiento estratégico belga Dedefensa.org y hoy el analista político Alfredo Jalife en su columna bisemanal en el diario mexicano La Jornada y en la Red Voltaire, analizan las ideas de Wallerstein en la línea del pensamiento braudeliano, en cuya escuela el entrevistador se inscribe, relativo a las transiciones entre los poderes hegemónicos, que aborda su asociado recientemente fallecido Giovanni Arrighi en su libro Caos y Gobernación en el Sistema Moderno Mundial (Minnesota Press; 1999). Wallerstein considera que el mundo se encuentra en una fase de transición a otro sistema y la verdadera batalla política que se escenifica versa ya sobre el sistema que sustituirá al capitalismo.

Hace mucho Wallerstein había anticipado correctamente el fin del modelo neoliberal, pero nunca había atravesado nítidamente el Rubicón al dictar al capitalismo la sentencia irrevocable de su final como sistema.

¿Dónde queda, entonces, el axioma de que el capitalismo, por su carácter proteiforme, es capaz de adaptarse a todas las crisis y circunstancias?, pregunta el maestro Jalife.

A lo largo de muchos años Jalife ha sostenido, contra todos los vientos y las mareas, que no era un resfriado lo que ralentizaba el paso del capitalismo y ni siquiera una crisis coyuntural; se trata de un cambio de paradigma que obliga a reflexionar sobre el inalienable valor transcendental del ser humano por encima de las peores contigencias adversas (guerras, mercados, especulación desenfrenada, financierismo, economicismo, mercantilismo, consumismo, hipermaterialismo, tecnología sin bioética, depredación ambiental, desinformación oligopólica), lo cual ha puesto en evidencia, a la vez, la crisis de la civilización de procedencia judía y griega, cuyos valores espirituales sucumbieron en aras del neoliberalismo. El site Dedefensa. org (05.10.11) opina que Wallerstein se ha olvidado de esos valores que son los primeros que deberán restaurarse.

Son los valores que han impregnado la idea de bien en el occidente judeo cristiano, que aparece inmaculada en la teoría de las ideas modélicas de Platón en su Timeo, luego retomadas por Goëthe en su Fausto, por Dostoyevsky en su El jugador y por El mercader de Venecia de Shakespeare.

Wallerstein anhela el reemplazo del capitalismo por un mundo más democrático e igualitario como nunca antes ha existido en la historia mundial, pero que es posible. La opción contraria sería un sistema desigual, polarizante, explotador que no sea capitalista necesariamente, pero dentro del cual pueda haber mecanismos de control peores que los el capitalismo, como los puestos en marcha por la psicopolítica o el comportamentalismo.

Ya el historiador británico Eric Hobsbawm, señala otra vez Jalife, había anticipado el retorno pendular del marxismo como opción, pues no hay mayor claridad que la que ofrece el marxismo clásico, por boca de su fundador Marx, cuando expresaba que el capitalismo lleva en su seno el germen de su propia destrucción. Pero esa destrucción que es la que estamos viendo, es traducida como depredadora de sí misma, sin que la vanguardia revolucionaria que el propio Kart Marx anunció en su Manifiesto del partido comunista haya sido capaz de organizarse. Por eso nos adherimos a la noción del proceso autodestructivo siguiendo las convulsiones que ya presenciamos del caos mayor, y cualquiera que sea su duración autoeliminatoria, a nosotros nos toca poner a salvo los valores de la cultura predecesora del neoliberalismo que Wallerstein se abstiene de reivindicar.

Wallerstein recurre a la bifurcación del sistema para explicar el fin del capitalismo y el surgimiento de un nuevo sistema: sus raíces se encuentran en la imposibilidad de continuar el principio básico del capitalismo que es la acumulación del capital y que ha funcionado de alguna forma maravillosamente durante 500 años. Ha sido un sistema extremadamente exitoso, pero que ha terminado por deshacerse a sí mismo porque su clase dirigente y sus élites políticas son incapaces de resolver el problema de incertidumbre en el que se han metido.

Cuando se llega al cruce de caminos significa que en “algún punto, la cosa se cae y entramos a una situación nueva y relativamente estable –se acaba la crisis y nos encontramos dentro un nuevo sistema”, dice el entrevistado y ese dicho lo recoge Jalife.

Alerta que la transición aparentemente paralizada entre la muerte del capitalismo y el nacimiento de un nuevo sistema comporta peligros considerables puesto que coloca en evidencia a un sistema que se desploma con la ausencia de una perspectiva de sustitución, aún a corto plazo.

En la opinión de Jalife, esta situación es patéticamente palmaria en geopolítica: los multipolares BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), pese a su enorme potencialidad y el prestigio de su poder geoeconómico presente, sin mencionar a su disuasión nuclear, se han visto disfuncionales e impotentes para derribar el caduco orden unipolar de EU, que sigue propagando el caos financierista.

Wallerstein recurre a la dualidad griega entre determinismo y libre albedrío

Cuando el sistema es relativamente estable, está relativamente determinado como sistema en el que existe un relativamente limitado libre juego. Pero cuando el sistema es inestable y entra en crisis estructural, irrumpe el libre albedrío y los actos individuales importan realmente de una manera que no lo habían sido en medio milenio, lo cual es extremadamente peligroso ya que todo es impredecible a un plazo mayor que el corto, como lo expresa la ciencia de la incertidumbre. Esto desemboca en la parálisis, patente en la economía cuando los inversores han cesado de confiar en el marcado para reinvertir sus excedentes monetarios.

Siguiendo a Jalife, la economía, hoy devorada por los monstruos financieristas, se ha paralizado porque desembocó en una aporía –es decir, una irresoluble paradoja de impasse mental–, para no decir que sucumbió a la demencia absoluta cuando la bancocracia europea (en realidad, el financierismo transatlántico) exige a la Grecia de la OTAN optar por el suicidio físico para ser salvados financieramente.

Los griegos modernos, candidatos a la distanasia (que es la peor de las muertes: término que usaba Jalife en las clases que solía impartir de bioética, asignatura que importó de Estados Unidos a México y que vulgares plagiarios pretenden expropiar), representan simbólicamente al 99 por ciento de la humanidad que desea exterminar al uno por ciento de la plutocracia global, como ha sido disecado por los indignados de Wall Street, que se han sumado a la corriente planetaria de liberación ciudadana.

Pero no es tan grave: en una coyuntura de sequía de pensamiento, desde la política hasta la filosofía, debido a la descerebración a la que incurrió deliberadamente la desregulada globalización financierista, urge rescatar a los pocos pensadores que sobrevivieron el naufragio mental del infectado intelecto occidental excesivamente bursatilizado, mucho peor en sus alcances culturales que el doble cataclismo del financierismo y el economicismo.

Wallerstein sentencia el fin del capitalismo y el inicio de la gran incertidumbre

A propósito de la crisis del capitalismo: según Wallerstein es la crisis final, y la batalla en marcha no es sobre el destino del capitalismo en sí, sino de lo que va a reemplazarlo…“El capitalismo moderno ha llegado al final de su camino. No es capaz de sobrevivir como sistema,” Wallerstein y agrega: “Lo que estamos viendo es la crisis estructural del sistema. Una crisis estructural que comenzó en la década de los setentas del siglo XX y que mantendrá sus nefastos estertores por diez, veinte o cuarenta años. No es una crisis a resolver en el curso de un año o un momento. Se trata, pues, de la mayor crisis de la historia. Estamos en la transición a un sistema nuevo y la lucha política real que se ha desatado en el mundo con el repudio de la gente, no plantean el nuevo curso del capitalismo, sino sobre el sistema que habrá de reemplazarle”.

En la medida que, para Wallerstein, el capitalismo está en vía de extinción y en tanto que la batalla que hoy se libra es para preparar el modelo económico de reemplazo, la cuestión es la vía a seguir para sustitur eficazmente al capitalismo. “Estaríamos cerca de un mundo relativamente más democrático e igualitario – esta es una perspectiva” aseveró y luego dijo: “Jamás estuvimos en una situación similar en la historia mundial, pero es posible. La otra perspectiva mantener el sistema de explotación, que es inequitativo, desigualitario porque polariza la desigualdad. El nuevo sistema podría no ser el capitalismo. Capitalismo es eso que vemos caer. Pero hay asimismo alternativas peores que dentro del capitalismo”.

La crítica de Philippe Grasset (Dedefensa. org)

Wallerstein hace una descripción técnica, económica de la manera en que el cambio podría implantarse, entre le capitalisma en vías a un nuevo sistema. Se trata de un proceso que el entrevistado denomina “bifurcación”. “Es lo que técnicamente se ha llamado una bifurcación de un sistema”, dijo. “Sus raíces están en muchos aspectos separadas de la continuación de los principios básicos del capitalismo, que es concebido como acumulación de capital. Este es el punto central del sistema. Un sistema que ha trabajado maravillosamente en ciertas etapas en el medio milenio que lleva de existencia. Ha sido un sistema exitoso, pero ha dejado de funcionar como ocurre con todo sistema”. “Lo que ocurre en una bifurcación es que en algún punto del crucero, el sistema queda anclado en una nueva situación estable – la crisis ha terminado; estamos en el nuevo sistema”.

En suma, Wallerstrein describe los peligros, que en su opinión son considerables, del proceso de cambio, lo que implica por una parte la inhumación del capitalismo y, por otra parte, el nacimiento y la instalación de un nuevo sistema. La situación contiene riesgos porque es inevitable un período de parálisis entre el sistema que desaparece y el nuevo La presión sistémica ejercida por el sistema económico y político ha llevado a la fragmentación de sus diferentes opciones y concepciones; y en tanto que el hundimiento del atlantismo abre el camino a la verdad de la situación, es decir, a un sistema general del que nadie escapa, y que está a punto del hundimiento, engendrando a su paso una diversidad de reacciones críticas ciertas. De alguna manera, el enemigo principal ha cambiado: Entre 2001-2007 se trató del sistema anglosajón y su concepción del capitalismo ahora le toca al sistema general mismo, o lo que denominan los belgas la “Contra-Civilización”. Una cadena de ideas inevitables que no son subrayadas por el entrevistado. Por ello los estrategas belgas proponen que seamos mayormente críticos de Wallerstein.
--> Leer más...

Redes Sociales, Blogs y Lucha por el Poder


porJesse Chacón www.gisxxi.org
Correo del Orinoco
30 de octubre de 2011. Pag. 18

La existencia de las redes sociales y de Blogueros es hoy un indicativo de la existencia de un nuevo tiempo y flujo en la interactividad humana a nivel planetario. Pero que es lo nuevo?. La humanidad históricamente se ha configurado desde redes sociales globales, la condición de internacionalización que supuso la fase mercantilista del capitalismo así lo exigía.

Y si hablamos de movimientos de activistas también el siglo XVllI, XIX y XX, vieron la aparición de redes, de internacionales de movimientos obreros y revolucionarios.

Hay, sin embargo, tres elementos nuevos relacionados con la incidencia del nuevo concepto de redes sociales:
- Uno, es la existencia de Internet y su configuración como una esfera que pone en contacto a millones de personas en tiempo real, asistimos a la configuración de un nuevo soporte tecnológico de la interactividad humana y a una acelerada transformación del sentido del espacio y el tiempo.

- Dos, la internet, a pesar de los intentos de limitación y monopolio por parte de las trasnacionales y de las cadenas jurídicas del capital expresadas en los derechos de autor, ha supuesto la configuración de una biblioteca infinita que ha modificado el sentido del saber y el conocimiento, supone una nueva textualidad llamada hipertexto en la que se fija el conocimiento, el cual es la síntesis y superación de la textualidad escritural y audiovisual que primaron en ciclos anteriores.
Las redes sociales han significado un nuevo instrumento para la acción política desde abajo, desde el margen, hoy existen las «ciberturbas», “… En noviembre de 2005, la policía francesa confesaba su impotencia para contener la revuelta de los arrabales aduciendo la velocidad a la que los revoltosos adquirían técnicas y experiencias de verdadera «guerrilla urbana»..”

Algunos han sobrevalorado este fenómeno y apuntan a la aparición de un nuevo y misterioso sujeto colectivo. Howard Rheingold lo llamó las «multitudes inteligentes».

¿Pero son las redes sociales la plataforma para el disenso, para la revolución?. Diversos hechos nos vienen a contestar que existen grandes dificultades:
- Uno, es la interferencia que hizo Faceboock en las convocatorias a las movilizaciones estudiantiles de lucha contra la privatización de la educación en Inglaterra, sacando autoritariamente del sistema a miles de convocantes a la marcha.

- Dos, Los hechos de Egipto el 28 de enero de 2011 muestran la potestad del poder para desconectar la interactividad crítica. El servicio de telefonía celular fue cortado, las señales de televisión vía satélite se atascaron y el acceso a internet fue bloqueado para casi toda la población.

- Tres, la investigación de Yahoo sobre Twiter viene a mostrarnos como de 200.000.000 de usuarios, solo 20.000 movilizan la producción de contenidos.

- Cuatro, “Los únicos usuarios que realmente interactúan en Twitter son los blogueros”. Sin embargo, el panorama global de los blogs no es muy alentador. De acuerdo con la firma Technorati, hay entre siete y diez millones de estos sitios en la red, pero sólo entre 50.000 y 100.000 generan todo el tráfico. Mientras que el blog es una bitácora multimedia, el twiter es mucho más dinámico.
De la ilusión de redes sociales de arquitectura distribuida, llegamos a la realidad de redes centralizadas, que permiten una interactividad descentralizada siempre y cuando los contenidos sean validados desde el poder.

El poder desconecta, el poder centraliza; pero también intenta criminalizar. Frente a la significativa esfera de lucha y resistencia que se configura en Internet, éste pretende posicionar como compatibles las palabras libertad y seguridad. Según la secretaria de estado norteamericana Hillary Clinton “solo la una, puede hacer posible a la otra. Sin seguridad, la libertad es frágil. Sin libertad, la seguridad es opresiva. El reto es encontrar la medida de seguridad adecuada, suficiente para permitir nuestras libertades, pero no tanta, o tan poca, como para ponerlos en peligro”.

El binomio seguridad-libertad, enmascara su ofensiva de criminalización y represión hacia lo tipificado por ellos como terrorista, pero son ellos quienes se reservan la potestad de calificar que es o no terrorista. Ante la inexistencia de un marco jurídico internacional que tipifique que entendemos por terrorismo, éste queda reducido a un epíteto macartista utilizado por la parcialidad política del imperio para contrarrestar la creciente ola de movilización, resistencia e interactividad en clave libertaria que discurre por todo internet.
En conclusión, tras toda arquitectura informacional se esconde una estructura de poder. Es cierto que la tecnología, en especial la de comunicaciones, genera las condiciones de cambios en la estructura de poder. Pero en qué dirección?

Podríamos contestar que en la dirección que los actores sociales señalen desde su capacidad de apropiarse del saber hacer, colocaría a las redes sociales como espacios de disputa hegemónica. Todo esto requiere:
• Entender que Internet dejó de ser una gran “biblioteca” pasando a ser un espacio de interacción para compartir conocimientos y vivencias.

• Lograr la apropiación de las herramientas sociales existentes en internet estudiando y caracterizando a las personas que están en ella y creando redes por actividades específicas. Si solo se hace un uso instrumental de la red y nuestra actuación no tiene una intencionalidad política, se diluirá el objetivo de convertirla en un espacio de disputa del poder hegemónico.

• Crear redes sociales virtuales con asiento en un tejido social real y un gran conector de atracción, especialmente dirigido a un público objetivo que aun no usa las redes existentes.
Falta mucho por hacer; pero el crecimiento de este espacio de lucha dependerá de nuestra creatividad para usar estas herramientas en manos del poder, para debilitar el poder.
--> Leer más...

Los objetivos militares de EEUU se evidencian en las películas de Hollywood

http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQ2iFBuOZUkxN-jXLw-dcZHkPrwI4V3iaF0LtfRl5lkc_He1rXCpQ
La docente de Historia y Trabajo Comunitario de la Universidad Nacional de Avellaneda, Argentina, expuso la intencionalidad del séptimo arte en la expansión imperialista
“Se debe analizar la relación entre historia y cine. Los objetivos de la política estadounidense relacionados a Nuestra América y otros lugares en el mundo se pueden seguir a través de las películas” de Hollywood, acusó la profesora argentina Diana Hamra, quien facilitó en la Casa Rómulo Gallegos un seminario de tres días sobre el uso del séptimo arte como recurso de estudio en el aula.

La docente de Historia y Trabajo Comunitario de la Universidad Nacional de Avellaneda, Argentina, propuso desentrañar el pasado y las representaciones de la sociedad desde las películas, que siendo ficción, en muchos casos pueden considerarse fuentes documentales que sirven para estudiar contenidos específicos.

Hamra citó la cinta Walker (1987), de Alex Cox, que mostró la invasión de un grupo de “filibusteros” estadounidenses a Nicaragua, a mediados del siglo XIX. En el filme, uno de los estadounidenses se convierte en presidente de la nación centroamericana y gobierna por dos años, con el reconocimiento del Administración del país del norte.

Este ejemplo es uno de los miles que se encuentran en películas que adelantan o justifican las acciones militares de Estados Unidos y sus países aliados para violentar la soberanía de países independientes, masacrar pueblos y hacerse de recursos económicos.
“El cine es otra manera de escribir la historia”. “El cine traduce ideologías de forma constante y permanente”. “Justamente, esto es lo que tenemos que tratar de descodificar, utilizar el cine en el aula para generar una lectura crítica, que permita ver la intencionalidad de esa obra que persigue ciertos objetivos”, explicó la historiadora.

¿QUIÉNES SON LOS ENEMIGOS?

Hamra señaló que después de la Segunda Guerra Mundial y hasta la década de los noventa, en las películas hollywoodenses los enemigos siempre fueron los mismos: los rusos y los asiáticos. Precisamente, pueblos de regiones donde Estados Unidos abrió frentes de guerra.
Como experimento en sus clases, la profesora le pregunta a las y los estudiantes cuál es la apariencia de los rusos o los soviéticos, y estos, sin haber visto en persona a alguien de ese país europeo, los describen como duros, serios, fríos y con caras de malos. Al final de la reflexión, las alumnas y los alumnos admiten que sus respuestas fueron condicionadas por las imágenes de la gran pantalla.

“Las representaciones audiovisuales impactan tan fuerte nuestro cerebro que son las que van construyendo nuestras representaciones de tiempos pasados y distintas situaciones”, sentenció la invitada del Centro Nacional de Historia (CNH).

La industria hollywoodense también es la responsable de esas de películas que desde los años noventa, después de la caída del Muro de Berlín, retratan a las latinoamericanas y a los latinoamericanos como narcotraficantes, delincuentes o inmigrantes de poca monta.

Los enemigos de EEUU también viven en el mundo árabe y casi todos son terroristas musulmanes. “La filmografía tiene una intencionalidad”, acotó.

Estas cintas, según Hamra, también afectan la imagen del pueblo estadounidese que se cree el “salvador del mundo”.

El problema es que 90% de lo que se exhibe en las carteleras latinoamericanas son producciones de Hollywood..

--> Leer más...

30 oct. 2011

Acá la tenés ... este es el surgimiento de "la nueva subjetividad"

--> Leer más...

El terror como forma de reorganización social por Daniel Feierstein

Dr. Daniel Feierstein
por Pablo Kummetz y Emilia Rojas Sasse 
Entrevista con Daniel Feierstein, director del Centro de Estudios sobre Genocidio de Univ. de Tres de Febrero (UNTREF) e Investigador del CONICET, en Argentina, sobre el terrorismo de Estado en la Argentina 1976-83 y otros crímenes masivos 
Usted habla del “genocidio como práctica social” para describir asesinatos en masa en el siglo XX. ¿Por qué “social”?

D. Feierstein: El objetivo es sacar el análisis de la adjudicación de la explicación a personalidades individuales y observar las características que vuelven al proceso viable. Si bien las responsabilidades deben tratarse a modo individual, el modo de comprensión del proceso se enriquece notablemente cuando se observan las características de los procesos de aniquilamiento masivo de poblaciones en tanto “tecnologías de poder”, entendiendo que las muertes suelen no ser el objetivo final, sino un medio para, a través del terror, producir modificaciones en el conjunto social.
Buenos Aires, 30 de marzo de 1982: represión en las calles de Buenos Aires.
Buenos Aires, 30 de marzo de 1982



Su principal tema de investigación hasta ahora ha sido un análisis comparativo entre el genocidio nazi en Europa 1933-46 y el terrorismo de Estado en la Argentina 1976-83. ¿Qué similitudes y qué diferencias ha constatado usted entre uno y otro?

La similitud fundamental –que constituye el eje de mi trabajo– se basa precisamente en la utilización del aniquilamiento y el terror como modo de reorganización social, lo cual fue el eje de la experiencia alemana entre 1933 y 1938 y que adquirió escala continental a partir del inicio de la guerra, en tanto fue una constante de la experiencia argentina, que también –vía la Doctrina de Seguridad Nacional– buscó una proyección continental. Otros puntos de similitud refieren a los modos de utilización del terror en los campos de concentración, el papel de las diversas responsabilidades y complicidades y la dificultad para su gestión durante el posgenocidio. Las diferencias fundamentales radican en la magnitud y escala de ambos fenómenos (casi incomparables en dicho plano), en el papel fundamental del racismo en la experiencia alemana (sobre todo a partir de 1938), el cual estuvo prácticamente ausente en el caso argentino, y en la existencia de una gestión industrial de la muerte colectiva (los campos de exterminio), que resulta uno de los elementos singulares del nazismo.
Niños en Auschwitz. Foto tomada por las FF. AA. de la URSS luego de la liberación del campo de concentración, el 27 de enero de 1945.
Niños en Auschwitz

Usted dice que un proceso genocida continúa hasta el “exterminio simbólico en la mente de los sobrevivientes”. ¿Qué significa y qué consecuencias tiene?

Cuando hablo de “sobrevivientes” no me refiero sólo ni fundamentalmente a quien atravesó la experiencia en los campos de concentración, sino al conjunto de una sociedad que sufre el terror genocida. Plantear que el genocidio continúa en el plano de lo simbólico es tratar de comprender cómo las relaciones sociales negadas materialmente por el aniquilamiento son realizadas simbólicamente en la imposibilidad de recomponer esa identidad siquiera en los procesos de representación. La construcción de la “inocencia abstracta” de las víctimas funciona impidiendo recomponer el sentido de las prácticas que desarrollaban, las que en gran medida explican (nunca justifican ni legitiman, pero sí pueden explicar) los motivos esgrimidos para su aniquilamiento. Sin embargo, cuando los discursos hegemónicos sólo capturan la “inocencia” producen una segunda desaparición de las víctimas negándoles su identidad, ya que ahora no sólo no existen materialmente, sino que dejan de existir también en la memoria. La insistencia en figuras como Ana Frank o los chicos de la “noche de los lápices” (se conoce como la noche de los lápices al secuestro el 16 de septiembre de 1976 y días posteriores en la ciudad de La Plata de diez estudiantes de secundaria, en su mayoría menores de edad, luego declarados en su mayor parte “desaparecidos”, n. de la R.), funcionan de ese modo, impiden comprender la riqueza y complejidad de las víctimas de los procesos genocidas, y que dichas víctimas (en términos generales) fueron aniquiladas por lo que hacían, por las características peculiares de sus identidades y no por un capricho irracional de un dictador. 

Para usted, el objetivo superior de quienes cometen genocidio es transformar las relaciones sociales en una sociedad. ¿Quién se planteó ese objetivo en la Argentina y qué nuevo tipo de relación social quería establecer?

El objetivo era deseado por distintos sectores de la sociedad, en especial aquellos que se sintieron amenazados por las conquistas económicas, sociales y políticas que se habían logrado durante el gobierno peronista. Lo que se pretendía –y en gran medida se logró– era quebrar la identidad de los sectores trabajadores y su alianza con los sectores medios para facilitar la transformación económica del Estado. Para ello, se requería doblegarlos y disciplinarlos a través del terror y, a su vez, utilizar el escepticismo resultante como aliciente del individualismo y el egoísmo, tendencias hegemónicas que explican en gran parte el aval a las modificaciones socioeconómicas implementadas en el posgenocidio, en especial en la década de los años 90.

¿Cómo son procesados en la sociedad argentina los temas de la memoria, la responsabilidad y la identidad en relación con el terrorismo de Estado? ¿Quién se siente responsable?

El procesamiento ha recorrido momentos muy diversos. El gran logro –pero a la vez el gran desafío– es que la centralidad de la responsabilidad en el actor militar fortaleció la democracia y deslegitimó cualquier nueva incursión militar en la política pero, a la vez, permitió exculpar a numerosos sectores sociales –políticos, empresarios, médicos, psicólogos, sacerdotes– que fueron figuras fundamentales en la posibilidad de implementación del terror, participando desde su gestión, su justificación, legitimación o complicidad. Es uno de los grandes desafíos de la sociedad y la democracia argentinas poder quebrar la cosificación militar de las responsabilidades e iniciar una apertura hacia otros modos de comprensión de las diversas responsabilidades, de orden criminal, político y moral.
25 de marzo de 1976, en Buenos Aires, un día después del golpe que derrocó a Isabel Perón y el comienzo de uno de los periodos más negros de la historia argentina.
25 de marzo de 1976, en Buenos Aires

¿Se constatan diferencias con respecto al procesamiento del pasado entre los argentinos que se exiliaron durante la dictadura y aquellos que permanecieron en el país?

No existen grandes diferencias en los modos de percepción de los hechos, aunque a los exiliados históricamente les resultó difícil comprender y aceptar el sufrimiento de aquellos que no pudieron o no quisieron salir del país. El exilio interno –dentro del país o incluso dentro de uno mismo– ha sido un sufrimiento que casi no fue analizado en la Argentina y que requiere mucho mayor trabajo para poder observar y elaborar sus consecuencias. La clarificación de las diversas responsabilidades –en especial las no criminales– podría constituir una de las modalidades para gestionar ciertos modos de reparación, excluyendo de la estructura estatal a quienes colaboraron en modos diversos intelectualmente con la dictadura y permitiendo que quienes fueron expulsados o simplemente decidieron abandonar esos espacios –desde un juzgado hasta una cátedra– tengan la oportunidad de ser reparados y reconocidos por su integridad moral, que muchas veces tuvo costos en su desarrollo económico y profesional, costos que siguen persistiendo en el presente.

¿Qué papel pueden desempeñar los nuevos medios de comunicación digitales en la propagación de la información sobre genocidios y su contención? 

Un papel central. Si algo se ha conseguido en la esfera internacional es que la publicidad transnacional de aniquilamientos masivos de población y los llamados al boicot de dichos regímenes sí pueden funcionar como disuasorios de la continuidad de la matanza. El problema es que determinados hechos –aquellos en los que grandes grupos de poder se encuentran interesados, como puede ser el caso de las matanzas en Darfur, Sudán– logran rápidamente una difusión mediática internacional en tanto que otros casos menos interesantes –como Sri Lanka– no logran la misma difusión. La inmensa capacidad de difusión de los medios electrónicos y su llegada a todo el planeta pueden permitir democratizar esta información y hacerla circular buscando construir redes de solidaridad que busquen contener o detener las matanzas. El caso de Sri Lanka lo ilustra con claridad: ausente de los grandes medios gráficos masivos, su presencia y su denuncia sólo pudo subsistir en estos meses gracias a los medios electrónicos, por los cuales circuló muchísima información que ha vuelto necesaria y hasta viable la intervención de organismos humanitarios y el involucramiento de diversos Estados. Por otro lado, los medios de comunicación tienen un rol fundamental en la construcción de las representaciones acerca de los hechos genocidas: qué historias se cuentan sobre los hechos, cómo se caracteriza a víctimas y victimarios, cómo se piensa el futuro, son cuestiones que debieran ser fundamentales para todo periodista.
--> Leer más...

Por qué HIJOS La Plata no apoya a CFK, ni a ningún gobierno


hijos_laplata@yahoo.com.ar

HIJOS La Plata es el nombre con el que durante sus 16 años de existencia como organismo de Derechos Humanos independiente del Estado y de los gobiernos supimos nuclearnos los hijos e hijas de militantes políticos desaparecidos, fusilados, exiliados, presos políticos y también jóvenes comprometidos con la lucha contra la impunidad en Argentina. En todo este tiempo trabajamos en la reconstrucción de la memoria histórica de los procesos políticos argentinos, en la búsqueda de juicio y castigo para los responsables de los crímenes cometidos por la última dictadura y el período represivo previo, y en la denuncia de la represión policial e institucional en la actualidad.

Estos 16 años nos han hecho madurar como organización y han servido para reafirmar nuestra posición sobre el rol que debe tener un organismo de Derechos Humanos en la vida social. Ya que entendemos que según la experiencia histórica el principal artífice de las violaciones a los Derechos humanos es el Estado, que ejerce el monopolio de la fuerza legal y administra el andamiaje legal a través de una gestión de gobierno, sabremos que ninguna organización que nace para denunciar esos atropellos puede trabajar ni con un gobierno ni desde el Estado, sin caer en una contradicción fundamental sobre sus propios objetivos. Mantener la independencia para poder seguir denunciando la impunidad de la violencia institucional es una premisa básica que no todos parecen aceptar.

El plan criminal que en los ´70 secuestró y desapareció a 30.000 compañeros tiene un nombre preciso, y se denomina Genocidio. La realidad confirma que en la Argentina “democrática”, una vez finalizado el genocidio aplicado por la última dictadura, la represión cambió de forma para adaptarse a las necesidades del modelo. Se ha reformulado el concepto de la doctrina de la “seguridad nacional” por el de políticas de “control social”. Pero estos conceptos son sólo dos caras de la misma moneda, y tienen como fin amedrentar y disciplinar a la clase de cuyo seno nace la resistencia a las políticas de desigualdad y exclusión social.

La continuidad del plan genocida se despliega hoy con políticas de autocracia y corrupción policial, gatillo fácil en aplicación permanente como amedrentamiento social a los desposeídos y judicialización de los que no son útiles a los fines de este modelo de “crecimiento con base en la exclusión”. Esta es la verdadera doble política de Derechos Humanos que el kirchnerismo ha utilizado para darse aires progresistas en su gestión y lograr una aprobación popular mas o menos prolongada en un país que continúa presentando las tensiones propias de un esquema social de desigualdad, pero donde se ha consolidado un sector oficial acrítico dentro del movimiento de Derechos Humanos, que cumple el rol de convalidar lo poco que se hace en detrimento de lo mucho que queda por exigir en la materia.

Hoy, tras casi 8 años de caídas las leyes de impunidad gracias a la lucha popular, el Estado argentino sólo efectivizó 44 juicios orales con sentencia en todo el país. Sólo alrededor del 10 % del total de procesados desde 2003 fue castigado, y en la mayoría de los casos con condenas menores al máximo de la pena. Pero además, si bien hay otros 388 genocidas detenidos en espera de juicio, la mayoría de esos procesados se encuentra en libertad; además de haber 36 represores prófugos de la justicia y 259 que murieron impunes antes de llegar a una sentencia o condenados pero con procesos pendientes.

Así, estos procesos reproducen la impunidad, porque sólo serán juzgados una serie de casos emblemáticos, mientras el conjunto de miembros de las FFAA, Seguridad e Inteligencia quedará relegado a juzgarse en futuros inciertos.

La evidencia de la continuidad del esquema represivo es palmaria: las fuerzas de seguridad de los gobiernos que se sucedieron desde diciembre de 1983 han asesinado según las denuncias, con métodos conocidos como gatillo fácil a la fecha a 3.139 personas, en su mayoría jóvenes de entre 15 y 25 años. Más de la mitad de los casos corresponden a los gobiernos Kirchner.

La justicia selectiva utiliza jueces y fiscales para encarcelar a los que menos tienen o a los que se oponen a este modelo de explotación y saqueo. El aparato judicial al servicio de la judicialización de la protesta y la criminalización de la pobreza. El mismo al que nunca le alcanzan las pruebas contra los genocidas de ayer y los represores de hoy.

Los luchadores populares son perseguidos, amenazados y agredidos, como la represión al pueblo Qom en Formosa, la vía libre a las patotas sindicales en el asesinato de Mariano Ferreyra, la arremetida de la Federal en el conflicto social en Villa Soldati, o los casos de los militantes Roberto Martino, Raúl Lescano, y Fernando Esteche, presos y condenados en causas armadas por ser referentes de sus organizaciones.

En nuestra provincia es clara la politica de Derechos Humanos del kirchnerismo a través de las iniciativas retrógradas de la gestión Scioli-Casal como solución policial a los problemas sociales. Con un Código Contravencional que recorta las libertades de todos los que no entran en su esquema de sociedad. Las cárceles y comisarías han eclosionado por el endurecimiento de la legislación penal, y siguen siendo depósitos de personas sin el menor respeto a derechos y garantías. El 70 % de los presos bonaerenses esta detenido sin estar procesado o tener iniciado juicio en su contra.

La política económica neoliberal del crecimiento con base en la exclusión y el saqueo continúa. Los servicios, las tierras y los recursos naturales siguen extranjerizados. El 40 % de los trabajadores cobran salarios en negro y la mayoría de los blanqueados perciben parte en iguales condiciones, los aumentos que se dieron por decreto fueron absorbidos por la inflación. Mientras tanto no se democratiza la participación sindical, no se genera trabajo genuino ni se universalizan los planes sociales, y se desfinancian las escuelas, los hospitales y la masa salarial de sus trabajadores.

¿todos somos derechos y humanos?
Gobiernos como el de Kirchner generan, no sin saberlo, fracturas que debilitan al campo popular, vía las políticas de doble discurso en materia de derechos humanos y la cooptación política para repartir prebendas. Algunos de los que hace unos años estaban juntos en la calle, que luchaban por juicio y castigo a todos los genocidas y no por juicios recortados, que fueron parte de las gloriosas jornadas del 19 y 20 de diciembre, se ven hoy como si estuvieran a años luz de la lucha.

Los HIJOS somos retoños legítimos de los mejores hijos de este pueblo y la legalidad invocada no nos sustenta. Vemos cómo muchos combativos, perseguidos y encarcelados en su tiempo, están hoy en espacios de poder y defienden la supuesta "legalidad” casi en la misma medida como se han olvidado de la legitimidad, así como también otros, que siempre estuvieron en la vereda opuesta, aprovechan estos espacios para defender una legalidad de humanismo reformista.

Así como en estos 16 años no apoyamos a ningún gobierno hambreador y represor del pueblo, reafirmamos la voluntad de exigirle al Estado las mismas cosas que venimos exigiendo durante tanto tiempo, sin importar que se llame Menem, De la Rua, Kirchner, Ibarra, Macri, Solá, Scioli o Cristina Fernández, porque lo que está en juego es la vida y la dignidad de todo un Pueblo.

A quienes ven en el actual gobierno una posibilidad de cambio, queremos expresarles que estamos convencidos que es imposible que esta administración, con su política meramente testimonial, haga florecer en la realidad el país con el que soñamos, con el que soñaban los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos y todos los caídos en la lucha. Principalmente porque no creemos que el proyecto K sea la construcción que torcerá los destinos de la historia, ya que hoy mismo continúa vigente en ella la lógica de responder con todo el “peso de la legalidad” a la legitimidad incontestable de los reclamos populares, porque la pugna distributiva continúa inclinando el contrapeso de la balanza hacia los que más tienen, y porque las mayorías estaremos de una u otra manera allí cuando el paso hacia “lo nuevo” se construya genuinamente en serio.

Ante esta coyuntura, los HIJOS seguimos exigiendo la reparación del daño histórico que causó la dictadura y su plan económico. Pero no sólo requerimos el juicio y castigo a los genocidas y sus cómplices políticos, civiles y religiosos, la nulidad de los indultos a los asesinos uniformados, la restitución de nuestros hermanos apropiados, la apertura de todos los archivos de la represión y la preservación de los Centros Clandestinos de Detención y tortura (CCD) para la investigación sobre lo que allí ocurrió, sino que también pretendemos que el cúmulo de injusticias sociales al que hoy asistimos sea resuelto. Porque creemos que los Derechos Humanos se violentan todos los días, y mientras exista impunidad y se sigan violando los derechos políticos, económicos y sociales, seguiremos la lucha. Y si no fuera así, invitamos a aquel que vea que estos factores que analizamos se han modificado, que nos diga acaso con qué lente mágica observa la realidad.

HIJOS La Plata - 16 años de lucha
No olvidamos – No perdonamos – No nos reconciliamos
--> Leer más...

El rey y la emperatriz

(y eso que dicen que la independencia, el bicentenario y todo ese rollo...)
¿Que le dijo el rey de España al canciller Argentino ?
"... eh, usted señor cronometrista, usted Timerman, firme aquí..."


Rafael Correa sobre el intento cívico policial de golpe de estado

--> Leer más...

Diez años después


Aún vivimos en un período contrarevolucionario. 

 de ANRed

Ponencia del profesor Nicolás Iñigo Carrera  del día Miércoles 26 de Octubre de 2011, en la cátedra libre "Los noventas, Pizza, Champagne y Lucha Popular” realizada en el segundo subsuelo de la Facultad de Humanidades de la UNLP en calle 48 entre 6 y 7.

“No se puede hacer ningún análisis sobre un hecho que tiene que ver con el campo de las relaciones políticas si no se lo pone en relación con el movimiento orgánico de la estructura económica de la sociedad. Frases que nos ubican en ese sentido:

El capitalismo argentino desde 1870 hasta 1950 se expandió fundamentalmente en extensión, es decir avanzó sobre territorios donde no predominaban las relaciones capitalistas. A partir de mediados de los 50 empezó su expansión principalmente en profundidad. Y este cambio en la dirección del desarrollo del capitalismo argentino lo que tiñe todo lo que va a ser el proceso histórico en las dos décadas siguientes.

El proceso de expansión en profundidad supone la expropiación de fracciones burguesas, procesos de proletarización, procesos de empobrecimiento dentro de la clase obrera que se manifiestan a partir del golpe de 1955 y que se van a extender en un proceso de lucha que se resuelve a mediados de los 70 fundamentalmente con el golpe de 1976.

En ese proceso de lucha y sobre todo a fines de lo 60 y la década del 70, confrontan tres fuerzas sociales en sus cuadros políticos, sindicales, económicos y militares. De esta confrontación va a salir triunfante la fuerza que encabeza o que acaudilla la oligarquía financiera. Primero por las fuerza de las armas, y después, mediante la construcción de hegemonía la oligarquía financiera va a transformar la estructura económica de la Argentina en un proceso que no es más que el desarrollo mismo del capitalismo.

Uno pude señalar algunos hitos en la construcción de esa hegemonía, como son: la guerra antisubversiva, la manera en que se resuelve la guerra por las Malvinas, la manera en que se dá la salida electoral -negociada- , las hiperinflaciones de 1989-90 y las derrotas de las luchas obreras en los primeros años de la década del 90.

Justamente lo que ocurre en diciembre de 2001, es un indicador de que esa hegemonía de la oligarquía financiera ha sido golpeada. Todo el período que va desde los ’70 hasta hoy es un período “contrarevolucionario”

Según la investigación, estamos convencidos de que todo el período que va de mediados de los 70 hasta hoy es un período que podemos caracterizar como contrarevolucionario. Estamos en un período contrarevolucionario.

Frente a esa Argentina de la oligarquía financiera, empiezan a aparecer distintos hechos que son la forma en que se va expresando la rebelión en un ciclo. Un ciclo que nosotros fijamos iniciado con lo que conceptualizamos como el motín de Santiago del Estero en diciembre de 1993, que tiene una serie de hitos. Un tipo de “hecho” son los cortes de ruta; hay muchos tipos de cortes de ruta, pero se transforman en hitos cuando toman la forma de “toma y defensa de una posición” incluso la toma de una ciudad por parte de las fracciones populares.

Otra serie de “hechos”conocidos: fueron el motín de Santiago del Estero “El Santiagazo” ; Cultral Có; los cortes de ruta en Mosconi y Tartagal en el ’97 -2001; los hechos de Corrientes en el ’99, etc.

Lo que ocurre en 2001 no es un hecho que brota de la nada, no es un rayo en el cielo sereno” Esto es importante porque lo que ocurre en diciembre de 2001, a diferencia de lo que está planteado en algunos de los discursos -sobre todo desde las clases dominantes-, no es un hecho que brota de la nada. No es un rayo en el cielo sereno. Se venía desarrollando este tipo de rebelión que va a culminar allí. Hay otra forma de lucha dentro del registro de rebelión, a la que se ha atendido mucho menos, que son las huelgas generales. La clase obrera en la argentina ha tenido a lo largo de todo el siglo xx y contra la imagen que se suele dar, sigue teniendo una centralidad muy grande en el campo de la relaciones políticas.

Las huelgas generales de la década del ’90 en general han sido olvidadas e incluso ignoradas en el mismo momento en que se estaban realizando. Yo he hecho la experiencia de hablar de ésto - en la misma década del 90- hacer referencia a la huelga general y que me dijeran “pero si no hubo ninguna” militantes sindicales, no gente que no se expone. Y cuando yo les iba diciendo las fechas, iban recordando y diciendo “ah, claro, si nosotros esa vez fue cuando hicimos tal cosa...”, lo cual es una demostración mas de que haber participado de un hecho no necesariamente no tira mejor conocimiento sobre ese hecho.

El hincapié en las huelgas generales es porque la insurrección del 2001 - y esto es un resultado de investigación al que nosotros llegamos no arbitrariamente, por cierto, no porque nosotros tengamos una predilección especial por los dirigentes de la CGT ni de ninguna de las centrales sindicales- como resultado de investigación llegamos a que los hechos de diciembre de 2001 no se pueden recortar al día 20 -que sería el combate callejero- ni se pueden recortar al 19 y 20 que es la manifestación “pacífica” como la llamamos nosotros y el combate del 20, si no que cuando uno mira el hecho en la calle, no antecedentes de esa insurrección si no cuándo empieza la lucha en la calle y no para más hasta el día 20.

No es cuando empieza la lucha en la calle en general, porque la lucha en la calle venía desde siempre, nunca no existió, pero así como el Santiagazo uno puede decir, bueno empezó el día 16 del ’93 y terminó el día 17, y manifestaciones callejeras hubo antes y después, pero el hecho está ahí, porque tuvo continuidad desde la manifestación del 16 hasta el incendio de la sede de gobierno y las casas de los políticos el 17, así como eso es una unidad, uno puede ver una unidad de manifestaciones y lucha callejera que comienza el día 13 en la calle con una huelga general que declaran las dos CGT y la CTA y no para más hasta el combate del 20 , e incluso hasta en algunos lugares se prolonga hasta el día 21 e incluso al día 22 en un hecho más bien aislado. Entonces, el hecho de la insurrección, para nosotros comienza el día 13 y culmina el día 20.

Para plantear lo mismo de otra manera: el día 20 , que es lo más observable, es el combate callejero, ese famoso enfrentamiento de el pueblo con fuerzas armadas del gobierno -la policía- y no llegan a intervenir las fuerzas armadas del estado, pero es convocada. Ahora ¿por qué se llega al combate callejero? Porque el día 19 se da ésta manifestación pacífica, fundamentalmente la pequeña burguesía, sectores asalariados, sectores de clase obrera pero que no se movilizan en tanto tales si no que se están movilizando dentro de ésa movilización popular muy teñida por el tono de la pequeña burguesía, que a diferencia también de lo que es el discurso , porque es interesante ver como las clases dominantes van deformando los hechos para recortarlos en lo que ellos quieren.

La manifestación de la pequeña burguesía , si uno lee los grandes diarios, fue por el “corralito” y el “corralón”: falso. Esa manifestación es profundamente democrática, en el sentido de que era oposición al estado de sitio. Es contra el estado de sitio, no es por el corralito y el corralón. Por qué es la manifestación contra el estado de sitio? Porque se declara el estado de sitio frente a la situación de desorden, movilización y luchas callejeras, que hay en todo el país, que uno los puede organizar en dos espacios, dos tipos. Están los saqueos, que efectivamente son una de las formas que toma allí la rebelión y están las luchas de asalariados que en continuidad con lo que había sido la lucha callejera en la huelga general se vuelven a expresar, sobre todo en la mañana del 19.

Entonces frente a éste desorden es que se declara el estado de sitio. ¿ cuándo empezó éste desorden? ¿empezó el 19? No. Empezó el 13. El 13 es la huelga general con luchas callejeras, con mucha movilización callejera, cortes de ruta, enfrentamientos -que no los hacen sólo las centrales sindicales, las hacen todos los que están movilizados. Esa es otra característica que tiene la huelga general con movilización: es el único tipo de hecho donde, cuando se convoca, se moviliza todas las fracciones del pueblo. El único momento, a lo largo de la década del ’90, fue en el 2001 con las jornadas piqueteras.

Esto que culmina el dia 20, fue todo un desarrollo que comienza el día 13 en la calle. Eso tiene implicancias importantes, hacer esta distinción entre 19 y 20 ó 13 al 20, y eso tiene que ver con el lugar que tiene en la argentina el movimiento obrero organizado sindicalmente.

Cuando uno analiza los momentos de lucha, nos encontramos con que ese movimiento organizado, nos guste o no nos guste, ese movimiento obrero tiene un lugar importante.

Y entonces, a mi me parece que vale la pena atender , cuando se está pensando en el movimiento obrero, a un fenómeno que se está dando, muy incipiente, que, tanto algunos dirigentes de la CGT como dirigentes de la CTA, empiezan a plantear esto de que el movimiento obrero no tiene que ser “columna vertebral” si no “cabeza”, con una concepción burguesa, esto no lo pone en discusión nadie. Ahora, que ha pasado cada vez que el movimiento obrero con concepción burguesa empezó a querer ser el que conduce? Y yo creo que eso es una línea que uno puede seguir desde mediados de la década del treinta ¿que pasó? Perdió siempre. Y cuando pudo ganar algo, como fue en el 62, rápidamente fue borrado por un gobierno militar. Pero es una historia que está en el movimiento obrero.

Entonces, simplemente, como investigador y como militante creo que es un hecho que hay que prestarle atención. No se puede hacer ningún análisis sobre un hecho que tiene que ver con el campo de las relaciones políticas si no se lo pone en relación con el movimiento orgánico de la estructura económica de la sociedad.”
--> Leer más...

¿Robin Hood Vs. miles de Breivik`s con bombas, fusiles automaticos, la OTAN y Wall Street ?

http://www.adbusters.org/files/imagecache/splash_image/magazine/splash_image/adbusters_oct29_robinhood_s2.jpg

Los situacionistas de ADBUSTERS llaman a marchar en todo el mundo y a ocupar Cannes
el jueves 3 y Viernes 4 durante la reunión del G 20.

En esos días Barak Osama se reunira con Cristina Fernadez a pedido de la comisión trilateral, para entre otros asuntos, "redondear" la estrategia de "Derechos humanos " para Iran.
Puesto que Argentina se ha convertido en un buen modelo a seguir, cuando se trata de salvar capitalismos y dirigencias politicas burguesas en crisis terminal. Todo esto incluso apropiándose de un "gran prestigio" en la supuesta defensa "aérea" e "irregular" de los derechos humanos de los pozos petrolíferos, ¿era así?. Bueno como sea, la verdad algunas veces me confunden los muertos sin importancia financiera....
Por el momento Amado Boudu no se ha pronunciado acerca de
la tasa Robin Hood, ¡ que raro ellos siempre tan PRO-gres!
¿Recibirán a una comisión de indignados? Aparentemente el canciller Timerman enviaría algún tweet, todo esto extraoficialmente, claro.
Hey G 20, aquí viene #ROBINHOOD
Adbusters Informe Táctico # 16

En el momento más álgido de la revuelta de 1968 en Estados Unidos, los manifestantes anunciaron "el inicio de una nueva época". A esta bravuconada, Zbigniew Brzezinski, el asesor de seguridad nacional del presidente de los Estados Unidos, respondió que las protestas no eran más que "estertores históricamente irrelevantes".
Y de hecho la primera revolución global en el mundo jamás había visto de repente se apagó. Al día de hoy nadie sabe a ciencia cierta por qué.

(Parece que los muchachos no estudiaron la historia latinoamericana...)___REPRESIÓN Y DOCTRINA DE LA SEGURIDAD NACIONAL__que ahora pretenden sea "Seguridad Global"

Por el momento, # OCCUPY tiene la magia de aquellos tiempos y la atención del mundo, y todo parece posible.
Pudimos ver un suave cambio de régimen en Estados Unidos y un resurgimiento de la izquierda política en todo el mundo.

____Ellos miran el mundo desde Wall Street ___de la crisis petrolera... ¿? ¿?

Al acercarse el invierno, muchos ocupantes seguirán acampando y trabajando a largo plazo, otros se irán a casa hasta la primavera y canalizarán sus energías en múltiples proyectos.
Muchas de las grandes ideas para el renacimiento y el cambio en el mundo, que han estado circulando por la izquierda en los últimos 20 años son recogidas de este"ambiente"

Desde la revocación de la forma de persona jurídica "corporación" a la NO comercialización de los bienes culturales comunes, desde separar el dinero de la política, al nacimiento de un partido del Costo Real en los Estados Unidos ... todas forman parte de un proyecto que ya tiene los pies en el terreno de las transformaciones y que lleva un largo camino recorrido

De vez en cuando vamos a tener explosiones en todo el mundo, como la Marcha Mundial contra la guerra de Iraq de hace ocho año

La próxima explosión puede ser este próximo sábado, cuando # ROBINHOOD golpee el G-20.

Imagínate unos cuantos millones de personas levantándose y enviando un mensaje a los líderes del G-20 reunidos los días 3 y 4 de noviembre en Francia: diciendo : este debate entre austeridad y estímulo no tiene ningún sentido y no significa absolutamente nada... Es obvio que no tienen ni la más mínima idea de cómo sacarnos de esta situación económica que nos ha impuesto. Así que nosotros les decimos lo que queremos que hagan: Por lo tanto ahora estamos diciendo lo que queremos: una transformación radical del capitalismo de casino ... queremos que establezcan la Tasa #RobinHood, un impuesto del 1% aplicable a todas las transacciones financieras y al comercio de divisas. "

Marchas #ROBINHOOD Ya se han anunciado en más de una docena de ciudades. Llevalo a la asamblea de la que participas y luego crea algunos anuncios fáciles de captar por la gente y marchemos juntos...Podemos aprovechar su reunión del G-20!

Este podría ser el primer levantamiento global contra el sistema financiero ... y el primer fruto parido por el movimiento global.

Los salvajes.
Cuartel General de los Agitadores Culturales

Hay acciones # ROBINHOOD previstas actualmente en San Antonio , Las Vegas , Montreal , Durango , Calgary , Washington DC , Santa Fe , Denver , Liverpool , Edimburgo , Glasgow , Sidney , Amarillo , Edmonton , Salt Lake City , Berlín y más ...


PD: El martes, los manifestantes no violentos en # OCCUPYOAKLAND fueron asaltado con gases lacrimógenos, balas de goma y granadas de flash. inquietantes imágenes de la violencia policial está surgiendo. Ese mismo día, #OCCUPYATLANTA fue embargada y arrestaron a más de 50 manifestantes. La contrarrevolución del dinero ha comenzado, pero nuestro compromiso con la no violencia triunfará.
______


La defensa de Breivik pide una reducción de su pena por "colaborar con la Justicia"
http://actualidad.rt.com/images/publications/30/slide_issue_29590.jpg
Con cinturón de Seguridad
Si usted sabe leer entre lineas comprenderá que los argumentos de la defensa del psicópata Noruego demuestran que en realidad no es ningún "loco suelto", sino que es una agente Israelí, con respaldo y muy buenos "contactos". Entre otros, el argumento central es: que él es demasiado buen Fascista Islamofóbico para pertenecer a partido Neo Nazi Noruego ...
La defensa del Anders Behring Breivik, el autor confeso del doble atentado del pasado mes de julio en Noruega que se cobró la vida de 77 personas, pedirá en el juicio que se reduzca la pena a su cliente. Léalo aquí

--> Leer más...

Archivo por temas

A Proxi Mada Mente (62) Afganistán (1) África (1) Agrotóxicos y transgénicos (45) Antropologia (11) Apuntes (46) Arte contemporáneo (4) Aviones de Guerra (7) Black Power (1) Bolivia (5) Brasil (1) Campesinos (14) Canadá (1) Cerdos y pescados (20) Chile (18) China (1) Ciencia (20) CINE (36) Collage (18) Colombia (13) Crítica Social (53) Cuba (21) Cultura Blog (6) Debates (40) Declaraciones y comunicados (51) Deportivas (4) Derechos Humanos (90) Económicas (39) Ecuador (2) Escuchar este blog (1) Europa (24) Euskal Herria (3) Filosofía (22) Fotos Periodísticas (14) Fu Turismo (45) Grecia (1) Guattari (2) Haití (4) Historia Política (119) Historietas y Cómics (5) Honduras (1) Humor (12) Imperialismo y Guerra Permanente (203) Indignados (16) Internet (27) Investigaciones Periodisticas (17) Iran (10) Israel (7) Japón radioactivo (4) Juegos de Pc (1) Karl Korsch (1) Kurdistan (1) Latinoamérica (58) Líbano (2) Libia (39) Libros (24) Literatura (16) Literatura Fantastica (3) Mates en la paz (3) México (6) Mirá lo que te digo (34) Mitos y fabulas (5) Mujeres (5) Música como bandera (62) Nicaragua (10) Noticias de Ayer (25) Pachamama (8) Paleontólogia-Genética-Evolución (5) Palestina (12) Paraguay (2) Peronismo (47) Perros (4) Perú (4) Pierre Lévy (1) Poesia (30) Politica (149) Presentaciones (2) Pueblos Originarios (29) Radio (18) Revista (9) Sindicales (18) Siria (34) Soledad Rosas (1) Solidaridad (7) Teoría Política (96) Terrorismo estatal a cielo abierto (58) Tv (17) Venezuela (65) Videos de Internet (6) Viejas costumbres (55) Vietnam (4) Yanquilandia (36) Zapata Vive (3)

La guerra psicologica permanente

Las características de la guerra actual, por el control de los mercados y de los recursos naturales no renovables del planeta que implica en todos los casos, el reordenamiento económico, político, social y cultural de grandes regiones del mundo mediante la absoluta supremacía tecnológica, es definida como "guerra de cuarta generación". Sin embargo y a pesar de los eufemismos, la guerra aún consiste en imponer la voluntad propia al adversario, por cualquier medio. El secreto fundamental de la guerra es el secreto, dice el clásico manual militar de operaciones, ¿entonces como operar en un universo en el que todos estamos siendo observados? En escenario en el que las corporaciones están en guerra contra cualquier forma de disidencia que no pueda ser usada en su beneficio, por vía directa o indirecta. En el que el control de los aparatos militares, de gobierno, de legislación y de justicia, responden directamente al control de estas corporaciones . Y en el que cualquiera por banalidad o indiscreción, es capaz de grabar o tomar imágenes o vídeo, de cualquier persona o acontecimiento. Mientras que tres o cuatro compañías controlan todo el tráfico informativo, nuestras preferencias y nuestras conductas son tipificadas y analizadas. Somos espiados todo el tiempo. En un mundo virtual en donde renunciamos a nuestra privacidad casi voluntariamente, alentados por las practicas socialmente instituidas. Por tanto la resistencia necesariamente debe ser global. La guerra actual es sobretodo tecnológica, de control, propaganda y desinformación masiva, es una Guerra Irregular, Asimétrica. Ésta es operada sobre nuestra voluntad mediante la propaganda sistemática y masiva, y repite como siempre lo ha hecho la propaganda de guerra, "tu eres débil", "tu no tienes posibilidades de ganar, ni siquiera tu propia salvación", "tú solo puedes claudicar antes o después", RÍNDETE .

"...En ésta clase de guerra, (<< psicológica permanente, irregular, asimétrica, de cuarta generación >>), no puedes -no debes- medir el éxito del esfuerzo a través del número de puentes destruidos, edificios tumbados, vehículos quemados, o bajo cualquier otro estándar que ha sido utilizado en la guerra regular tradicional. La tarea es destruir la eficacia y la efectividad de los esfuerzos del adversario y su capacidad de utilizar a la población para sus propios fines..."

Curtis E. Lemay

General Estadounidense

El problema del capitalismo serio es similar al de las hadas y los duendes, es decir: nadie ha conseguido pruebas de su existencia salvo en la mitología.